El iPhone 5C es un gran gama media ¿por qué nos ha decepcionado tanto?

Llegó el 10 de septiembre y se presentaron los nuevos iPhone 5C y iPhone 5S. Y como cabría esperar, para bien o para mal, a nadie que le guste el tema de la telefonía móvil y la tecnología le han dejado indiferente. Sobre todo el iPhone 5C, con su apelativo de «gama media» (que no de low cost) nos esperábamos un terminal que, con concesiones en la parte de hardware, fuera competitivo…pero no ha sido así, convirtiendo al iPhone 5C es un producto decepcionante hecho sólo por y para los operadores, no para los usuarios.

Después de meses y cientos de rumores y filtraciones finalmente el iPhone 5C y el iPhone 5S han hecho acto de presencia y Apple vuelve a estar en el ojo del huracán. Y es que estos dos nuevos productos, como casi todos los de Apple, no tienen termino medio: o los amas y los deseas o los desprecias. La casualidad ha hecho que este sentimiento sea diferente para el iPhone 5C y el iPhone 5S.

Todo el mundo esperaba un «low cost», pero como ya insistimos en algún momento, Apple no es una empresa «low cost» y lo que tenía entre manos es un gama media-alta, lo que finalmente se ha visto. Fieles a su costumbre, han lanzado un terminal nuevo este año pero, en lugar de rebajar el actual iPhone 5, que se descataloga, sacan un modelo nuevo que lo iguala e incluso supera en algunas características. Bien es cierto que la carcasa es de policarbonato y no de aluminio, pero es una concesión que tiene como recompensa un nuevo diseño que seguro tiene su público.

Carcasa de colores del iPhone 5C

El iPhone 5C es un gran gama media con características muy interesantes…si no miras el precio

Y es que si repasamos las características del iPhone 5C son de lo más competentes para el segmento al que supuestamente se dirige. Su pantalla es de excelente calidad, no en vano es una Retina, y las 4″ de tamaño es un aspecto que va más en gustos que en otra cosa. Hay quien disfruta con terminales de 5 y 6 pulgadas y quien los ve demasiado grandes. Cuenta con el mismo chip A6 del iPhone 5, su misma cámara de 8 MP con lente en cristal de Zafiro, flash de LED, tendrá conectividad LTE, Bluetooh 4.0, etc.

En definitiva, nada que no pueda permitirle mirar de tú a tú a otros terminales del mismo segmento, e incluso a alguno supuestamente superior, y encima esta vez nos dan un nuevo diseño, no nos repiten lo anterior, y con diferentes modelos de colores.

¿Dónde está el problema? En el precio. Y no es porque no sea «low cost», que no lo iba a ser por mucho que prensa y seguidores de Apple lo hayamos repetido durante todo el año 2013, sino porque simplemente está absolutamente desproporcionado para el tipo de producto que es.

Es el iPhone de los operadores, no el de los usuarios

Si las cifras de las Apple Store online de Francia y Alemania se extienden al resto de Europa, el iPhone 5C partirá de los 599 euros. Una cifra demencial para un terminal de sus características, más caro incluso que el propio iPhone 5, con el que comparte características, cuando salió al mercado hace un año. Pero es aún más sangrante la diferencia que la «Europa del euro» va a tener que pagar por el iPhone 5C frente a otros territorios. En EE.UU. el precio del iPhone 5C libre será de 549 $ que equivalen a unos 414 euros, casi 200 euros de diferencia con el primer precio en Europa.

No es de extrañar la cara que se nos ha quedado en el Viejo Continente…pero ¿y si es que Apple no tiene como objetivo las ventas de iPhone 5C «libres»? Puede parecer una propuesta descabellada pero los de Cupertino, pese a la férrea batalla que presentó Jobs en su momento en la que incluso intentó crear su propia operadora, han doblado la rodilla y han hecho el iPhone de los operadores (y sobre todo el de China Mobile y sus suculentos 700 millones de usuarios) y no un producto para los usuarios que han puesto a la empresa donde está.

Es el terminal de Apple con un mayor margen entre su precio de comercialización y el coste real. Y no es por su carcasa de plástico – en las estimaciones de iSupply apenas dista 10 dólares de diferencia en coste de la de aluminio del iPhone 5 – sino porque al reciclar los componentes del anterior modelo, pasado un tiempo y gracias a las economías de escala, estos son más baratos.

El iPhone 5C está preparado para las ofertas, para las subvenciones de los operadores y para no canibalizar en el mercado libre al iPhone 5S que, con unas prestaciones a años luz de las de este modelo, sólo cuesta 100 euros más. Y es que sólo hay que darse cuenta de que en la presentación, Phil Shiller sólo dio los precios con operador y contratos de 2 años.

Y por eso el iPhone 5C decepciona, no por sus especificaciones, adecuadas para su carácter de gama media-alta, no por mantener las 4″ de pantalla, no por su nuevo diseño en policarbonato de colores que a muchos nos encanta, sino por que todo el mundo nos esperábamos que Apple siguiera siendo Apple y ya no este producto, sino esta actitud y estrategia demuestran que ya no lo es y que se ha olvidado de sus principales valedores, sus «fanboys».

Y sí, con Steve Jobs, esto no habría pasado nunca.

16 Comentarios