BQ falta a su promesa y deja los Aquaris E5 FHD, E6 y E10 sin Lollipop

A los problemas laborales de BQ se le unen ahora la falta de ayuda, según la empresa, por parte de algunos de sus socios como MediaTek. Esto ha hecho que algunos de sus dispositivos más vendidos como los BQ Aquaris E5 FHD, Aquaris E6 y Aquaris E10 se quedan finalmente sin actualizarse a una versión oficial y estable de Android 5.1 Lollipop.

Empezaremos por comentar lo que BQ ha explicado en su página web y es que la actualización a Android 5.1 Lollipop de los BQ Aquaris E5 FHD, Aquaris E6 y Aquaris E10 se ha visto entorpecida por parte de MediaTek. El problema es que la plataforma de procesadores que comparten estos dispositivos (MediaTek MT6592, octa-core a 2.0 Ghz) ya no tiene soporte por parte del fabricante y ha sido producido en muy baja cantidad. Esto ha pillado a BQ preparando la actualización a Lollipop para estos dispositivos y con errores a nivel de drivers que no pueden resolverse sin la ayuda de MediaTek.

BQ ha llegado a un punto en el que no puede resolver la incidencia y no puede seguir desarrollando el software. Como compensación, publicarán el código GPL del software para que los desarrolladores puedan aprovecharlo en sus ROMs no oficiales, que será la única forma de que estos dispositivos puedan actualizar a Lollipop. Por otra parte, los usuarios afectados recibirán un descuento de 50 euros en la compra de los nuevos Aquaris M5, M5.5 y M10 en cualquiera de sus configuraciones. Eso sí, hay que rellenar un formulario y sólo se puede reclamar esto antes del 30 de junio.

Bq Aquaris E5 FHD blanco y negro

¿Puede echarle BQ toda la culpa a MediaTek?

Hasta aquí, la versión oficial de BQ en la que apuntan a un único culpable, MediaTek y su falta de soporte para un chip en concreto. De hecho, con una frase muestran su malestar y afirman que los nuevos teléfonos de BQ llegarán a partir de ahora siempre con Snapdragon de Qualcomm, con los que dicen que no tendrán estos problemas.

Ahora bien, llega el momento de comentar un detalle y es que algunos como el BQ Aquaris FHD llevan disponibles en el mercado desde el verano de 2014. Unos meses después, en octubre, se lanzaba ese año Android 5.0 Lollipop. Quitando los 90 días de margen que se le conceden como mínimo a los fabricantes, es cerca de año y medio de desarrollo hasta que MediaTek ha decidido dejar de dar soporte a la plataforma de chips en cuestión.

Sin quitarle parte de su responsabilidad al fabricante de chips asiático, aquí el problema es que fue BQ la que prometió a los usuarios que en estos modelos tendrían Android Lollipop, y debería ser conscientes de que esa promesa hay que mantenerla. Al igual que ahora ponen a disposición de los desarrolladores alternativos el código con el que han trabajado, podrían también trabajar mano a mano con ellos para alcanzar un firmware con categoría oficial, aunque fuera con una ROM alternativa – ya tienen experiencia con Cyanogen por ejemplo -.

Al final, los únicos que se quedan con un palmo de narices son los usuarios que ven como siguen en una versión que les prometieron abandonar en algún momento. Esta polémica, además, se suma a los problemas de la marca en España en el entorno laboral, con nuevos rumores de despidos y, según algunos medios, la situación de supuesto ERE encubierto en sus oficinas. Os recomendamos, a modo de conclusión en este sentido, el reportaje en el que los compañeros de ADSLZone resumían ayer mismo toda la situación.

8 Comentarios