La batería del iPhone 4S no aguanta un día de trabajo

BATERIA-IPHONE

Cuando aún nos estamos despejando de la intensa noche de ayer con el lanzamiento del iPhone 4S en España por parte de los diferentes operadores, uno de los handicaps que fue señalado desde el momento de su lanzamiento frente a su antecesor, la batería, empieza a dar que hablar.

Si bien los recientes poseedores del último terminal de Cupertino están encantados con su nuevo iPhone 4S, sólo hay un pequeño detalle que no hace completa su alegría, la batería. Ya cuando se presentó en la keynote por Tim Cook pudimos ver una ligera disminución de la autonomía del terminal frente al iPhone 4S, comprensible debido, entre otras cosas, a la incorporación del procesador dual core A5 del iPad 2.

No llega a terminar una jornada laboral

Desde tierras americanas, hasta que podamos comprobarlo con uno de los terminales que ayer se pusieron en circulación en nuestro país, podemos leer en TechCrunch como uno de sus editores se queja amargamente que su flamante móvil aguanta una media de 8 horas en funcionamiento, lo que no le permite ni casi terminar la jornada laboral sin conectar el teléfono a una fuente de energía.

Según las especificaciones, el iPhone 4S está preparado para aguantar 200 horas en espera, 8 horas de conversación y hasta 6 en navegación por Internet a través de 3G. Erick Schonfeld, autor del artículo, asegura que no ha hecho un uso intensivo del terminal, si en no se cuenta el constante goteo de notificaciones en la pantalla de bloqueo de iOS 5. Entre su actividad se recogen unas 12 llamadas de menos de 5 minutos y un total de 2 horas y media de navegación de Internet a través de diferentes aplicaciones, con el resto de tiempo con el teléfono en reposo.

Las notificaciones pueden ser la causa de la poca vida de la batería del iPhone 4S

No deja de extrañarnos esta poca capacidad del iPhone 4S que, si bien no ha mostrado nunca una autonomía «sobrehumana», al menos sus anteriores versiones podían pasar un día completo de uso más o menos intensivo (Internet, música, llamadas, etc.). Es por ello, y el propio Schonfeld lo señala también, que haya que buscar la razón de esta drástica reducción de las horas de uso de la batería en iOS 5 y las apps.

En concreto, el autor indica que mantenía activadas las notificaciones, para aprovechar el nuevo Centro de Notificaciones de la pantalla de bloqueo de iOS 5, en cerca de una docena de aplicaciones como Facebook, Twitter, Foursquare, Skype, Google+, Instagram etc., lo que producía un incesante goteo de alertas sonoras y por vibración del terminal. Por otra parte, muchas de estas aplicaciones también tenían activado el permiso de localización y el uso del GPS, elemento que es de lo que más gasta energía en un teléfono móvil.

¿Gestión eficiente del usuario o parche de Apple? ¿Cuál sería la solución?

A la espera de poder comprobar en nuestras propias manos si la gestión de las notificaciones a través del Centro de Notificaciones de iOS 5 supone tanto gasto de batería, y si quizás el redactor de TechCrunch debería gestionar algo más eficientemente este aspecto de su terminal,  lo que si podemos es sumarnos a la frase final de Schonfeld «una alta autonomía de batería es de esas cosas de las que no te das cuenta hasta que no la tienes».

Y vosotros que opináis ¿es suficiente con el control de las notificaciones y permisos de localización que tiene iOS desde sus comienzos o, como pide Schonfeld, Apple debería sacar un parche que mejorara la eficiencia de la gestión automática de la sincronización de apps en reposo?

Fuente: TechCrunch

Fichas técnicas Apple