Ventajas y desventajas del Always-On en Android

En estos últimos tiempos, hemos sido testigos de aquellas novedades de Android que llegaron como casi una ‘curiosidad’ o funciones que apenas importaban para muchos usuarios que, finalmente, se han quedado como opciones fundamentales. Nos referimos a herramientas como los modos de juego, el famoso modo oscuro y por supuesto, Always On Display.

Esta última característica está cada vez más presente en todo tipo de smartphones, pero conviene conocerla a fondo para tener claro sus ventajas e inconvenientes. Aunque la realidad es que, los fabricantes de smartphones han ido muy por detrás en el desarrollo de la eficiencia y capacidad de las baterías, al tiempo que nuestro teléfono iba necesitando más y más energía.

Por este motivo y para evitar sacrificar los sofisticados diseños, se han desarrollado fuertemente tecnologías paralelas. Ahora se potencia la eficiencia energética de los procesadores, el display, el software y por supuesto, se añaden funciones como la pantalla siempre activa, que mezclan el apartado estético con el ahorro energético.

Para qué sirve

La función Always On Display (AOD o pantalla siempre activa), es una herramienta que permite a los usuarios personalizar el panel de bloqueo de su móvil para mostrar la hora, la fecha, el estado de la batería, las notificaciones y más mientras el display está apagada. Esto tiene como objetivo, reducir el consumo energético al no tener que encender el panel tantas veces, que es lo que realmente consume más energía, al hacerse decenas o centenares de veces al día.

Su uso puede ser más o menos efectivo, dependiendo del terminal en el que se active. Esta función estaba inicialmente reservada a terminales con panel AMOLED, que solo enciende los píxeles necesarios en pantalla, aumentando así el citado ahorro y dando sentido a este modo. Aun así y en ambos casos, hay ciertas ventajas e inconvenientes de activar el AOD en nuestro móvil.

ALWAYS ON DISPLAY

Cómo se activa y configura

Por lo general, deberemos encontrar esta herramienta dentro de la configuración de pantalla del smartphone. La ruta más común es:

  • Ajustes
  • Pantalla
  • Pantalla Bloqueo
  • Always On Display / Siempre en Pantalla / Pantalla activa

always on Realme

Una vez dentro, solamente deberemos pulsar el interruptor que está dentro de este apartado para activarlo en el teléfono.

Por lo que, a partir de ese mismo momento, ya lo tendremos habilitado. Aunque, la parte más interesante, sin duda alguna, será la personalización que nos podrá ofrecer nuestro smartphone tal y como veremos a continuación. Sin embargo, este elemento dependerá fundamentalmente de la capa de personalización que use el fabricante de tu dispositivo.

Como os decíamos, algunas marcas de teléfonos nos darán más opciones que otras. Aunque, normalmente, nos deberán dejar cambiar, por ejemplo, el estilo del reloj que queramos que se muestre en el display siempre activo, así como los colores que tenga. También es habitual que las marcas que cuentan con Android nos permitan elegir entre diferentes estilos y colores.

Always On Display en móviles

Incluso, algunas capas de software nos dejarán modificar diferentes ajustes de la propia interfaz. Algunas como EMUI nos permitirán hasta poner nuestras propias imágenes y GIFS como fondo de la pantalla siempre encendida. Además, nos ofrecerán la opción de elegir aquellos accesos rápidos o información útil que queremos que aparezcan en el terminal sin necesidad de desbloquearlo. Así que, con estos sencillos pasos, habremos personalizado la apariencia del dispositivo Android a nuestros gustos.

¿Afecta a la batería?

La función consumirá más energía en los móviles de aquellos usuarios que no enciendan la pantalla demasiadas veces al día para las clásicas consultas de mirar la hora o notificaciones pendientes. Si ese es tu caso, esta función se llevará unos preciados miliamperios que no se marcharían con el panel totalmente apagado.

Ya hemos visto que el AoD mantiene una pequeña parte de la pantalla encendida incluso cuando el teléfono está en reposo, para mostrar ciertos tipos de información. La cuestión es qué cantidad de batería consume y si su desgaste es exagerado o mínimo en comparación con otras opciones del terminal. Ten en cuenta que el sistema puede reducir el consumo de batería porque consultarás tu teléfono con menos frecuencia para comprobar la hora, si has recibido notificaciones o, por ejemplo, el título de una canción.

Según algunos estudios, la pantalla siempre activa nuestros smartphones gasta, en promedio, entre el 0,60 % y el 0,75 % de la batería por hora. Esto supone menos de un 10% al cabo de 12 horas, por lo que si usas el smartphone con normalidad tampoco es algo que te vaya a afectar demasiado.

Además, ten en cuenta, que, cuando la pantalla está completamente encendida, es decir, cuando estás usando el smartphone, la pantalla siempre encendida no va a consumir un solo miliamperio de tu celda, ya que su funcionamiento se basa en ejecutarse cuando el smartphone está bloqueado.

