¿Pueden volver a existir móviles con “formas” diferentes?

Android

Hace unos años, cuando los teléfonos todavía no eran “inteligentes” el catálogo que había de terminales estaba lleno de variantes y los fabricantes parecían rebosar de creatividad, o inconsciencia en ocasiones, al plantear los más retorcidos diseños para sus dispositivos. Sin embargo, del 2007 a esta parte, con sus diferencias está claro, el “factor forma” de los smartphones es siempre el mismo ¿por que ya no se exploran otros diseños?

La respuesta la ha dado LG, en una entrevista de Ken Hong, Director de Comunicación Corporativa de la compañía, y es un rotundo no, y será algo que sea así durante mucho tiempo. Ha admitido que incluso sus LG G Flex 2 son una rara avis de la que no se pueden fabricar demasiadas unidades y es que, pese a lo que podemos pensar, no son los diseñadores los que marcan la pauta del estilo, sino los proveedores de componentes.

apertura moviles ahora

Esto hace que, a diferencia de en la primera parte de la década de los 2.000, donde parece que hubo una explosión de teléfonos “raros”, como los que podéis ver en la foto de cabecera y que incluyen el Nokia 7600 y el Nokia 7380 (L´Amour), el Sony Ericsson Xperia Pureness o el Alcatel Glam, entre una lista larga de terminales en la que tampoco se nos puede olvidar la Ngage del fabricante finlandés, las pantallas y las formas de los smartphones actuales no van a sufrir cambios realmente drásticos o interesantes en los próximos años.

“No creo que podamos cambiar el estilo de los dispositivos por el momento” afirma Hong que continúa “el diseño de los teléfonos está restringido a la tecnología de los proveedores de componentes, por lo que sólo podemos hacer lo que ellos pueden aportar, e incluso no han puesto mucho empeño en el G Flex 2″.

¿No hay esperanza en el futuro próximo?

Hablando de las muchas innovaciones que se suelen ver en ferias como el próximo MWC 2015, que incluyen pantallas enrollables o transparentes, Hong afirma que ninguna de estas cosas tan espectaculares son elementos viables, comercialmente, a día de hoy, y no lo serán en el futuro tampoco. “No creo que en 2015 vayamos a encontrar terminales que tengan una innovación importante, más allá de los colores o las líneas de diseño de cada fabricante. En dos o tres años a partir de ahora, es probable, quizás, que lleguemos a ver un terminal que se doble bastante, pero nada más”.

Es por ello que, a pesar de que se sigan haciendo más y más delgados y las pantallas aumenten más y más su calidad, parece que nos queda aún mucho tiempo por delante sin esperar alguna de las “sorpresas” a las que nos tenían acostumbrados los fabricantes hace años… que por otra parte, y ahí hay que darle la razón al directivo de LG, nunca tuvieron un éxito demasiado notable.

Fuente: Trusted Reviews

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)