El Lenovo Vibe Z busca su lugar entre los grandes

Móviles

Muchos decían que este 2014 sería el año de las tablets, pero también era lógico que iba a ser el año de los phablets, y en el CES de Las Vegas se está pudiendo comprobar que eso es así, teniendo en cuenta que muchas de las presentaciones más importantes se están dando en este segmento. Ese es el caso del Lenovo Vibe Z, un phablet del que parece se puede esperar bastante.

Los smartphones de gran tamaño, a los que hay que empezar a denominar con todas las de la ley, phablets, son una realidad en el mercado. Es más, se están consolidando muy por encima de las tablets de tamaño pequeño por su capacidad para poder realizar llamadas. En este contexto es donde aparece el Lenovo Vibe Z, que con un precio de salida de 550 dólares, se sitúa en la gama alta directo para competir con los grandes del sector.

Lenovo Vibe Z

El Lenovo Vibe Z es un dispositivo que parece sentirse de alguna manera diferente en la mano. Su placa posterior ha sido tratada para una textura fina que se siente como la tela cuando es tocada a pesar de que es sólo de policarbonato grabada con láser. Guste o no, el Lenovo Vibe Z tiene una construcción de cuerpo sellado por lo que su batería de 3000mAh no es accesible para el usuarios. Otro aspecto que genera algo de discordia es que el botón de encendido lo tiene en la parte superior, por lo que es un poco difícil alcanzarlo.

Lenovo Vibe Z a plena luz

Vistos algunos de los aspectos que menos pueden llamar la atención de este terminal, ahora vamos con algunas de sus principales características. En cuanto al display, nos encontramos con una pantalla LCD IPS de 5,5 pulgadas con una resolución de 1080 x 1920 píxeles. Como era de esperar, los gráficos que se muestran en el panel se ven de forma muy nítida y detallada a este número alto de píxeles. Y a pesar de que la cifra de 400ppi no se registra, resulta suficiente para una pantalla de este tamaño.

Lenovo Vibe Z

Lenovo Vibe Z llega con con Android 4.3 a bordo y un procesador a 2,2 GHz quad-core Snapdragon 800 SoC más 2GB de RAM. En cuanto a la memoria, hay 16GB de almacenamiento disponible en el Vibe Z, aunque no hay ranura para tarjetas microSD disponible en el teléfono.

Por lo que respecta a la cámara, el Lenovo Vibe Z tiene una frontal de 5 MP con un amplio campo de visión para selfies de mayor calidad. Por otra parte, Lenovo ha optado por poner una variedad de filtros y efectos para mejorar las fotos con poco esfuerzo. Para tomar imágenes más serio que hay una cámara de enfoque automático 13MP colocado en la parte posterior del teléfono. Se destaca con una amplia apertura de f1.8, lo que en teoría mejora fotografías con luz escasa.

Sobre su disponibilidad todavía no está confirmada, y aunque se sabe que llegará a ciertos países asiáticos, con respecto a Europa hay de momento dudas, por lo que habrá que esperar un tiempo.

Fuente: Phone Arena

Escrito por Raúl Masa