El Samsung Galaxy S3 recibe Android 4.1.2 con Premium Suite en Europa

El Samsung Galaxy S3 recibe Android 4.1.2 con Premium Suite en Europa

Víctor Rodríguez

Samsung iniciaba el proceso de actualización de su Samsung Galaxy S3 a principios de diciembre en Polonia, un mercado estratégico en el que se prueban las OTA ya que la firma cuenta en el citado país con su laboratorio de software. Tras dos semanas sin ser detectados problemas mayores, la actualización con Android 4.1.2 y Premium Suite se expandirá al resto de países de Europa. Reino Unido, Alemania, Rumania y Suiza son los primeros en la lista.

Después de que Google liberase Android 4.1.2 para sus Nexus, el resto de fabricantes iniciaron el proceso de adaptación de dicha actualización a sus terminales. En el caso de Samsung, la firma ha querido ir más allá de las meras mejoras introducidas por el buscador al incluir sus propias implementaciones. La más destacada corre a cargo de Premium Suite, un kit de herramientas que ya estrenó el Samsung Galaxy Note 2 y que estará disponible en el Galaxy S3 tras su actualización con la OTA que la marca tiene lista desde el pasado 5 de diciembre.

Sammobile nos avanzaba en primicia que el Samsung Galaxy S3 comenzaba a recibir una nueva actualización en Polonia. Se trataba de Android 4.1.2, una versión en la que Google incluía mejoras en el teclado virtual, Google Now y diversas optimizaciones a nivel de sistema, Sin embargo, la actualización de Samsung venía recargada con otras muchas mejoras a nivel personal y que afectaban de lleno a TouchWiz, la interfaz gráfica del sistema. De ahí que la OTA generase mayor expectación.Seguimiento de la actualización del Galaxy S3

No ha sido hasta hace dos días cuando la actualización ha aparecido en otros mercados y hoy mismo la actualización se ha expandido a otros tantos más a través de Samsung Kies y OTA. Las regiones agraciadas han sido Rusia, Rumania, Alemania, Reino Unido y Suiza. Así lo muestra el seguimiento realizado por la propia fuente. Por ahora España no figura en la lista, aunque esta serie de movimientos hace presagiar que el resto de Europa no tardará demasiado en recibir la ansiada actualización.