El no usar zafiro en el iPhone 6, ¿motivo de la suspensión de pagos de GT Advanded?

Apple

Desde hace muchos meses que os venimos contando que Apple quería apostar fuerte por las pantallas de zafiro, un material que deberían haber empezado a llevar los iPhone 6 este año pero que, sorprendentemente, al final han hecho ‘mutis por el ofro’. Ahora, GT Advanced, la compañía agraciada con el favor de los de Cupertino se acoge a un proceso de bancarrota.

Esto en EE.UU., a diferencia de la idea negativa que tenemos en España que casi siempre termina con la finalización de la actividad, no significa el cierre completo y el final de su negocio sino precisamente lo contrario: que todos los planes de futuro los podrán mantener sin el agobio de morir ahogados por las obligaciones de pagar la deuda. La pregunta es sencilla: ¿qué ha pasado?

Resulta sorprendente que una compañía que cuenta con el respaldo de Apple, y que consiguió con sus muchos millones modernizar algunas de sus plantas en EE.UU., de repente pida el proceso de bancarrota. Es cierto que cuando estas noticias surgieron, llegaban informaciones de que las pantallas de los siguientes iPhone, los 6 y 6 Plus, llevarían este material que, por lo visto, es más resistente.

Pero no todo el monte es orégano y esas supuestas ventajas, cuando había que echar cuentas, no eran tan evidentes. Poner zafiro a las pantallas de los nuevos smartphones suponía tener que meter más energía para iluminar los paneles y no estaba muy claro que fueran los suficientemente flexibles como para aguantar que los dispositivos se doblasen sin romperse a las primeras de cambio.

apple-cristal-zafiro-01

Si a eso le unimos que su producción en masa tal vez no fuera todo lo económica que necesitaba Apple para que le cuadraran las cuentas, pues ahí tenemos el origen de los problemas económicos que han podido azotar a los de GT Advanced, que pensaron haber tocado el cielo, se prepararon para hacerlo y cuando llegó el momento, Apple, que ejercía de red de seguridad con sus encargos valorados en millones de dólares, se retiró sin dar más explicaciones.

En ese momento, seguramente, que el suelo desapareció bajo los pies de GT Advanced y todos los planes que tenían se fueron, literalmente, al garete. Apple ya no necesitaría millones de planchas para fabricar pantallas de zafiro y ponerlas en sus iPhone… pero ¿y el iPad o el Watch? El primero está por ver que lo lleve y el segundo sí, está confirmado, pero lo mismo el esfuerzo económico que hicieron es mayor que la recompensa que obtendrían.

A día de hoy, el zafiro es un pequeño componente que Apple monta en las lentes de las cámaras de sus dispositivos y en los Touch ID de los iPhone 5s, 6 y 6 Plus, además del nuevo iPad que parece que también lo tendrá. Obviamente, como suele decirse, ‘para ese viaje no hacen falta alforjas’, y si en GT Advanced se prepararon para jugar en Primera División al despertar han visto que siguen una categoría más abajo y, lo peor de todo, no parece que Apple vaya a rescatarles. ¿O sí?

De todas formas, GT Advanced Tech seguirá con sus operaciones, estructurando su deuda lo que le permitirá no cerrar las puertas del negocio. Y cuando esto ocurra y se recuperen, lo mismo Apple regresa a pedir todas esas pantallas de zafiro que necesita para sus futuros productos.

Escrito por José Luis