El Samsung Galaxy S3 podría cargar su batería por inducción a una distancia de 2 metros

Desde hace meses nos hemos centrado en las características técnicas más destacadas del Samsung Galaxy S3. Sin embargo, hasta el momento no se había mencionado la posibilidad de que el tercer Galaxy S pudiera incluir carga inalámbrica por inducción electromagnética, tal como sugiere una fuente coreana.

No es en sí un método innovador. Ya en el pasado modelos de otras marcas como el Palm Pre disfrutaban de este método de carga inalámbrica. No obstante, Samsung traería interesantes novedades con un sistema de recarga patentado que permitiría a su próximo Galaxy S3 cargar la batería sin ni siquiera estar pegado a una base.Carga por inducción

Carga “a distancia”

Durante meses, las características técnicas de la pantalla, el procesador, la cámara o incluso la capacidad de la batería han sido algunas de las prestaciones más comentadas. Sin embargo, hay un detalle con el que Samsung nos podría sorprender si se confirman las especulaciones que ha iniciado el medio coreano DDaily. Según éste, el nuevo Samsung Galaxy S3, del que ya hemos tenido ocasión de ver una supuesta fotografía real y conocer detalles de su procesador, podría sorprendernos con un sistema de carga por inducción electromagnética un tanto especial. Lo primero porque llevaría el propio sello del fabricante, basado en patentes propias. Lo segundo, tal vez fruto de esas patentes, sería la capacidad para cargar la batería del Samsung Galaxy S3 a distancia, entre uno y dos metros, sin ser necesario que la carcasa trasera del terminal permanezca en contacto con la base de carga.

Ventajas

A pesar de no tener confirmación ni datos que proporcionen el tiempo necesario para completar la carga, no podemos por menos de imaginarnos las ventajas de este sistema de carga inalámbrica. Ya no sería necesario tener pegado el teléfono al cargador mediante la toma microUSB, sino que tan solo bastaría con dejar el smartphone encima de la mesa. Sin lugar a dudas que ese radio de acción, entre uno y dos metros, nos permitiría utilizar el teléfono en condiciones normales. ¿A quién no le ha tocado desenchufar el terminal del cargador convencional para atender una llamada telefónica? Una situación muy habitual que podría empezar a desaparecer. No obstante, habrá que esperar para descubrir si realmente el Samsung Galaxy S3 tendrá un cargador de este tipo y, de ser cierto, comprobar la eficacia de éste puesto que intuimos que los tiempos de carga con un método de este tipo no puede ser tan rápido como el cargador tradicional.