HTC se desploma y sus ganancias netas caen más de un 42%

HTC

Si las cosas pintaban mal para HTC, tras conocerse sus resultados del segundo trimestre, las cosas no parecen haber mejorado. Las ventas en Europa no han sido las esperadas y encima se han sumado los problemas que la compañía taiwanesa ha tenido en las fronteras de Estados Unidos. Encima, los datos sobre la caída de sus beneficios coinciden con la publicación por parte de Samsung, su rival directo, del récord de ganancias en este segundo trimestre.

El panorama que se le presenta a HTC por delante es más bien negro. No solo tendrá que cambiar su estrategia de negocio sino hacer frente a una competencia que cada día que pasa es más fuerte. El éxito de la saga Galaxy S ha roto todas las previsiones. Hace unos días Peter Chou, CEO de HTC, en declaraciones a The Wall Street Journal, comentaba que no iban a entrar a competir en el mercado de terminales de gama económica y que centrarían todos sus esfuerzos en trabajar sobre las gamas media y alta. Esta declaración coincidía con la revisión a la baja de sus previsiones de ventas para este segundo trimestre que se justificaban por sus problemas aduaneros en Estados Unidos y por los nefastos números que estaban obteniendo en Europa. Así que el esfuerzo de HTC para recuperar su cuota de mercado es todo un reto.

Caída brutal de las ganancias netas de HTC

Las opciones para salir de la crisis

No es la primera vez que comentamos que una de las estrategias es apostar por su nueva serie de terminales One que están a la altura de los iPhone de Apple y los Galaxy de Samsung. De Peter Chou ya dijo en una entrevista el mes pasado que la compañía tiene intención de lanzar nuevos modelos en la segunda mitad del año. Sin embargo, los analistas creen que estos nuevos terminales se van a ver eclipsados por el éxito comercial del Galaxy S III y por la llegada del iPhone 5 después del verano. Si esta circunstancia es más que probable, ¿por qué ese empeño de HTC en dedicarse al segmento medio-alto del mercado donde están Apple y Samsung?, ¿por qué no centrar parte de sus esfuerzos en la gama de entrada en la que, por ejemplo, en China, HTC tiene terminales muy competitivos?

A estas preguntas hay que añadir otros hechos como que: el margen de beneficios de HTC es mucho menor que el de Samsung y Apple; que la desaceleración de las ventas en la eurozona ha afectados mucho a la empresa taiwanesa; que HTC va a sufrir una gran presión económica a corto y medio plazo; y que ya han confirmado la no renovación de unos 1.000 contratos en su línea de producción.

En cuanto a los números que ha comunicado HTC, la verdad es que han sido bastante parcos. La ganancia neta entre abril y junio ha sido de 247,7 millones de dólares cuando en el mismo periodo del año anterior la cifra fue de 586 millones de dólares. Eso sí, es mucho mejor que la cifra del primer trimestre de este año cuando la ganancia fue de 149,5 millones de dólares. Echando cuentas la compañía, comparando los mismos periodos, ha dejado de ganar más de un 42%.

Escrito por R. Arranz