Samsung publica el test de caída oficial del Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)
Samsung

Si la polémica llegaba con los test de torsión de los nuevos Samsung Galaxy S6 y Galaxy S6 Edge, la compañía coreana no ha querido detenerse ahí y ahora, esta vez sin tener que hacerlo por las críticas recibidas – sino todo lo contrario esta vez -, también ha probado la resistencia de los terminales que lanzará este mismo viernes ante caídas y golpes con el siempre duro suelo para unos dispositivos en los que el cristal es su principal material.

Si bien en el Samsung Galaxy S6 es importante esta prueba, lo es más en el caso del S6 Edge que si se cae puede dar con toda su pantalla curvada con el frío cemento, en el peor de los casos. Es por ello que después de los análisis y las diferentes pruebas, las que algunos “valientes” hacen destrozando unos flamantes terminales para ver lo que aguantan en caída libre son de las más interesantes.

Los fabricantes realizan este tipo de pruebas en sus laboratorios durante los procesos de creación de sus nuevos dispositivos pero raramente publican estas pruebas, y menos cuando como en el caso de los terminales de Samsung, las “no oficiales” se han saldado con buenas notas y no necesitan de una respuesta “oficial”, como pasó con la renovada polémica del “bendgate” pero en el bando Samsung.

Podemos ver en el vídeo de la compañía como los nuevos terminales son sometidos a una caída de, aproximadamente, 1,5 metros, lo que podría ser desde una mesa algo alta y por encima de un bolsillo, en la que ambos terminales dan en el suelo con su carcasa trasera. En los dos casos, el Gorilla Glass 4 ni se inmuta pero realmente, la prueba que todos queremos ver es la de la pantalla, sobre todo en el caso de la Edge. El vídeo, que apenas dura 2 minutos, nos muestra también la misma caída pero con el frontal por delante, otra prueba que los dos dispositivos superan sin problemas.

Sin embargo, y quizás para curarse en salud, al final la compañía indica que la estructura de aluminio de los teléfonos es la que permite absorber la mayoría de los golpes y que, aproximadamente, tienen la dureza de los cristales de los parabrisas de los coches. Es evidente que si queremos romperlas no tendremos problemas pero, según Samsung, están preparadas para resistir las acometidas del día a día en condiciones normales.

¿Creéis que esta prueba muestra como estos terminales son tan “duros” como parecen? ¿Tanto cristal podría ser un problema al final? Dejadnos vuestra opinión en los comentarios.

Fuente: Samsung Tomorrow