Samsung abrirá el lector de huellas del Galaxy S5 a desarrolladores

Samsung

Una de las principales novedades del nuevo Samsung Galaxy S5 es la incorporación del escáner de huellas dactilares en el botón Inicio del smartphone. Este escáner, al igual que ocurre con el sensor Touch ID en el iPhone 5s de Apple, permite a los usuarios desbloquear el terminal simplemente poniendo en contacto la huella dactilar de los usuarios en el mismo botón físico. A diferencia de los de Cupertino, Samsung ha decidido que abrirá este nuevo sensor de su smartphone a los desarrolladores aunque por el momento no ha especificado qué hará con la información recogida a través de este sensor. 

La innovación por parte de las compañías es clave para conseguir el éxito en el mercado. Durante el MWC de Barcelona hemos visto cómo algunos de los principales gigantes del sector han presentado sus nuevos buques insignia para el mercado de los smartphones este año. Sin embargo, hay un detalle en el que han coincidido muchos expertos en la materia, estos nuevos terminales no han arriesgado demasiado en el terreno de la innovación. Tanto el Samsung Galaxy S5 como el Sony Xperia Z2, dos de los principales terminales presentados, son modelos bastante similares a sus respectivas generaciones anteriores. Pese a esto si hemos podido ver algunas características interesantes que sin duda han llamado la atención a los usuarios.

En el caso de Samsung, la surcoreana se ha atrevido finalmente con el tan rumoreado lector de huellas dactilares. Este lector, al igual que ocurrió en su momento con el Touch ID de Apple, permite a los usuarios desbloquear el terminal a través de su huella dactilar. En el Galaxy S5 este lector está incorporado en el botón Inicio físico del smartphone, al igual que ocurre con el último smartphone de gama alta de los de Cupertino. Durante el MWC de Barcelona la compañía nos ha mostrado cómo funciona este lector en este terminal, centrado principalmente en una herramienta más para la seguridad, a través de una demostración en vídeo. Sin embargo todavía quedan algunos puntos que la compañía tiene que aclarar.

lector huellas Samsung Galaxy S5

Sin embargo la compañía surcoreana ha asegurado durante el MWC que próximamente abrirá para los desarrolladores este lector de huellas dactilares de su Galaxy S5, de forma que en un futuro próximo es posible que aplicaciones de terceros puedan acceder a este nuevo sensor e implementar su uso en sus aplicaciones. Por el momento la compañía no ha desvelado más detalles al respecto ni una fecha concreta para ello, por lo que tendremos que esperar un poco más para ver qué aplicaciones podrán acceder a este nuevo lector.

Los datos almacenados, principal preocupación

Cuando Apple presentó su iPhone 5s con el sensor Touch ID, los de Cupertino aseguraron que este no se abriría a los desarrolladores. El principal motivo de esta decisión radicaba en los datos de los usuarios, incluso algunos usuarios llegaron a preguntar al propio Tim Cook qué ocurría con dichos datos.

Sin embargo pese a que Samsung ha decidido abrir este sensor a los desarrolladores por el momento no se ha pronunciado acerca de lo que ocurrirá con los datos almacenados. Por lo tanto, la surcoreana todavía tiene mucho que contar sobre esta nueva característica y esperamos que todas estas cuestiones se resuelvan en un futuro cercano. Se espera que al igual que ocurre con el Touch ID de Apple, el nuevo lector de huellas del Galaxy S5 permita realizar pagos. En el caso del lector de Apple este permite realizar pagos a través de la App Store pero en el caso de Samsung, al abrirse a terceros, quizá pueda permitir el pago en otras aplicaciones al margen de las propias de Samsung.

Touch ID y los datos de usuario

Por su parte, y después de conocer que el Galaxy S5 también cuenta con un lector de huellas dactilares, la compañía Apple se ha apresurado a hacer público un documento en el que se explica cómo su Touch ID garantiza la seguridad de los datos de los usuarios. En este documento Apple explica que los datos almacenados son completamente seguros ya que el procesador A7 incorpora una zona segura que ni el propio chip ni Apple puede leer y cada sesión de acceso es cifrada desde el inicio.

Además la compañía asegura en este documento que desde el primer momento en el que los usuarios ponen el dedo en el Touch ID dicha información sólo permanece en la memoria hasta que sirve como clave de acceso y que en cualquier caso esta información es borrada después de 48 horas de inactividad o cuando se produce un reinicio o cinco intentos fallidos de acceso.

Fuente: Ubergizmo/Documento Apple

Escrito por Raquel Agüero Mayor