Red Karaoke, canta y graba canciones con tu terminal Android

Análisis Aplicaciones

Los amantes de los karaokes no siempre tienen tiempo de ir a los locales en los que pueden dar rienda suelta a su afición. Pues bien, si este es tu caso, tienes la opción de cantar y grabarte con tu terminal Android mientras lees la letra de las canciones con un desarrollo llamado Red Karaoke.

Esta es una creación que ofrece mucho más de lo que se puede penar en un primer momento, ya que no se limita a poder grabar lo que se canta (que también), sino que tiene opciones adicióneles que la convierten en una herramienta de lo más completa para los usuarios. Por cierto, es importante indicar que en la tienda de aplicaciones Samsung Apps es posible conseguir ahora una oferta al utilizar Red Karaoke, ya que se puede crear una cuenta VIP gratuita con validez hasta el 9 de julio.

Interfaz Red Karaoke

Evidentemente el cantar y grabar es lo principal que se puede hacer con este título, pero también permite utilizar la cámara frontal o trasera del terminal que se está usando, por lo que en realidad son videoclips lo que se generan, lo que le da un “plus” a la hora de obtener un resultado atractivo y llamativo. Evidentemente, la forma de utilizar este software es la habitual de un karaoke, ya que en pantalla va apareciendo la letra que se debe cantar a la vez que va sonando el acompañamiento correspondiente a la canción elegida (por cierto, que las opciones gratuitas no son especialmente numerosas, algo que no ocurre si se tiene una cuenta VIP).

Contenidos Red Karaoke

En cuanto a la interfaz y el uso, hay que decir que en menos de cinco minutos conseguimos conocer por completo lo que se debe hacer en todos los apartados de Red Karaoke, ya que como es habitual en los dispositivos Android la pantalla táctil es la que permite realizar cualquier acción. En cuanto al localizar los diferentes apartados, hay que decir que todo está muy bien estructurado, pero no estaría de más disponer de un menú lateral para ir a cada lugar de la creación, ya que de esta forma sería más rápido su uso.

Textos Red Karaoke

En cuanto a la fluidez de la aplicación, hay que decir que esta es muy buena utilizando dispositivos de doble núcleo, por lo que su compatibilidad es altísima. Además, hay que decir que la elección del color rojo junto con el blanco es todo un acierto ya que localizar todos los apartados importantes no tiene problema alguno. Por cierto, los dibujos y animaciones que se ven en pantalla son bastante atractivos, algo que nos llamó la atención positivamente.

Opciones adicionales que ofrece la creación

Uno de los apartados que hacen diferente a Red Karaoke respecto a otras creaciones del mismo estilo son las posibilidades de “postproducción” que incluye. Por ejemplo, es posible incluir efectos en los vídeos que se han grabado, tanto en el apartado de la imagen como en el del sonido (como por ejemplo la temperatura de los colores en el primer apartado o efectos típicos de rock en el segundo). Esto hace que los resultados puedan ser de lo más atractivos.

Editar en Red Karaoke

Además, hay otra opción que es positiva en Red Karaoke, como es la posibilidad de realizar duetos con otros usuarios, ya sea que estén en el mismo lugar en el que está el terminal Android o simplemente grabado en paralelo en otra localización (para lo que se utiliza la conexión a Internet). Esto le da un añadido a la creación de lo más llamativo y, si se le suma que se puede publicar lo grabado y ser compartido con el resto de usuarios, hablamos de un apartado social bastante desarrollado.

Compartir Red Karaoke

Si deseas conseguir Red Karaoke, puede hacerlo en Samsung Apps o Google Play (recuerda que en la primera de las tiendas hay una oferta para ser usuario VIP hasta el 9 de julio sin coste alguno). Los requisitos que tiene la aplicación son Android 2.2 o superior y 18,56 MB, nada espectacular. Una opción perfecta para los amantes de los karaokes que, quizá, te haga mucho más divertido este verano.

Tabla Red Karaoke

Enlace para conseguir Red Karaoke en Samsung Apps.

Escrito por Iván Martín