Análisis del rendimiento del Xiaomi 11T. ¿Es un móvil Top?

La compañía Xiaomi cada vez ofrece una mayor variedad en los teléfonos que lanza al mercado, y un claro ejemplo de lo que decimos son sus dispositivos destinados a la gama alta de producto. Hemos probado el Xiaomi 11T para conocer la potencia que ofrece al ejecutar todo tipo de aplicaciones y te contamos las sensaciones que nos ha dejado y sus detalles más interesantes.

Ha sido toda una sorpresa encontrar en el interior de este teléfono un procesador MediaTek Dimensity 1200, ya que generalmente la firma asiática se decanta por utilizar componentes de Qualcomm para los teléfonos de los que hablamos. Pero, en este caso, ha decidido dar un pequeño toque exótico al dispositivo que hemos probado… algo que no es para nada malo. El caso es que este es un componente tecnológico de fabricación de seis nanómetros y que cuenta en su interior con ocho núcleos (siendo el más potente el que emplea arquitectura Cortex A-78 y que es capaz de trabajar a una frecuencia de nada menos que 3 GHz). En principio, este es un SoC que ofrece capacidad más que suficiente para no tener problemas con ninguna aplicación.

Teléfono Xiaomi 11T de color negro

Otras características que son importantes tener en cuenta antes de valorar el comportamiento del teléfono tienen que ver con la memoria. La RAM es de 8 GB, una cantidad más que suficiente para no tener problema alguno en todo tipo de situaciones, incluyendo cuando se tienen muchas apps abiertas al mismo tiempo. Además, el almacenamiento interno es tipo UFS 3.1 (independientemente de la capacidad del modelo que se compre, que puede ser de 128 o 256 gigas). El caso es que este hardware sobre el papel debe permitir un funcionamiento excelente tanto al leer como al escribir información cuando utilizas el Xiaomi 11T. Buenas opciones todas estas… al menos sobre el papel.

Botones laterales del Xiaomi 11T

¿Es bastante potente?

En el uso habitual hay que decir que la experiencia que nos ha dejado este smartphone es bastante buena, con una buena solvencia a la hora de ejecutar todo tipo de aplicaciones por muy exigentes que sean tanto en el consumo de recursos del procesador como la necesidad de una alta cantidad de memoria RAM. Por lo tanto, las sensaciones en general son de tener capacidad más que suficiente con cualquier aplicación que consigas desde la tienda Play Store, que es el objetivo de cualquier teléfono que quiere formar parte de la gama media o alta del mercado.

Si comparamos la capacidad que ofrece el Xiaomi 11T con otros modelos que utilizan el mismo procesador o que incluyen un SoC de Qualcomm como el Snapdragon 780 (que en principio es el que compite de forma directa con el Dimensity 1200 que utiliza este teléfono). Hay que decir que los resultados que hemos obtenido son algo dispares. Así, en el primero de los casos hay que mencionar que el comportamiento es bastante correcto, ya que no pierde mucha distancia respecto a dispositivos como por ejemplo el OPPO Reno 6 Pro -con procesos donde se usa un único núcleo, sí que su funcionamiento es destacable-.

Al enfrentarse con el Snapdragon antes mencionado, hay que decir que estos superan ligeramente al Xiaomi 11T. Pero bien es cierto que la diferencia no es lo suficientemente grande como para ser tenida en cuenta a la hora de tomar una decisión de compra.

Así va con los juegos

Lo primero que hay que indicar es que la GPU que integra el procesador que hay en el interior de este smartphone es una Mali-G77 MC9, y estas son excelentes noticias ya que hablamos de un componente que dispone de una capacidad bastante alta a la hora de ejecutar juegos en los que existen gráficos en tres dimensiones. Tanto es así que, comparativamente hablando, este dispositivo queda bastante cerca de lo que se obtiene con los terminales que utilizan una Adreno 650 (habitual en los Snapdragon 870). Y esto son muy buenas noticias.

El caso es que al ejecutar diferentes títulos que son exigentes, como por ejemplo PUBG, comprobamos que este terminal no tiene problema alguno para mover los gráficos con la mayor calidad disponible en el desarrollo. Por lo tanto, sin llegar a ser un modelo gaming el Xiaomi 11T sí que ofrece todo lo que puedas necesitar para disfrutar de los títulos más actuales -y también de los que están por llegar-. Y, todo esto, sin sufrir excesivamente por la temperatura… Aunque bien es cierto que en algunos momentos sube un poco, pero esto es normal con este tipo de apps ya que son muy exigentes.

Algunos detalles importantes

Aquí queremos hablar de forma específica de algunas opciones que vas a encontrar en este terminal y que nos han parecido bastante destacables. Un ejemplo es que su conectividad es excelente. Y esto lo decimos tanto por la variedad que vas a encontrar (ya que por ejemplo al dispositivo no le falta WiFi 6 o USB tipo C). Concretamente, nos referimos al buen funcionamiento en general en este apartado, y un ejemplo es que en el acceso a Internet la estabilidad y rapidez son la nota predominante. Y esto se agradece mucho tanto al disfrutar de contenidos multimedia desde la nube como al jugar online.

Otra de las grandes virtudes que presenta el Xiaomi 11T tiene que ver con el magnífico funcionamiento del almacenamiento interno. Este tiene unas marcas muy buenas a la hora de leer y escribir información (especialmente en el primero de los dos casos), lo que supone un impacto muy positivo a la hora de ejecutar cualquier aplicación en el teléfono. Se podría decir que los beneficios son similares a los que se obtienen al integrar un disco SSD en vez de un HDD en un ordenador. Finalmente, hay que indicar que el lector de huellas está integrado en el botón de encendido, y una vez que te acostumbras a utilizarlo, su funcionamiento nos ha parecido bastante bueno… aunque encontramos algunos momentos en los que le costaba realizar la lectura cuando el gesto se realiza de forma muy rápida.

Opinión del rendimiento del móvil

Sin llegar a ser un teléfono top, sí que se puede considerar que es suficiente para cualquier tipo de usuario este dispositivo. Su rendimiento en líneas generales es bastante bueno, permite situarse de forma bastante cómoda entre los más recomendables que están ahora mismo a la venta en el mercado dentro de la gama media/alta Android. Eso sí, en algunos momentos se tiene la sensación de no conseguir exprimir al máximo el procesador integrado, y no parece que esto sea debido a MIUI 12.5, que es la personalización que encontrarás en este Xiaomi 11T.

Trasera del Xiaomi 11T

Con detalles bastante positivos como por ejemplo un almacenamiento interno que funciona realmente bien o un WiFi que te va a dejar con un excelente sabor de boca siempre, la verdad es que este es un terminal que cumple a la perfección y que no te va a dar problemas (y podrás jugar con bastante soltura). Y, esto, es justo lo que muchas veces buscan los usuarios.

¡Sé el primero en comentar!