APK y OBB, la otra forma de instalar apps en tu móvil

Puede que, llegado el momento, nos tengamos que enfrentar a tener que instalar por nuestra propia cuenta manualmente alguna aplicación que ya no están disponibles de manera directa en la tienda de apps de Google.

Y es que no son pocos los casos en los que hemos dejado de disfrutar de una aplicación, uno de los casos más reconocidos es la GCam, que dejó de estar presente en el mercado de apps de Android. O, incluso, nos servirá para contar con una versión anterior de un determinado software.

Sin embargo, para poder llegar a bajarnos cualquier tipo de app a nuestro móvil de manera manual, lo cierto es que tendremos que trabajar con archivos APK y OBB. Más que nada porque son los formatos de archivo que se deben utilizar para instalar, tanto juegos como aplicaciones, de fuentes externas a Play Store. Cualquiera de los dos se puede descargar e instalar en nuestro smartphone. Pero, para ello, antes hay que saber en qué se diferencian y qué ajustes debemos tocar en nuestro móvil para instalar APKs en Android.

Diferencias entre APK y OBB

Hoy en día nos podemos encontrar varias webs en las que poder ir directamente para descargar cualquier archivo .apk, como veremos más adelante. Pero, antes de nada, hay que conocer principalmente en qué consiste este documento. Para empezar, un archivo con la extensión APK (es la abreviatura de paquete de aplicación de Android) hace referencia a la forma en la que está empaquetada un determinado software de Android que contiene, los distintos archivos necesarios para poder llegar a instalar una app en nuestro dispositivo.

APK

Por lo tanto, estamos ante un formato de archivo comprimido, que es similar a un archivo ZIP que se basa en el formato JAR y utiliza la extensión .apk. Para que nos entendamos, es como un .exe de Windows o un .dmg de Mac.

Sin embargo, en el caso de los archivos OBB, no estamos ante una app como tal sino una parte de esta. Es por esto por lo que contiene colecciones de diferentes documentos importantes que necesitará dicho software como lo son el sonido, los gráficos, scripts que requieren algunas aplicaciones para funcionar. Además, por lo general, son de mayor tamaño con respecto al otro tipo de archivo del que también os estamos hablando. Incluso, se tendrá que instalar de manera diferente.

Instala APKs

Aunque es cada vez más sencillo poder instalar este tipo de apps de fuentes externas, lo cierto es que antes de pasar a hacerlo, deberemos tener en cuenta una serie de aspectos, ya que, de no ser así, nos será imposible instalar un archivo APK en tu móvil. Por ello, tendremos que alterar la configuración de tu móvil que, por seguridad, impide la instalación de archivos que se hayan descargado desde fuera de una tienda de aplicaciones oficial.

Permite fuentes desconocidas

Lo cierto es que hay diferentes aplicaciones de administración de archivos que nos permiten instalar este tipo de apps de fuentes ajenas, pero antes de esto, tendremos que pasar a dar un permiso especial al teléfono para lograr instalar apps de fuentes desconocidas.

Instalar aplicaciones desconocidas en Android

Por defecto, todos los dispositivos Android bloquean la instalación de fuentes externas. Es por esto que deberemos darle este permiso al teléfono accediendo a sus ajustes > Seguridad > Permitir instalación desde fuente desconocida. No obstante, también hay que tener cuenta que cada fabricante lo denomina de una forma diferente, pero, en general, la ruta a seguir es la misma. Si no lográis encontrarlo, tendréis que probar a entrar en Ajustes > Aplicaciones y notificaciones > Avanzado > Acceso especial de aplicaciones > Instalar aplicaciones desconocidas. O también, buscarlo directamente en el buscador rápido dentro de los propios ajustes del dispositivo móvil.

Además, en las versiones más recientes de Android, esta opción se ha eliminado, pero a cambio podemos otorgar este permiso en aplicaciones individuales como, por ejemplo, en Chrome.

Instalación de apps

Después de completar los preparativos necesarios, ya estás listo para descargar e instalar cualquier software desde una fuente externa a Play Store como, por ejemplo, desde Google Chrome. A partir de ahí, el proceso para instalar un archivo APK es muy fácil, pues solo deberemos pulsar sobre el botón de descarga presente en el sitio web y asegurarnos de que tienes suficiente espacio de almacenamiento en el móvil.

instalar apks

Una ventana se abrirá en pantalla indicando si deseas instalar la aplicación en tu móvil acepta, deja que se complete el proceso y un nuevo icono aparecerá en tu cajón de apps o pantalla de inicio.

¿Y los archivos OBB?

En el caso de estos archivos, lo cierto es que será Igual de sencillo aplicar el contenido de un archivo OBB a una app ya descargada e instalada en tu Android. Estamos ante archivos que contienen información complementaria para las diferentes aplicaciones de Android. Por lo que, en primer lugar, tendremos que descargar el archivo APK en los que sé necesiten datos .obb obligatoriamente.

Por tanto, deberemos seguir una serie de pasos de manera correcta para lograr poner sus datos OBB al software que nos queramos descargar en el teléfono. Como os habíamos dicho, lo primer será descargar e instalar el archivo APK, pero sin abrir este software por ahora. Luego, pasaremos a bajarnos los datos .obb, y lo mejor será guardarlos en formato .rar, aunque si los descargas de Internet directamente desde tu teléfono no podrás elegir esta opción. La carpeta generalmente se denominará ‘com.developer-name.androidpackage’.

Después, córtala y pégala en la ruta de destino Android/OBB. En ese momento, tan solo deberemos esperar a que finalice el proceso. Por último, ya solo nos quedará abrir la aplicación y disfrutar de ella.

¿Qué riesgos hay?

Instalar este tipo de archivos en nuestros teléfonos siempre entrañará algún tipo de peligro, básicamente porque estos no están sujetos a los mismos controles de seguridad por los que pasan las aplicaciones de Android alojadas en la Play Store, protegida por Play Protect. Y es que, incluso, por mucho control de Google pueden seguir esquivando este e infectar nuestro teléfono. Sin embargo, al menos cuentan con una protección en este aspecto.

android roto virus peligro

Por este motivo, es el medio preferido por los ciberdelincuentes para colar cualquier tipo de malware en nuestros teléfonos móviles, sobre todo si no contamos con los conocimientos suficientes. Para nuestra suerte, en internet nos encontraremos un buen número de páginas dedicadas a recopilar APK seguras como APK Mirror o APK Pure, que son más o menos seguras. Aunque, siempre se podrá colar algún archivo ‘infectado’ con un virus que nos pueda dar más de un dolor de cabeza.

Generalmente, estas webs contienen los archivos originales de las apps que tendríamos disponibles en las webs oficiales de cada desarrollador o tienda de softwares oficiales de Android, por lo que podrás recurrir a ellas con bastante seguridad. No obstante, te aconsejamos evitar sitios web sospechosos y de dudoso origen que pongan en riesgo la integridad de tu dispositivo móvil. Al fin y al cabo, recurrir a un APK debería ser cuestión de un par de veces al año, y no la forma habitual en la que instalas apps en tu teléfono Android. Ya que te estarías exponiendo constantemente a este tipo de peligros.

¡Sé el primero en comentar!