¿Qué hace Apple cuando se rompe un iPad antiguo?

¿Qué hace Apple cuando se rompe un iPad antiguo?

Jose Luiss

Tenéis un iPad (1, 2, 3 ó 4) en casa. Ese que utiliza todo el mundo, desde los padres a los niños, pero un día se cae al suelo y se rompe. No es mucho, pero lo suficiente como para que no queramos que los más pequeños acaben poniendo los dedos donde no deben cuando hay cristales de por medio. ¿Qué hacemos? Pues lo mejor es ir a Apple, ¿o no?

Ese es el comienzo de una historia que seguramente os ha ocurrido a algunos de vosotros o, en su defecto, se la habéis escuchado a alguien cercano. En condiciones normales no tendría por qué haber inconvenientes para un entendimiento: el cliente quiere una reparación que está dispuesto a pagar y no debería haber ningún problema pero… sí lo hay, y bastante insalvable: Apple.

Resulta que por esos vericuetos que permiten los ‘términos de uso’ y esas cosas, los de Cupertino han sacado del programa de sustitución de componentes a un buen número de dispositivos que, ¡oh sorpresa!, coincide con los más antiguos. En el caso de esos iPhone o iPad no es posible hacer ninguna reparación y solo acceden a darte uno ‘nuevo’ pagando un precio completo.

ipad_4_roto_soporte_apple_1

Esto, para el sufrido usuario que llega con el tablet roto por la esquina (y 100% funcional) significa pagar una cantidad de dinero que Apple, en el caso del iPad 4 de 2012 y para un modelo de 16GB WiFi, estipula de 289€. La excusa (dada por la empleada) es que «no tienen componentes sueltos de esos modelos y se hace el cambio completo».

Lo que te ofrecen es lo siguiente: por 289€ Apple te da un tablet idéntico al que llevas roto que, por supuesto, tienes que dejar en la tienda e irte tan contento. En ese momento hay quien duda y está por decir que quiere hacerlo… pero si lo piensa un poco, rápidamente se dará cuenta de que Apple le está ‘tomando el pelo’ con absoluta alevosía.

Seamos claros: 289€ es, en sí mismo, un precio de venta al público, no uno de reparación, máxime cuando todo un iPad Air de 2013 cuesta, en la misma tienda, 100€ más. Por lo que ese iPad 4 simplemente nos lo deberían vender, sin recoger siquiera el estropeado. Y es que, ¿qué precio puede tener el tablet que dejamos en la tienda y que sigue funcionando? ¿Eso no lo tasa nadie? Sumando las cantidades del iPad 4 que nos llevamos y el que dejamos, seguramente nos daría para conseguir un iPad Air 2 sin problemas.

Pero mirad, vamos a imaginar que os queréis gastar 289€ llegados a este punto. Vamos a pensar qué es lo que podríamos hacer con ese dinero y vuestro iPad roto:

  • Por 100€ más os compráis un iPad Air de 2013 (16GB y Wifi) y, además, os lleváis a casa el iPad 4 con la esquina rota al que le ponéis una funda que cubra el marco y listo. Ya tenéis dos iPad en casa
  • Por 289€ os podéis comprar en eBay un iPad 4 con más capacidad e incluso 4G. Eso sí, de segunda mano, aunque los hay precintados por un poquito más y seguís teniendo el iPad con la esquina rota. Seguiríais teniendo dos iPad en casa

¿Sabéis cuál es el denominador común de todas estas soluciones? Que Apple no interviene en ninguna de ellas cuando es el fabricante y responsable último de que sus clientes tengan la mejor solución a los problemas que puedan surgirles. Pero con estrategias como esta nos queda el ‘regusto amargo’ de que en realidad, lo que quieren, es empujarnos con una sonrisa en la boca a que compremos un modelo más moderno y nos olvidemos del viejo. ¿No os parece?

24 Comentarios