Unboxing del nuevo Huawei Mate S y primera toma de contacto

Huawei

Hoy se ha presentado, tras varias semanas de rumores incesantes, el nuevo Huawei Mate S, un dispositivo que, sin duda alguna, es de lo mejor que podemos disfrutar durante este año. Tras el evento, hemos tenido acceso a uno de los terminales para poder mostrar cómo es su unboxing y cómo se comporta el terminal una vez encendido por primera vez.

El Huawei Mate S es un terminal premium, no existe incertidumbre alguna dentro de esta frase, y la compañía ha querido demostrarlo incluso antes de que veamos el propio terminal. ¿Por qué decimos esto? Básicamente porque la caja de este smartphone es sobria, elegante y con un color negro que aporta esa “seriedad” que una persona interesada por los mejores teléfonos busca, aportando también sencillez.

En el vídeo, como veis, una vez abierto se puede comprobar que el terminal es, en resumidas cuentas, bonito y con una terminación realmente buena –más incluso de lo que parece en los renders y las fotografías presentadas por la propia compañía-. Tiene un aspecto inmejorable tanto en la parte delantera como en la trasera, donde podemos destacar algunos elementos como la ligera curvatura que ayuda a que el terminal se agarre mucho más de lo habitual cuando se trata de un dispositivo fabricado en metal. El tacto, además, es bastante suave, acorde con los materiales utilizados.

En la parte de abajo, al levantar la tapa donde se encuentra el smartphone, encontramos los demás elementos que lo acompañan: su respectivo cargador con cable, el pin para sacar las tarjetas SIM y los auriculares, también fabricados en metal y que conjuntan a la perfección con el Huawei Mate S al igual que ocurría con la “versión” anterior, el Huawei P8. El cargador, claro está, será compatible con la carga rápida recientemente presentada por Huawei, que es capaz de cargar en apenas media hora prácticamente la mitad de la batería, consiguiendo así aumentar la autonomía en cualquier momento de una forma muy sencilla.

Tras realizar este unboxing, como también podréis observar, pudimos encender el dispositivo y tener una primera toma de contacto. Tras una breve carga de las opciones disponibles y de los widgets de la pantalla principal, se comprueba que el Huawei Mate S lleva consigo Android 5.1.1 y es totalmente fluido y personalizable. Además, como se ve, la cámara cuenta con una gran cantidad de opciones que os traeremos en un nuevo vídeo, donde podréis ver todas las posibilidades.

Escrito por José López