Probamos la pantalla del Xiaomi 11T Pro. Excelente para todo

La calidad de las pantallas que se incluyen últimamente en los teléfonos de Xiaomi ha mejorado de forma exponencial. Tanto es así que se han convertido en una de las mejores del mercado, incluso los modelos que pertenecen a la gama alta. Hemos probado la que tiene el Xiaomi 11T Pro y te contamos si mantiene esta tendencia tan positiva.

El panel que se incluye en este teléfono es AMOLED, lo que en principio le permite ofrecer una buena calidad y gestión de los colores en toda la superficie de su pantalla de 6,67 pulgadas. Algo que nos ha gustado bastante es que este es un componente que no tiene curvatura alguna por lo que se aprovecha hasta el último milímetro a la hora de utilizarlo ya sea para ver un contenido multimedia o al jugar. Además, es importante mencionar que la compañía ha hecho un gran esfuerzo para ofrecer una buena resistencia, ya que incluye protección Gorilla Glass Victus (que hemos comprobado que resulta muy efectiva).

Marcos del Xiaomi 11T Pro

Para poder situarse entre los modelos más atractivos del mercado la compañía ha decidido que la frecuencia máxima de la pantalla del Xiaomi 11T Pro sea de 120 Hz, una cifra que le hace destacar a la hora de disfrutar imágenes en movimiento. Aparte, también es importante mencionar que la frecuencia de muestreo con la que se reconocen las pulsaciones alcanza los 480 Hz. Esta es una marca realmente buena y que hace que las pulsaciones se reconozcan de forma instantánea, lo que permite conseguir una experiencia de uso de lo más positiva.

¿Es de buena calidad?

Una de las primeras cosas que se deben tener en cuenta del panel integrado es que tienen una resolución Full HD, que teniendo en cuenta las dimensiones antes mencionadas permite alcanzar una densidad de 395 ppp. Al utilizar el terminal de forma habitual hemos comprobado que la definición que muestra en todo momento es muy buena, sin ningún tipo de problema en ningún punto de su superficie. Además, tampoco hemos detectado ninguna fuga de luz ni en las esquinas ni en la zona que está justo alrededor del agujero en la parte superior destinado a la cámara frontal.

Pantalla superior del Xiaomi 11T Pro

En el apartado de la representación de los colores, hay buenas noticias, ya que hemos encontrado que no existe prácticamente ninguna tendencia aberrante hacia el cálido o el frío, por lo que se muestra un muy buen calibrado en líneas generales que permiten disfrutar al máximo de cualquier aplicación en este teléfono. De todas formas, en los Ajustes del teléfono encontrarás tres configuraciones para poder variar cómo se ve la pantalla: Saturado, Estándar y Vívido. Esta última es la que creemos que mejor saca partido del panel integrado.

Sin faltarle la opción de utilizar una configuración avanzada, también podrás gestionar la temperatura del color para personalizarlo de la forma que mejor encaja con tu gusto. Por cierto, existe una opción denominada Motor de imágenes IA. Con ella se permite a la Inteligencia Artificial establecer los parámetros de funcionamiento del panel -como por ejemplo ajustando el HDR e incluso la gestión de la resolución-. Su efectividad es correcta, y es un buen añadido que con un desarrollo adecuado puede ser de lo más positivo para el usuario.

Algo que nos ha gustado mucho de este teléfono es que ofrece compatibilidad con contenidos HDR10+ e, incluso, también permite utilizar al máximo nivel Dolby Vision. Esto, sin ser algo nuevo, sí que asegura una representación de los colores con un amplio rango dinámico, algo que se agradece especialmente con los contenidos multimedia. Además, incluye soporte DRM Widevine L1 y, lo mejor de todo, es que las plataformas de reproducción en streaming como por ejemplo Netflix o YouTube reconocen esta opción sin problemas lo que da acceso a un uso avanzado de los vídeos. Gran trabajo el realizado para obtener certificaciones nada más llegar al mercado.

Un brillo potente

Este es uno de los apartados que resultan cruciales para poder disfrutar de la mejor calidad posible en todo tipo de situaciones al utilizar el teléfono, como por ejemplo en lugares oscuros o si estás en la calle y hay una alta luminosidad. El caso es que el comportamiento nos ha parecido bastante bueno en líneas generales, ya que por ejemplo si se utiliza la opción de gestión automática -que funciona muy bien- que ofrece el terminal se llega a superar los 800 nits. Una buena marca que, eso sí, no alcanza los mil.

Pantalla inferior del Xiaomi 11T Pro

Era el caso de establecer la configuración manual el pico máximo que hemos llegado a medir llega a los 505 nits, que se mantiene como una buena marca y que asegura que vas a disfrutar siempre una potencia de la imagen más que suficiente para no tener problemas en ningún tipo de situación. A destacar en el apartado del brillo mínimo, el Xiaomi 11T Pro se comporta de forma excepcional, ya que puedes bajarlo hasta los dos nits… Algo de lo que no pueden presumir muchos modelos incluyendo un gran número de los que componen la gama más alta del mercado. Excelente aquí el smartphone.

Sin problemas con la frecuencia

Como hemos indicado al principio este es un modelo que alcanza los 120 Hz, lo que significa que es capaz de mostrar una fluidez en las imágenes excelente. Existen dos pasos adicionales (60 y 90 Hz), que se puede ajustar su uso de forma manual o dejar que de forma automática el terminal seleccione qué es lo mejor en cada momento. Hemos de decir que el reconocimiento es excelente por lo que esta última posibilidad es la más recomendable para la inmensa mayoría.

Gestión de la frecuencia en el Xiaomi 11T Pro

Además, es importante mencionar que el abuso de los 120 Hz no tiene como consecuencia un drenaje excesivo de la batería, pero bien es cierto que si se baja a 60 Hz el consumo es claramente inferior. Y, esto, tiene un impacto positivo en todo lo referente a la autonomía. El caso, es que el funcionamiento que hemos encontrado en este apartado es magnífico.

Opinión de la pantalla del Xiaomi 11T Pro

Si hay algo que nos ha quedado especialmente claro al probar la pantalla del teléfono, es que la calidad que tiene el componente es excelente. Esto es así independientemente del contenido que se desea utilizar, ya que todo va a la perfección ya sea un juego lo que estás ejecutando o si deseas ver algún capítulo de tu serie favorita de Netflix. Por lo tanto, el Xiaomi 11T Pro es de los mejores terminales que hay ahora mismo en el mercado en todo lo que tiene que ver con el panel.

Teléfono Xiaomi 11T Pro en una mesa

Especialmente destacable nos ha parecido en la gran gestión del color que se realiza y, además, la inclusión de una opción en los Ajustes que permite a la inteligencia artificial encargarse de establecer los ajustes más adecuados en cada momento (y poder dar el salto de contenidos SDDR a HDR), es todo un acierto que tiene unas consecuencias de lo más positivas sin molestar lo más mínimo al usuario.

¡Sé el primero en comentar!