Por qué 64 GB de memoria se quedan ‘cortos’ en tu móvil

Los problemas de almacenamiento, especialmente en los móviles Android, han sido una constante en nuestros teléfonos desde hace tiempo. La evolución de las aplicaciones y las unidades de memoria ha conseguido que cada vez las aplicaciones ocupen más espacio, al mismo tiempo que la calidad de vídeo y fotos aumentan haciendo que necesitemos más capacidad interna para alojar nuestros recuerdos. Todo ello hace que un smartphone de 64 GB empiece a sufrir ciertas limitaciones. Y será peor si tiene menos capacidad.

Cualquier persona que vaya a comprar un nuevo teléfono Android seguramente prestará una especial atención a la cámara, el tamaño de la pantalla, el diseño y el precio, pero quizá deberías pensar invertir un poco más para tener algo de espacio extra. La tecnología avanza, y ya vamos por smartphones que van por el 1 TB.

Y es que, cada vez más nos encontramos antes con el odioso mensaje de que no hay suficiente almacenamiento interno y se nos obliga a salvar nuestro contenido en la nube o en un PC, o incluso a comenzar a borrar aplicaciones para paliar esta falta de memoria, al menos por un tiempo. El principal problema de nuestros teléfonos, y que pocos aún han descubierto es la cantidad que ocupan los archivos de sistema. Por este motivo, muchos fabricantes como Motorola, Xiaomi u OPPO, integran limpiadores nativos que les ayudan a conseguir más espacio libre.

Así por ejemplo los móviles de OnePlus reservan casi 25 GB para los archivos de sistema, los de Google una cifra similar, los de Samsung 20 GB y los de OPPO en torno a los 15 GB.

Almacenamiento del Samsung Galaxy S7 Edge

¿Cuánto ocupa el contenido de nuestro móvil?

Hoy en día hay 3 elementos básicos que guardamos en nuestros móviles. Aplicaciones, fotos y vídeos. Y no por ese riguroso orden. Lógicamente, lo que más pesa son las aplicaciones, pero no podemos perder de vista los clips de vídeo en función de la calidad de grabación y la velocidad de fps a la que los hayamos capturado.

  • Aplicaciones: Por lo general las apps de mensajería y redes sociales son las más pesadas. Facebook, Instagram, TikTok, Youtube y Chrome son las más pesadas, sumando entre ellas casi 5GB de capacidad. No obstante si lo que quieres es saber cuáles de tus apps están ocupando más almacenamiento, lo mejor que puedes hacer es acceder a Google Play, pulsar sobre la foto de tu perfil y seleccionar la opción de Gestión de Apps. ahí saldrán todas las apps que tengas instaladas y el espacio que, junto con sus archivos, ocupan.
  • Vídeos: Dependiendo de la calidad de grabación, vas a «comerte» más espacio o menos. Un minuto de un vídeo en 4K pesa alrededor de 400MB, mientras que uno en 720p no llega a los 100. Debes ir ajustando su calidad para no acabar sin espacio a la mínima de cambio
  • Fotos: Son las que menos ocupan, pero las que más espacio ocupan en conjunto. Una fotografía en calidad normal puede pesar alrededor de 1 MB, pero si hacemos 100 en una semana, ya tenemos 100 MB menos de espacio.

fotos favoritas

  • Memoria caché: El ejemplo perfecto de que ‘unos pocos granos, hacen una buena paella’. Todos los datos de los sitios webs que almacenamos, descargas que ejecutamos y un sinfín de cosas que hacemos con el smartphone, se van quedando alojados en una porción de la momeara que, si bien en un principio, puede ocupar poco espacio, al cabo de los meses puede llegar a ocupar unos cuantos GB. Por eso es tan importante limpiar esta memoria del móvil de vez en cuando.

Despídete de los móviles de 16 o 32 GB

Empezaremos descartando de serie todos esos móviles que vengan de manera predeterminada con solo 16 o 32 GB de espacio interno. Y no hablemos de opciones inferiores, aunque ya apenas podremos encontrar smartphones con menos capacidades que las que os acabamos de mencionar. Pero, estas dos alternativas siguen estando muy presentes en terminales que pertenecen a una gama de entrada o media. Y es que, aunque admitan microSD porque cuentan con un slot para tarjetas externas, ya está claro que ese terminal se nos quedará corto y apenas nos durará unos años.

El gran problema es que las fotos y los vídeos que tomamos o guardamos en los smartphones van ocupando más y más espacio. Especialmente porque cada vez son mejores las resoluciones que ofrecen las cámaras de los terminales. Y si somos de aquel tipo de usuario que se niega a borrar sus archivos multimedia, y aunque va cambiando de teléfono, sigue manteniéndolos… Esos GB se te quedarán demasiados ‘cortos’ y en muy poco tiempo. Por lo que no te quedará otra de recurrir a una microSD, siempre y cuando tu teléfono te lo permita.

Por ello, os recomendamos que, si vais a cambiar a un nuevo terminal, comencéis buscando a partir de 64 GB de memoria. No obstante, a continuación, veremos las diferentes alternativas que deberemos tener en cuenta según el uso que vayamos a darle a nuestros próximos smartphones.

Cuánto espacio necesitas según el uso

El ejemplo es sencillo: los 64 GB de un móvil podrían estar casi ocupados al completo con 2.7 GB de fotos, 1.4 GB de música, 6.6 GB de juegos, 25 GB para 170 aplicaciones y, lo más llamativo de todo, 25 GB de datos de sistema. Lo malo es que esta situación se repite en casi todos los teléfonos Android lanzados al mercado a lo largo del tiempo. Y, tras las sucesivas actualizaciones de Android 10 u 11, entre otras versiones, lo cierto es que el almacenamiento del sistema ha ido ocupando cada vez más en los terminales.

