Microsoft deja de vender el Lumia 1520 y Windows Phone se queda sin su único phablet

Desde que Microsoft compró la división de dispositivos móviles de Nokia, no ha quedado muy claro cuál es su estrategia en este terreno, sobre todo con su sistema operativo, al que tiene abandonado de lanzar smartphones de esos que podríamos considerar como ‘topes de gama’. El último casi podríamos datarlo de finales de noviembre de 2013 y su nombre es Lumia 1520.

Un ‘phablet’ con Windows

Fue en ese mes cuando llegó a las tiendas uno de los mejores dispositivos que hemos visto en el panorama móvil en los últimos tiempos: por un lado por su diseño, por otro por sus 6 pulgadas de pantalla (al estilo del Xperia Z Ultra de ese mismo año) 1.080p y, finalmente, por el potente procesador Snapdragon 800 quad-core a 2,2 GHz que montaba, y que en aquellos tiempos era el preferido de las grandes marcas que lanzaban sus terminales en Android. Como por ejemplo, el Galaxy Note 3, el Nexus 5, etc.

Pues bien, aunque todavía le podría quedar cuerda para rato, incluso para aguantar una actualización a Windows 10 cuando salga este año y seguir entre los mejores, en Microsoft han preferido retirarlo del mercado y dejar, a los que gustan de ir siempre con los modelos más caros en el bolsillo, sin un ‘flagship‘ de referencia en el segmento Windows Phone.

Terminal Nokia Lumia 1520

Así va a ocurrir de manera inmediata por lo que en el horizonte de los smarpthones con el OS de Microsoft solo quedará como única referencia entre los móviles más caros el futuro 640 XL, al que todavía le queda un poquito de tiempo para llegar a las tiendas y que, eso sí, ya tendrá el logotipo de los de Redmond en su hardware exterior (este Lumia 1520 todavía es una criatura de Nokia).

Un hardware muy competente

El Lumia 1520 no es un dispositivo que se haya quedado obsoleto a pesar del año y medio transcurrido desde su lanzamiento ya que, a todo lo que antes os contábamos, hay que añadirle una de las mejores cámaras del mercado, con óptica Carl-Zeiss, 20MP de resolución, grabación de vídeo 4K y estabilizador óptico de imagen, 2GB de memoria RAM y 16/32 de almacenamiento interno más una batería de 3.400 mAh.

Desde luego, es justo en estos momentos cuando se convierte en una oportunidad adquirir terminales como este, que podrán ser actualizados a Windows 10 y que cuentan con un hardware más que eficaz para mantenerse ágil durante un tiempo. No en vano es, ahora mismo, uno de los modelos más complicados de encontrar tanto en el mercado de primera como en el de segunda mano.

Eso sí, ¿qué le costará a Microsoft dejarlo en el mercado un tiempo más? ¿Lo habéis probado vosotros? ¿Qué os parece? Contadnos.

Fuente: Windows Central

8 Comentarios