El precio del iPhone es demasiado caro y hasta en Apple lo creen

Apple

Se suele decir que Apple es la única empresa capaz de vender teléfonos por encima de los 800 euros. Y lo cierto es que ayer demostró que, de momento, sigue siendo así. Pero estas cifras, que no son mentira, no dicen toda la verdadya que lo que no se destacaba tanto es que los beneficios récord de la compañía se han basado en unos iPhone con un precio más alto que los anteriores, ya que las unidades vendidas no han ascendido en el mismo sentido. Y hasta Tim Cook ha admitido, veladamente, que esto es un problema.

Aunque no se le puede negar que Apple sigue siendo una empresa de grandes cifras y récords, parece que estamos en un momento delicado para la compañía. El precio medio de los iPhone que tiene en el catálogo ha subido este año, afectando la demanda de los equipos que ha pasado del 20% al 11% en el último trimestre, según los últimos datos de Kantar. Pese a todo, es la compañía que más beneficios ha obtenido de la historia en un año ¿cómo es posible? Fácil, precios más altos mantienen los márgenes y los beneficios, algo que Tim Cook y su equipo quieren proteger por encima de todo para tener contentos a sus principales clientes… y no son los que llevan un iPhone en el bolsillo, sino los inversores de Wall Street.

Pero es una estrategia que no pueden mantener durante mucho tiempo, y tanto el CEO de Apple como sus colaboradores son conscientes de ello. En la posterior ronda de preguntas tras la presentación de resultados, Cook, como recogen en Bussines Insider, admitía que el iPhone está demasiado caro, sobre todo, en territorios claves – EE.UU. es otra historia -. Mientras mantienen esta política de subida de precios, el CEO de la compañía admitía que «están sufriendo condiciones muy extremas en algunas economías» citando China, Brasil Rusia, Japón, Canadá, sudeste-asiático, Australia, Turquía y la eurozona. Básicamente casi todos los países excepto EE.UU., donde las menores tasas de crecimiento de la economía están lastrando el consumo.

tim cook preocupado

Las palabras del CFO de la compañía, Luca Maestri, apoyaban las del CEO indicando «para responder a la situación de la caída de las divisas extranjeras hemos incrementado el precio de los productos en algunos mercados internacionales […] Es inevitable que con el tiempo, unos precios altos afecten al a demanda y estamos analizando esto para nuestra estrategia».

Es decir, Apple, al mismo tiempo que sube los precios de los iPhone admite que los usuarios a los que se los puede vender no tienen capacidad para comprarlos. Es un círculo vicioso que se está volviendo en contra de la compañía porque no puede subir indefinidamente el precio de sus terminales ante la competencia de Android, que sólo ha caído en la demanda de terminales con su software del 13% al 11%.

El «no competimos en precio» ya no vale

Es conocido el mantra de Apple de «nosotros no competimos en precio porque nuestros productos son superiores». Pero lo cierto es que muchos fabricantes lanzan productos que, sobre el papel, nada tienen que envidiar al teléfono de Apple. Grandes corporaciones como LG, Samsung o Huawei, además, tienen un negocio diversificado mientras que Apple depende al 70% del iPhone. Si este producto no funciona, de momento, no tienen nada que pueda tirar de los beneficios al mismo ritmo, por mucho que quieran subir el precio para proteger sus márgenes.

Hemos visto muchos cambios en lo que es el ADN de Apple en los últimos años y, quizás, en 2016 veamos el más importante y es un iPhone barato – llámese iPhone 6c o iPhone 5se -. Momento en el que admitirán, una vez más, que la fórmula de su flagship está agotada.

También te puede interesar…

 

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)