El HTC Phablet con Windows Phone 8 no se hará realidad

HTC

A pesar de los intensos rumores que indicaban la más que probable presentación de un phablet de HTC con Windows Phone 8, una fuente interna de la compañía ha indicado que la cúpula ejecutiva no dará vía libre al proyecto. La razón habría que buscarla en la escasa resolución que tendría una pantalla de gran tamaño, en torno a las cinco pulgadas, debido a la limitación impuesta por Microsoft en su sistema operativo en este aspecto.

Las pantallas de alta definición se han convertido en una de las características más recurridas por los fabricantes para llamar la atención de los usuarios. No en vano es uno de los componentes más importantes de los actuales smartphones y tabletas puesto que su funcionamiento se apoya mayoritariamente en el panel táctil. De hecho, y a pesar de la reticencia de cierto sector de usuarios a esta tendencia, la fabricación de modelos con display cada vez de mayor tamaño se debe a una razón puramente técnica. Y es que la experiencia de usuario en funciones tan habituales como la navegación web y reproducción de vídeos en este tipo de soportes mejora notablemente, de ahí que el término phablet se haya convertido en un segmento de dispositivos al alza.

Modelos WP8 con pantalla de cinco pulgadas, una alternativa poco probable por ahora

Actualmente, los principales terminales con pantalla de gran formato los podemos encontrar  con sistema operativo Android. Modelos como el Samsung Galaxy Note 2 han tenido una excelente aceptación en el mercado y próximamente se atisba en el horizonte el lanzamiento comercial del HTC Butterfly, que por entonces se unirá al creciente elenco de phablets disponibles. Sin embargo, la oferta promovida bajo otras plataformas de software es prácticamente nula. Si nos centramos en la alternativa con más posibilidades, Windows Phone 8, solamente encontramos el Nokia Lumia 920, modelo con pantalla de 4.5 pulgadas. Si tuviésemos en cuenta los últimos rumores, al modelo finlandés debería unirse el supuesto nuevo buque insignia de HTC, que desbancaría al actual HTC 8X. Aunque sin un nombre en concreto, las filtraciones apuntaban a un HTC con pantalla de gran tamaño, de cinco pulgadas. Algo así como un HTC Butterfly con Windows Phone 8.

¿Una alternativa poco competitiva?

Sin embargo, tal y como desvela Bloomberg a través de un fuente anónima dentro de HTC, los dirigentes de la taiwanesa habrían desestimado la idea por limitaciones de software. Concretamente se debería a la resolución máxima que actualmente admite el sistema operativo de Microsoft, de 1.280 x 768 píxeles. Según la firma asiática, un modelo con pantalla de cinco pulgadas y dicha resolución no sería tan atractiva como la ofrecida por modelos con Android, lo cual restaría protagonismo a la propuesta y posiblemente repercutiría en la elección de los usuarios a la hora de adquirir un phablet. Sin ir más lejos, el HTC Butterfly ofrece una resolución FullHD de 1.920 x 1.080 píxeles, con una densidad de puntos de 441 ppp.

No obstante, de forma paralela han surgido informaciones que señalan que la verdadera razón de HTC para paralizar el proyecto sería el escaso interés de los usuarios por los teléfonos con Windows Phone. Tal vez las ventas obtenidas por modelos como el HTC Titan II, correspondiente a la anterior generación de dispositivos Windows Phone y con pantalla de 4.7 pulgadas ( 800 x 480 píxeles y 199 ppp), habría terminado por convencer a HTC de la poca rentabilidad de un supuesto HTC Titan III, de modo que por el momento los usuarios tendrán que conformarse con el actual tope de gama de HTC con Windows Phone 8, el HTC 8X, que incluye una pantalla de 4.3 pulgadas, 1.280 x 720 píxeles y 342 puntos por pulgada.

Escrito por Víctor Rodríguez