La frecuencia del procesador del nuevo iPad Pro de 9,7 pulgadas es inferior al del iPad Pro de 12,9 pulgadas

Apple

Ayer mismo Apple, más allá del iPhone SE, Apple presentaba en sociedad otra versión compacta de uno de sus dispositivos insignia. Nos referimos al iPad Pro de 9,7 pulgadas, una nueva tablet orientada al mercado profesional que, aparentemente, presentaría las mismas especificaciones que el modelo de mayor tamaño, el  iPad Pro de 12,9 pulgadas. Sin embargo, a la hora de analizar las características de su procesador se advierten algunas diferencias.

Mientras que el iPad Pro de 12,9 pulgadas, y la variante de 9,7 pulgadas de la tableta presentada ayer comparten el mismo conjunto de chips A9X de Apple bajo el capó, el modelo de mayor tamaño sigue siendo el dispositivo más rápido de la compañía. Esto se debe a que probablemente Apple haya decidido hacer “underclock” al procesador del nuevo iPad Pro de 9,7 pulgadas. Estos datos se extraen de una comparación que Apple incluye en los datos técnicos de ambos terminales, comparando el chip de cada iPad Pro, con el chipset A7 utilizado en el iPad Air.

Mismo procesador, diferentes prestaciones

datos procesador a9x

De acuerdo con la información proporcionada por Apple, el chipset A9X  presente en el iPad Pro de 12,9 pulgadas cuenta con una CPU 2,5 veces más rápida que el chip A7 del iPad Air, al igual que la gráfica sería hasta 5 veces superior. En el recientemente anunciado iPad Pro de 9,7 pulgadas, el chipset A9X alcanza una velocidad 2,4 veces más rápida que el A7, mientras que la potencia gráfica es 4,3 veces más veloz.

Puesto que ambos dispositivos tienen la misma CPU A9X bajo el capó, no debería existir ninguna diferencia al comparar el rendimiento con el modelo A7 de Apple, por lo que es posible que o bien el modelo superior presente un overclocking en el A9X o exista un underclocking en el chip de la versión de 9,7 pulgadas, quizá siendo esto último lo más lógico.

El objetivo de este “underclocking” presente en la nueva tablet de la marca, proceso que consiste en reducir la velocidad del procesador, tendría como objetivo más que evidente ayudar a maximizar la vida de la batería del nuevo dispositivo.

No obstante, se trata de una diferencia mínima, casi imperceptible para el usuario medio que debería contar con las dos tablets funcionando al mismo tiempo para percibir la diferencia entre ambos modelos.

También te puede interesar…

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > PhoneArena