¿Sin espacio? Usa la MicroSD de tu móvil como memoria interna

¿Sin espacio? Usa la MicroSD de tu móvil como memoria interna

David Girao

El almacenamiento interno de nuestro móvil depende en gran medida de lo que nos hayamos gastado por el dispositivo. Los fabricantes ofrecen diferentes opciones de memoria y el precio sube a media que la capacidad es superior. Si tienes un teléfono con menos de 128 GB, seguro que más pronto que tarde necesitarás de más memoria extra pero, por suerte, este espacio interno puede crecer en Android siempre que tengamos a mano una tarjeta microSD y nuestro terminal cuenta con una ranura para este tipo de expansión, ya que no todos los smartphones tienen la suerte de contar con esta ventaja.

Cuando vamos a comprar un móvil que nos gusta, si este no tiene opción para insertar una tarjeta microSD, es preferible lanzarse a por una opción más alta de almacenamiento. Sin embargo, aquellos que pueden insertar almacenamiento externo adicional, tienen la opción de convertirlo en más memoria interna, gracias a que Android permite un formateo que considerará este accesorio como tal.

Diferencias entre almacenamientos

Las diferencias entre almacenamiento portátil y almacenamiento interno de nuestra tarjeta microSD con claras y su objetivo responde a las necesidades de cada usuario. Es por eso, que debemos tener muy presente que ambos sistemas no son iguales y tampoco ofrecen las mismas ventajas.

El almacenamiento portátil sirve para mover a la tarjeta SD archivos como fotos o música, e incluso aplicaciones en determinadas circunstancias… En este caso la intención puede centrarse en almacenarlos en un sistema alternativo al móvil o bien para pasarlo a otro dispositivo. Sin embargo, una de las limitaciones que más afectan a los usuarios se debe a que no podremos mover o instalar las aplicaciones en el almacenamiento portátil.

varias microsd en un movil

Mientras tanto, en el almacenamiento interno, tenemos todas las capacidades deseadas, desde almacenar archivos, hasta instalar aplicaciones. No hay limitaciones en cuanto a lo que podemos hacer, hasta que llega el monto de moverlo todo a un nuevo smartphone o dispositivo. En ese caso tendremos que recurrir a una tarjeta de memoria o bien a otras soluciones como WiFi Direct o bien a la nube para compartirlo.

Hay que tener en cuenta que el uso como almacenamiento interno (que es nuestro objetivo) imposibilita que la memoria pueda ser usada en otro dispositivo para transferir archivos, a no ser que volvamos a formatearla como un dispositivo externo. Además, antes de formatear, debes saber que todos los datos almacenados en la tarjeta serán borrados, por lo que conviene disponer de una copia de seguridad.

Usa la tarjeta SD como memoria interna

Para poder seleccionar nuestra tarjeta microSD como almacenamiento interno tendremos que acceder a la configuración del dispositivo y llevar a cabo una serie de pasos como los que te indicamos.

Configura la tarjeta de memoria

Esto es lo que tienes que hacer para transformar el espacio que te da la MicroSD en almacenamiento nativo de Android:

  • Accedemos al menú de Ajustes
  • Entramos en las opciones de Almacenamiento
  • Aquí tenemos que seleccionar Tarjeta SD
  • Es momento de tocar en el icono de opciones y seleccionamos ‘Opciones de Almacenamiento’.
  • Después pulsamos sobre ‘Formatear como interno’
  • Por último, lo que tenemos que hacer es pulsar sobre la opción e ‘Borrar y Formatear‘.

Ahora debemos esperar a que termine el proceso y no debemos extraer la tarjeta ni apagar el móvil.

En pocos segundos el proceso terminará y el almacenamiento interno de nuestro móvil habrá aumentado dependiendo de la capacidad de la tarjeta insertada. Al acceder al apartado de memoria veremos como ahora el almacenamiento es superior y algunos elementos se habrán movido por sí solos.

formatear como almacenamiento interno

Un proceso que como podemos hacer es muy sencillo en los smartphones con Android stock, pero que, sin embargo, se está viendo afectado seriamente por los cambios en las capas de personalización y en las versiones de Android nuevas que se implementan. Esto provoca que nos encontramos con diferencias notables, así como un sinfín de cambios relevantes que te vamos a explicar y resolver.

¿Y qué tarjeta comprar?

Evidentemente, la de más capacidad. Si usas una de 128 GB tendrás más espacio que dedicar al almacenamiento interno que con una de 64. Pero en lo que de verdad deberás fijarte es en la velocidad de la tarjeta. No hace falta decir que a más velocidad, más rapidez de lectura y escritura.

En lo que debes fijarte es en las letras C y V de la tarjeta, que indican su clase. Tenemos C1, C2, C4, C6 y C10, o U1 y U3 o V6, V10, V30, V60 y V90. Basta con que sepas que, a mayor número y letra, mayor velocidad, por lo que te recomendamos invertir un poco más para hacerte con estas tarjetas y evitar posibles problemas de potencia en el teléfono.

Qué ventajas tiene

Uno de los principales beneficios que nos encontramos a la hora de utilizar este tipo de accesorios en los móviles Android es que nos olvidaremos para siempre por pagar de más en un smartphone con mayor capacidad de memoria interna. Solo deberemos comprar una microSD para nuestro teléfono, siempre y cuando no superemos el límite que tiene el móvil a la hora de aumentar su capacidad mediante este tipo de accesorios. Además, la manera de configurar este tipo de tarjeta ya habéis podido comprobar que no tiene ninguna dificultad del otro mundo, por lo que, en apenas unos minutos, ya habremos conseguido instarla sin mayor problema.

