Nokia podría cambiar de CEO en 2013, el tiempo de Stephen Elop se agota

Escrito por R. Arranz
Nokia

Stephen Elop, actual CEO de Nokia, tiene los meses contados. Los inversores y analistas son de la opinión de que el director general de la compañía finlandesa tiene hasta el primer o segundo trimestre de 2013 para demostrar que tomó la decisión correcta cuando se asoció con Microsoft y que los nuevos productos Lumia con Windows Phone 8 podrán competir con los de Apple y Samsung. Si no es así, su futuro en la compañía no está asegurado.

Según la agencia de noticias Reuters, aludiendo a inversores y analistas de mercado, a Stephen Elop solo le quedan unos meses para demostrar que las decisiones estratégicas que ha tomado en el último año funcionan. Concretamente nos referimos a su acuerdo con Microsoft y sobre todo, al lanzamiento de los últimos terminales Lumia, especialmente el 920 con Windows Phone 8. Dicho esto, hay que hacer una aclaración: Nokia aún vende cerca de un millón de dispositivos al día, pero los analistas son pesimistas con respecto a las perspectivas del negocio. Afirman que el Lumia 920, en estos últimos meses del año, no va a ser capaz de ponerse al mismo nivel que el Galaxy S III o que el iPhone 5.

Algunos de estos analistas son francamente tajantes. Así, Magnus Rehle de Greenwich Consulting dice que Elop no ha sido capaz de atraer a los usuarios hacia la marca y que esto es lo verdaderamente importante. Además, señala que el CEO de Nokia lleva dos años en el cargo, tiempo más que suficiente para demostrar su capacidad estratégica. Su tiempo, por tanto, se agota.

Stephen Elop CEO de Nokia

Promesas

Stephen Elop prometió sorprender con el lanzamiento del primer Windows Phone 8, el Nokia Lumia 920. Sin embargo, tanto la prensa especializada como los analistas e inversores, tienen la impresión de que simplemente se trata de la actualización del modelo anterior. Y la mejor prueba es que las acciones de Nokia cayeron bruscamente el mismo día de la presentación y en los sucesivos días. Hoy las acciones han recuperado parte de su valor, sí, pero aún están por debajo del nivel al que se encontraban antes del lanzamiento.

Parece que una de las posibilidades para su salvación es que la temporada navideña sea un éxito para Nokia, pero inversores y analistas dudan de que así sea. Es más, desde Danske Invest Finnish Equity Fund, afirman que si hay alguna oportunidad para Nokia, esta se producirá en primavera.

Por otro lado, tampoco hay que echarle toda la culpa a Stephen Elop. El primer CEO no finlandés de Nokia llegó a la empresa en septiembre de 2010 cuando la compañía ya empezaba a tener problemas, es más, su cuota de mercado en el segmento de los smartphones en ese momento caía del 39 al 33%. Digamos que Elop fue valiente y sorprendió con decisiones como abandonar Symbian y abrazar a Windows Phone para lo que prometió dos años de transición y un margen de beneficio operativo a largo plazo de, al menos, un 10%. Su situación no es nada fácil pero tiene hasta final del primer o segundo trimestre de 2013 para demostrar que su estrategia funciona.