Abrirse a las apps de Android ¿es la solución de Windows Phone?

A nadie se le escapa que el principal reto que tiene Microsoft por delante con Windows Phone ya no es la experiencia de usuario o la competitividad de sus terminales, su problema, y no es pequeño, es el poco interés que manifiestan los desarrolladores por crear contenido para su plataforma en la que hasta las aplicaciones más importantes tardan en llegar.

Poco a poco se cierra la brecha, pero mientras Google Play y Android crecen sin parar y acaparan la atención de los desarrolladores, por mercado y beneficios respectivamente, Windows Phone no parece un lugar donde realizar un esfuerzo rentable. Es cierto, la mayoría de las principales han llegado ya pero no se puede negar que hasta estas tienen un trato desigual. Ejemplos son los de WhatsApp, que ha tardado meses en recibir características ya presentes en otros sistemas o Spotify, servicio en el que los usuarios de terminales Lumia y similares tuvieron que esperar casi un año para recibir las posibilidades que da ahora su versión gratuita.

ortana_español_windowsphone

Según Jo Foley de ZDNET, algo que también ha mencionado hoy uno de los responsables de The Verge, lo que ha hecho aumentar el peso del rumor, Microsoft se debate entre dos posibilidades. La primera es seguir apostando por seguir atrayendo desarrolladores gracias al Microsoft Developers Experience, abriéndose a estudiantes, startups y casi cualquiera que esté interesado en crear una aplicación, algo que en nuestro país incluso ha subvencionado y ha permitido la aparición de algunas aplicaciones como las de periódicos deportivos.

Abrirse a Android no le funcionó a Blackberry ¿puede ser diferente en Microsoft?

Ahora bien, la otra posibilidad que es la que se apunta desde el ámbito de la rumorología es que el año que viene se dará soporte en Windows 10 a las aplicaciones de Android, además de que esta nueva iteración tendría un enfoque universal, lo que permitiría a los desarrolladores crear una aplicación que correría tanto en smartphones como en ordenadores.

Windows-10-updates-WIndows-Phone-8-all-Lumias-01

Este movimiento de hacerse compatible con el sistema rival ya tiene precedentes en Blackberry, que impotente para hacer frente con su Blackberry OS se aliaba con Amazon y permite instalar algunas aplicaciones Android en sus terminales. Ni que decir tiene que no ha sido una solución para la marca canadiense y habría que ver de qué forma lo sería para Microsoft. No hay que olvidarse de que ha existido una serie Nokia X, con su propio fork de Android y aplicaciones que utilizaban los servicios de los de Redmond sobre Android.

Un millón de apps de diferencia tienen la culpa

Las cifras de venta, como vimos hace poco, no han acompañado este año a la plataforma que se ha estancado en una tercera posición, aunque a años luz de las dos primeras y con apenas un 6% del mercado. Aproximadamente, la Windows Phone Store cuenta con medio millón de apps, frente a los 1,3 millones que tienen Google Play y App Store. El próximo 2015 puede ser el principio del resurgimiento o del fin, hay tantas posibilidades de lo uno como de lo otro pero, y esto ya os lo preguntamos, ¿dejar las puertas abiertas a las aplicaciones de otras plataformas sería la solución? ¿puede repetirse el caso de Blackberry? Dejadnos vuestra opinión en los comentarios.

11 Comentarios