Ventajas y desventajas

Cuando estamos configurando el sistema, es normal que nos vengan a la cabeza diferentes motivos en que podríamos usar el Always-On, al mismo tiempo que podemos pensar que su uso podría sacrificar otros aspectos del teléfono. ¿Qué es lo mejor y lo peor de esta tecnología?

Lo mejor de la herramienta

Vamos primero con los diferentes beneficios que nos trae la función del panel siempre activo a nuestros teléfonos con display AMOLED. Para empezar, podremos ver la información que hemos recibido de un vistazo. Sin duda alguna es su principal ventaja. Y es que, nos permite de un solo vistazo y sin encender la pantalla, que podamos consultar la hora, el nivel de batería o las notificaciones pendientes. De esta forma, como acabamos de ver, también podemos ahorrar energía.

Así es, tal y como hemos explicado, veremos una ventaja secundaria en el consumo de batería. Sin embargo, es relativa y puede ser encontrada también como desventaja para otros muchos usuarios como veremos más adelante. El AOD ahorrará batería a los usuarios que enciendan la pantalla demasiadas veces al día, compensando la información que ofrece el modo, comparado con la energía que gasta el display al encender el móvil y acceder a la misma información.

Además, hay ciertos momentos en los que el Always On Display puede desactivarse solo, como cuando el terminal está en el bolsillo o dado la vuelta, es decir, cuenta con una desactivación automática (o al menos en la mayor parte de los casos). Además, el sistema también puede deshabilitar esta función cuando la batería sea baja

always on display emui

A ello le tenemos que sumar que no tenemos que estar constantemente pulsando el botón de bloqueo (o la pantalla, según temas configurado el móvil) para consultar las notificaciones. A menos pulsaciones, más vida útil del botón que, al igual que otros componentes del móvil, se desgasta con el uso.

Sus problemas

Ahora es el momento de ir a los diferentes problemas o inconvenientes que encontramos al utilizar esta herramienta para el display AMOLED de nuestro teléfono Android. El primero de ellos será el consumo de batería. Irónicamente, el AOD también puede ser contraproducente. Ya hemos dicho que no es una función que gasta demasiada batería, pero gastar, gasta. Si prescindimos de usar esta función ahorraríamos en torno a un 8% de energía al día, siempre y cuando no suplamos la ausencia de la función con encender la pantalla a cada rato para consultar la hora.

Eso sí, aquí hay que distinguir entre un Always On «puro», presente en los paneles más caros, y uno «falseado». Si tenemos una pantalla AMOLED solo se van a iluminar los pixeles necesarios y notado el panel como sucedería en aquellos que tienen tecnología IPS. Por lo tanto, el consumo de batería será diferente en cada caso.

Always On Display

También debemos tener en cuenta algo que está en la cabeza de todos los usuarios. La fijación de una imagen en un panel AMOLED es una preocupación importante por si aparecen zonas quemadas en pantalla. Y es normal este miedo pues esto fue precisamente lo que sufrieron algunos usuarios en sus nuevos Samsung Galaxy 7 y S8.

Sin embargo, las versiones más modernas de estos paneles y de la función de Pantalla siempre activa, hacen que podamos usar la herramienta sin temor a la aparición de quemaduras en pantalla ya que la previsualización se mueve ligeramente o se reposiciona en el display con bastante frecuencia.

La tercera desventaja está en la privacidad. Dependiendo de la configuración, puede dejar al descubierto información sensible cuando llegan notificaciones u otro tipo de alertas a nuestro dispositivo. Esta se muestra continuamente en pantalla al alcance de la vista de cualquiera.

Por último, es cada vez más sofisticado. Esto, lejos de ser una ventaja, lo cierto es que empaña el origen en esencia del Always On Display. A medida que las diferentes capas de los fabricantes dan una vuelta a la función, esta se llena de colores, animaciones y más elementos, que, por supuesto, consumirán más y más energía de los teléfonos.

Cuando merece la pena su uso

Lo cierto es que la idea es realmente buena, siempre que el usuario haga un uso muy intensivo de las consultas en el display para que el ahorro tenga sentido.

motorola edge 20 pro always on display

No obstante, como os veníamos diciendo, su modernización, con nuevas funciones, colores o animaciones, puede hacer peligrar su esencia y que el consumo de batería se dispare. Además, tenemos que tener en cuenta que su activación sigue teniendo sentido en paneles OLED y AMOLED, mientras que otras tecnologías de pantalla no aprovecharán la función, ofreciendo una ‘falsa’ sensación de ahorro.

Dejando a un lado estos puntos negativos. Sí que será de gran utilidad para todas aquellas personas que apenas encienden el panel táctil de sus teléfonos para revisar la hora, mensajes u otras notificaciones que vayan recibiendo a lo largo del día. Todo dependerá del uso que hagamos del smartphone. Por lo que os recomendamos probarlo durante unos días y que saquéis vosotros mismos vuestras conclusiones.

¡Sé el primero en comentar!