Pero, sin lugar a dudas, lo mejor que nos deja este proceso es una evidente mejora en el rendimiento. Cuando almacenamos datos en la memoria interna, y tratamos de recurrir a ella, la lectura se hace de forma mucho más rápida si estamos usando la MicroSD como parte del almacenamiento interno del sistema.

Y no son los únicos puntos a favor de este tipo de memorias externas, sino que el hecho de comprar una microSD no es tan caro como comprarnos un teléfono con mayor capacidad. Con el paso de los años, los precios han ido bajando, por lo que resulta muy rentable ampliar la memoria interna del teléfono mediante estos accesorios.

Los posibles problemas

Este proceso, aunque pueda parecer bastante simple, en apariencia, la realidad es que no está exento de fallos. Cuando tocamos la memoria, son muchas las cosas que pueden pasar en el teléfono y, por fortuna, también son muchas las soluciones.

Incompatibilidad de tarjeta

Existe un problema muy común que nos puede aparecer tras formatear la tarjeta. Android podría lanzar un mensaje de aviso, tras detectar que la velocidad de lectura y escritura de la tarjeta no es lo suficientemente rápida. Esto podría hacer que la carga de archivos y aplicaciones se demore o que ni siquiera nos funcione.

Las opciones en este caso son limitadas, ya que si percibimos que todo va demasiado lento, tendremos que comprar una tarjeta microSD con una velocidad de lectura y escritura superior. Este es uno de los principales motivos por el que te recomendamos comprar tarjetas Clase 10 o VX, pese a que sean un poco más caras.

microsd xiaomi

Fallos de seguridad

La seguridad es otro factor por el que usar una microSD como memoria interna en el móvil puede ser un error o el comienzo de un problema. En caso de que la tarjeta se dañe, si nuestra memoria interna se extiende hasta este accesorio, habría elementos que extraen partidos. Además, no los podríamos recuperar bajo ningún método.

Esto es algo que pone nuestros datos en riesgo si perdemos el terminal, pues alguien podría acceder a algunos datos del móvil con solo extraer la tarjeta sin tener demasiados conocimientos.

El móvil funciona más lento

Algo a tener muy en cuenta de los procesos que significan convertir la memoria externa de memoria interna o incluso mover algunas apps, es que no habrá manera de frenar el efecto que tiene esta modificación en la memoria y que se relaciona directamente con la velocidad del terminal. Ahora el smartphone tendrá que hacer un mayor recorrido y trabajar con las diferentes velocidades de las memorias para localizar archivos. Por lo tanto, el móvil podrá ser más lento en diferentes circunstancias.

movil lento tarjeta memoria velocidad

Esto es algo que al principio lo podemos notar menos. Aunque, a la larga, cuando la memoria externa se vaya llenando de archivos o de elementos del software, entre ellos archivo caché, más aparecerá. Por lo que, podría provocarnos que, en cualquier momento, nos juegue una mala pasada. En ese momento, es posible que no nos quede otra que dejar de usarla o utilizar los servicios en la nube. Aunque, también podemos cambiar de teléfono.

Por esto mismo, este es uno de los principales motivos por el que muchos fabricantes están optando por eliminar la microSD y ofrecer memorias de mayor tamaño. Sin embargo, la posibilidad está ahí y hasta que se limite por completo esta ventaja, podremos aprovecharla.

Fallos de lectura

Y no solo esto, sino que los fallos de lectura siempre pueden aparecer, y más, cuando menos los esperamos. Aunque, no son tan probables, es un riesgo que debemos saber que puede ocurrir en algún momento.

La realidad es que estos componentes no están libres de desgaste con el tiempo y, de darse el caso, lo único que puede hacer es tratar de hacer una copia de seguridad de todos tus datos, estén en la MicroSD o en la memoria interna del teléfono, y después probar otra tarjeta en el equipo.

Incompatibilidad de apps

Por último, si somos de instalar las apps en estas tarjetas, puede que no lleguen a funcionar. Aunque, es algo que, con el paso de las actualizaciones de Android, se ha ido corrigiendo, por lo que el fallo es más bien mínimo. Entre las afectadas está One UI que no nos permite convertir una microSD en memoria interna porque esto afectará la velocidad del dispositivo. Sin embargo, nos ofrece una solución alternativa, que consiste en mover apps menos pesadas o menos importantes como, por ejemplo, los juegos a la memoria externa. En cierto modo es una solución válida, dado que nuestro almacenamiento interno se quedará libre para seguir sacándole partido.

memoria Samsung

Lo único que hay que hacer por ello es colocar la microSD en el smartphone y después:

  • Acceder a la app de Ajustes
  • Menú de Aplicaciones
  • Escoger una
  • Dentro de esta tocaremos en Almacenamiento
  • Ahora nos aparecerá el botón ‘Cambiar’ para moverlo de nuestro almacenamiento al de este accesorio.

Con ello debemos tener enunciado que si quitamos la tarjeta o esta falla, no podremos usar dicha aplicación y pro ello tampoco se permiten cambios en apps relevantes.

7 Comentarios