Por tanto, en un smartphone de 64 GB los archivos del sistema podrían consumir hasta el 30 por ciento de su memoria asignada, es decir, más aún de lo que ocupa Windows en un PC normal y corriente. Es por ello por lo que, aunque seamos de no guardar muchos contenidos multimedia y tener demasiadas apps en el teléfono, una buena parte de la memoria interna del terminal, será para el propio sistema operativo. Y, por mucho que limpies el móvil o borres caché, este espacio siempre va a estar dedicado al sistema por lo que cuando compres un móvil con este almacenamiento, ve pensando que realmente tienes en torno a 40-50 GB reales disponibles.

tarjeta microsd en oppo

Pero ¿cuál es la cantidad perfecta para un teléfono? Esta pregunta se responde fácil y rápido. Tan solo deberemos tener en cuenta el uso que vayamos a hacer del smartphone que queramos comprar. Por ello, deberás tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Móviles de 64 GB: antes sería la opción más ideal, pero los tiempos han cambiado. Por ello, esta alternativa tan solo la recomendaríamos para aquel tipo de usuario que apenas almacene archivos multimedia en su teléfono. Además, también le valdrá a aquellos usuarios que no sean de tener cientos de apps instaladas en sus smartphones.
  • Smartphones con 128/256 GB: en la actualidad está sería, sin duda alguna, una de las mejores opciones por sus prestaciones y precio. No será demasiado caro y podremos tener infinidad de espacio. Por ello, esta será la mejor compra para los usuarios multimedia, es decir, que quieran llevar fotos, vídeos, música… en sus teléfonos.
  • Terminales con 512 GB/1 TB: aunque hace unos años parecía imposible, estas cantidades de memoria han aterrizado en los smartphones. En este caso, lo cierto es que estaríamos ante una apuesta de futuro. Porque, ahora mismo, es prácticamente imposible llenar toda esta capacidad en un teléfono. A no ser que guardes todo tipo de archivos. Sin embargo, será una buena elección, pues conseguirás tener un móvil para el día de mañana cuando tanto apps como documentos vayan ocupando más.

Lo más recomendable

En este caso, deberemos tener muy en cuenta la explicación anterior, es decir, el uso que vayamos a darle al smartphone. Sin embargo, si vas a cambiar de móvil el año que viene, puede que 64 GB sean más que suficientes. Más que nada porque podrás cambiar a un almacenamiento mayor dentro de poco.

Además, si es un móvil Android, lo más probable es que cuente con la posibilidad de ampliar su memoria a través de una microSD. Aunque, si tu idea es que el smartphone te vaya a durar entre 3 o 4 años, lo más recomendable en estos casos será optar por una memoria interna de 128 o 256 GB. Especialmente si te vas a comprar un iPhone, que nos tienen la posibilidad de introducir una tarjeta externa de memoria.

Pero ¿por qué? Al igual que os decíamos anteriormente, en los últimos años las aplicaciones, archivos propios y del sistema han aumentado de tamaño. Y, se espera, que siga ocurriendo va avanzando el tiempo. Por tanto, es probable que 64 GB sean suficientes en un corto-medio plazo, pero a los dos años siguientes, podrías empezar a tener problemas de almacenaje.

Como adelantamos, lo mejor de todo es escoger un smartphone con 128 GB en adelante, pero que cuente con el ‘Plus’ de la mencionada ranura para tarjetas MicroSd. Estas tarjetas no solo van a duplicar el espacio disponible del móvil, sino que incluso pueden cuadriplicarlo. Ten en cuenta que hoy en día los smartphones nos pueden durar de 3 a 4 años, o más, y el espacio que requieren para instalarse las aplicaciones es cada día mayor. Teniendo un hueco reservado para ampliar la memoria mediante estos accesorios, nos aseguramos estar tranquilos y librarnos de problemas de almacenamiento durante mucho tiempo.

Es por ello que es tan importante, antes de comprar un smartphone, no solo saber cuánta memoria ofrece, sino si admite tarjetas SD y de hasta qué capacidad.

¿Por qué esto no sucede en iPhone?

El hecho de que nuestros teléfonos trabajen con archivos de sistema de gran tamaño no significa que deba ocupar mucho espacio en nuestro móvil. El ejemplo perfecto lo tenemos en la competencia, concretamente en los dispositivos de Apple, ya que en iOS sucede lo siguiente.

Los críticos de Apple siempre han señalado que Apple siga vendiendo modelos de 64 GB sin opción de ampliación por MicroSD (aunque con el paso del tiempo el modelo estándar ha ido aumentando su almacenamiento de serie), pero cuando observamos que los archivos de iOS han llegado a ocupar solo 5,3 GB de espacio en algunos iPhone SE o 6 GB de memoria en otros modelos de la marca estadounidense, consiguen callar a cualquier persona que critique el espacio interno que ofrecen los iPhone.

iPhone 13 rosa cámara y pantalla

Más que nada, porque se trata de una quinta parte de lo que Android podría ocupar en otros modelos reconocidos de las grandes firmas de smartphones que tienen el sistema operativo de Google. Por esto mismo, sería bueno que Android se fijase concretamente en esto, para que el sistema operativo no llegase a ocupar tanta memoria interna del dispositivo.

¡Sé el primero en comentar!