Google se cansa de la actitud de los fabricantes y reivindica la marca Android

Escrito por Víctor Rodríguez
Android

El lanzamiento del Samsung Galaxy S5 nos mostró cuál será la baza del fabricante para lo que resta de año, pero también puso en relieve algunos detalles que, aunque aparentemente insignificantes, demuestran un cambio en la política de gestión de Android. Y es que en la pantalla de arranque del modelo ahora se puede ver la misiva “Powered by Android“. ¿Por qué?

En un primer momento nada hacía presagiar que se debe a un cambio de política de uso. En realidad los últimos acontecimientos surgidos entre surcoreanos y norteamericanos apuntaban a que el mensaje Powered by Android se debía a un acto conciliador por parte de Samsung. Para dar sentido a esta posibilidad debemos remontarnos a la presentación oficial de las últimas Samsung Galaxy TabPRO, las cuales ofrecían una capa gráfica –TouchWiz y Magazine UX– tan personalizada que Android quedaba irreconocible, al menos en esencia. Se dice que tras ver el producto resultante, la reacción de los máximos dirigentes a cargo de Android motivó una reunión de urgencia con Samsung para redirigir la situación. Y es que a pesar de la libertad de los fabricantes para personalizar el sistema operativo por su condición de software libre -parcialmente-, en ese momento Google habría reconsiderado la postura inicial. Tras llevar a cabo diversas reuniones, ambas compañías tecnológicas llegarían a un consenso para potenciar Android a cambio de un acuerdo de patentes cruzadas.Emblema de Android

Powered by Android, la advertencia de Google

La presencia del mensaje Powered by Android en la pantalla de arranque del Samsung Galaxy S5 fue justificada en un primer momento por la comunidad como el inicio de una nueva relación entre las dos firmas. Incluso se veía como una declaración de intenciones de Samsung para conciliar una relación profesional que durante los últimos años se distanciaba lentamente. Sin embargo, la puesta en escena del HTC One M8 el pasado 25 de marzo nos deparaba otra sorpresa. El equipo igualmente contaba con el “aviso” Powered By Android en la pantalla nada más arrancar el sistema. Este hecho generaba aún más debate puesto que en cierto modo restaba peso a la teoría anterior. Igualmente se iniciaba otra hipótesis y es la de que HTC hubiese seguido el mismo camino que Samsung.

Unos días después el portal Geek.com nos desvela información vital para comprender el porqué del nuevo logotipo. Según los datos aportados por dicha página cada vez veremos con mayor asiduidad el emblema de Android en más y más dispositivos. Y es que Google habría decidido poner orden en lo que se refiere a la gestión de Android, sistema operativo que ha desarrollado durante años junto a una coalición de empresas en segundo plano, la Open Handset Alliance. Lo cierto es que la frase en cuestión será de ahora en adelante una imposición del buscador para mantener la integridad del software que viera debutar en 2008. Y es que las personalizaciones de los fabricantes mediante interfaces gráficas modificadas han llegado a un punto que distorsionan notablemente el aspecto nativo de Android. Hasta tal punto habría llegado ese efecto que el usuario básico en ocasiones podría dudar del origen del sistema operativo de su smartphone o tablet.Mensaje Powerer by Android

Reivindicación de la marca Android

Esa pérdida de “imagen de marca” ya preocupaba a Google desde hace tiempo, aunque las últimas medidas tomadas parecen ser un adelanto de un cambio al respecto. Y es que la aparición del mensaje nada más encender el smartphone se convierte en un mensaje lo suficientemente potente como para informar al usuario del tipo de software que equipa el dispositivo.

Google tendrá la visibilidad deseada en los futuros smartphones no porque los fabricantes lleven a cabo la iniciativa de propio intento. Lo harán porque será una exigencia del buscador ya que de ahora en adelante todos aquellos dispositivos con acceso a Google Play deberán integrar el logotipo -el original que se podía ver en el primer smartphone con Android, el HTC G1 o HTC Dream-. Por tanto, podríamos decir que se trata de una actualización de las condiciones de uso de Android, tal y como ya sucediese recientemente con el Acuerdo de Distribución de aplicaciones móviles (MAD). Y es que a partir de ahora, los dispositivos con acceso a los servicios de Google, concretamente a Google Play, incluirán por defecto pantalla de arranque que ya hemos podido ver en los Samsung Galaxy S5 y HTC One M8.