Huawei planea usar pantallas curvas al puro estilo Edge, y no es el único

Escrito por Javier Tardío Morales
Android

El mundo de la telefonía sigue buscando detalles y características para seguir innovando, buscando cada fabricante ese punto que les diferencie del resto. Poniendo el foco en el mundo de las pantallas todos buscaban la mejor resolución en un apartado donde las dimensiones crecían cada semestre, hasta llegar al punto de estar acostumbrados a los terminales que sobrepasan sin ningún tipo de pudor las 5 pulgadas de pantalla.

Samsung dio un golpe encima de la mesa con su Samsung Note Edge que contaba con la particularidad de tener un borde curvo. Al principio surgieron dudas sobre su funcionalidad, pero a partir del Samsung Galaxy 6 Edge el fabricante coreano demostró que su apuesta iba totalmente en serio, dándole a sus terminales esa personalidad e innovación que parecían haber perdido los anteriores Galaxy.

Huawei interesada en las pantallas Edge

Por su parte, Huawei parece haber reaccionado a tiempo y ha mostrado interés en hacerse con estas pantallas de tecnología AMOLED curvadas en ambos lados para algún próximo lanzamiento. Los rumores apuntan lógicamente a que se trataría de un dispositivo de alta gama que contaría con esta pantalla de resolución 2K similar a la del Samsung Galaxy S6 Edge y con ese toque innovador al que nos tiene acostumbrados Huawei, como pudimos ver hace poco con su nuevo Huawei Mate S y su tecnología Force Touch. En cuanto a fechas no hay nada claro, pero parece que será en el próximo año cuando veamos el primer terminal Huawei con pantalla curvada, quizás en el Mobile World Congress de Barcelona.

mates

Otro fabricante que se ha interesado por esta tecnología es Xiaomi, que sigue con su idea de seguir creciendo e ir consiguiendo cada vez más peso en el mercado. En este caso parece que la idea está un poco más avanzada y nos encontramos ya con un supuesto nombre, el Xiaomi Mi Edge. El tamaño de la pantalla sería de 5,2 pulgadas con resolución 2K y estaría acompañada de un procesador Qualcomm Snapdragon 808 y 3 o 4 GB de RAM, dependiendo la versión. Su trasera estará a la altura ya que sus marcos estarán fabricado en aluminio, recordándonos inevitablemente al Samsung Galaxy S6 Edge.

¿Se unirán más fabricantes a la moda del cristal curvado? De momento parece que a Samsung le ha funcionado, habrá que esperar unos meses para ver si las pantallas curvas han venido para quedarse o si por otro lado, solo se tratará de una moda pasajera.

Quizás te pueda interesar:

Fuente > SamMobile