WhatsApp puede ser el arma secreta de Facebook para enfrentarse a Twitter

software

La noticia sacudía ayer la red, Facebook compraba WhatsApp por 16.000 millones de dólares. Mark Zuckerberg aseguraba que nada iba a cambiar en la conocida red social pero si no tiene intención de sacar rendimiento económico ¿por qué se ha gastado esa cantidad de dinero? Analizando las posibilidades surge una clara, WhatsApp es lo que le faltaba a Facebook para enfrentarse a Twitter en igualdad de condiciones.

La compra de WhatsApp por parte de Facebook, que por otra parte era una operación de la que ya se venía hablando, conmocionaba ayer Internet. Parece que la red social ha hecho suyo el dicho de “si no puedes con el enemigo…” y ha comprado la empresa líder del mercado de la mensajería después de su fallido intento de hacerse con Snapchat.

El propio Zuckerberg ha asegurado que nada va a cambiar en la aplicación y el servicio de WhatsApp, que lo han adquirido como una compra estratégica de futuro y que sólo quieren crecer y conectar a todo el mundo. “Cuando tengamos 1.000, 2.000 o 3.ooo millones de usuarios pensaremos en buscar la rentabilidad económica” afirmaba el CEO de la red social.

En la actualidad la aplicación cuenta con 400 millones de usuarios y el año pasado se vendieron 967,8 millones de smartphones en el mundo, según datos de Gartner, y Facebook superaba los 1.300 millones de usuarios en 2013, por lo que estas cifras están aún alejadas de un futuro cercano ¿Qué busca entonces Facebook con WhatsApp entre sus filas? Pues no es otra cosa que llenar el hueco donde la red social de Zuckerberg está perdiendo su batalla más importante frente a su gran rival, Twitter, el smartphone.

Está claro que el negocio de Facebook es la publicidad, y todo lo que conduzca a ella es bienvenido. Estamos convencidos de que Facebook no quitará a la aplicación de WhatsApp su mayor atractivo, que no deja de ser que no se nos muestre ningún tipo de banner o publicidad intrusiva. Zuckerberg lo sabe y no se arriesgará a perder, de momento, el impulso y el favor de los usuarios de la plataforma cuando se ha dejado en ella 16.000 millones de dólares.

Iconos de WhatsApp y Facebook

Eso si, eso no quiere decir que WhatsApp no pueda apoyar el negocio de la publicidad de Facebook, por ejemplo, ofreciendo a las marcas  la posibilidad de contar con perfiles corporativos que los usuarios pueden seguir voluntariamente sin necesidad de que éstas tengan que saber su número de teléfono, ya sea para promocionar sus productos o como un potentísimo canal de Atención al Cliente.

Seguramente habréis pensado al leer esto último ¡pero si eso es lo que es Twitter! Exacto, y por eso la compra de WhatsApp es un elemento estratégico para Facebook con el que adentrarse en el terreno que, de momento, domina en solitario la red social del “pájaro”.

No fusión pero si “colaboración” con Facebook Messenger

Para lograr esto, se necesitaría un cambio del registro de usuarios, que ya no sólo sería mediante el número de teléfono sino también debería estar sincronizado con un perfil, exacto, sin duda el de Facebook. Eso nos llevaría a la fusión con Facebook Messenger, que no lo vemos probable. Ambos seguirán sus caminos por separados, pero no es algo que impida su “colaboración”.

Esto no es algo nuevo, Skype ya lo hace y, probablemente deje de hacerlo en breve. La aplicación que ahora es propiedad de Microsoft nos permite chatear indistintamente tanto en una plataforma como en otra, manteniéndolas, como han dicho, de forma independiente. Justamente, una de las carencias de WhatsApp es también la ausencia de una aplicación de escritorio, con Facebook Messenger conectado esto no será necesario, ni siquiera, desarrollarlo.

WhatsApp gratis para contrarrestar el atractivo de fuertes rivales como Telegram

Evidentemente Twitter es gratis, y eso despierta la posibilidad de que WhatsApp vuelva a ser una aplicación gratuita, quizás con un pago inicial para su descarga, pero eliminado el coste anual que ahora tiene. Esto permitiría la retención de usuarios que están viendo en ofertas más seguras y sin coste, no sólo en Twitter, sino sobre todo con contrincantes como Telegram una propuesta más interesante que ahora refuerza su atractivo ya que muchos reniegan de ser más esclavos de la red social de Zuckerberg.

¿Qué os parecen estas posibilidades? ¿Creéis que este puede ser el camino de WhatsApp en manos de Facebook? ¿Os planteáis dejar de utilizar la aplicación de mensajería ahora? Dejados vuestra opinión a estas cuestiones y plantead las que os surgan en los comentarios para conocer vuestra postura al respecto.

Escrito por David G. Bolaños (@d_gomez_b)