Prueba de la pantalla del realme GT Master, mucho más que 120 Hz

Si jugar es algo que haces habitualmente con el teléfono, son cada vez más los terminales que se preocupan por ofrecer todo lo necesario para que tengas una buena experiencia de uso al divertirte. Un ejemplo es el realme GT Master Edition, que ya hemos probado y del que te contamos la calidad que ofrece su pantalla.

Como ya viene siendo habitual en los teléfonos con sistema operativo Android, la pantalla que encontrarás en el terminal cuenta con unas dimensiones lo suficientemente grandes para disfrutar de todo tipo de contenido multimedia (algo en lo que ayuda que su relación de aspecto sea de 20:9). Hablamos de un componente de 6,43 pulgadas AMOLED que tiene una resolución Full HD+. Por lo tanto, no desentona para nada a la hora de compararlo con cualquiera de sus rivales que hay en el mercado que son aquellos que tienen un precio que ronda los 300 euros.

Agujero del realme GT Master Edition

Un detalle importante a valorar es que el agujero para la cámara frontal está situado en la parte superior izquierda. Este está bastante bien definido y, por su posición, es muy posible que lo puedas tapar mientras estás jugando… Algo que debes tener en cuenta si por cualquier motivo quieres utilizar este elemento hardware a la vez que ejecutas alguna app. Eso sí, el acabado es excelente, ya que no hemos detectado ningún tipo de fuga de luz ni tampoco sombra alrededor del círculo. Bien el trabajo realizado aquí.

Pantalla inferior del realme GT Master Edition

La calidad de imagen del realme GT Master Edition

Para comenzar hay que indicar la cantidad de píxeles que ofrece la pantalla de este teléfono que es de 409 ppp. Es un número bastante alto y que asegura una definición realmente buena, pero bien es cierto que actualmente la cifra se puede considerar en parte como estándar. De esta forma, hay que decir que se cumple perfectamente y al probar aplicaciones como el navegador o procesadores de texto hemos quedado bastante satisfechos al revisar de forma ampliada los bordes de las letras.

En el apartado de la gestión de los colores, utilizando el terminal como llega por defecto hemos comprobado que se consigue un trabajo bastante bueno en todo el espectro SRGB, lo que significa que no se alcanzó una saturación especialmente alta en ninguna situación y que tampoco hay una tendencia extraña hacia el frío o el cálido a la hora de representar las imágenes. Por lo tanto, podemos decir que el panel integrado en este realme GT Master Edition está bastante bien equilibrado y además la respuesta táctil que ofrece es lo suficientemente rápida como para convencer en cualquier tipo de situación (como no, aquí también acompañan los juegos).

Un brillo de lo más aceptable

Cumple bastante bien en este apartado el teléfono que hemos probado, pero lo cierto es que no se sitúa entre los modelos más destacados del mercado dentro de su gama de producto. Así, si gestionas este parámetro de forma manual podrás conseguir una potencia de hasta unos 420 nits, lo que en principio debe bastar para que tengas una buena experiencia de uso tanto en interiores como en exteriores (independientemente de la luz que exista en cada momento). Sin ser una barbaridad, creemos que resulta más que suficiente.

Imagen en la pantalla del realme GT Master Edition

Si por el contrario dejas que el sistema operativo gestione de forma automática el nivel de brillo -que, por cierto, reconoce de forma bastante precisa todas las situaciones- que se usa en cada momento, hay que decir que obtuvimos una marca ligeramente superior de 497 nits… siempre hablamos del pico máximo y no del funcionamiento sostenido donde la cifra es prácticamente idéntica a la antes mencionada cuando se utiliza un trabajo manual. De nuevo, bien.

Opciones de software del realme GT Master Edition

Sin llegar a ser un prodigio a la hora de ofrecer opciones para personalizar la pantalla de la forma que mejor se adapte a tus necesidades, hay que indicar que se incluyen opciones más que suficientes para poder establecer parámetros que te hagan disfrutar al máximo de la buena calidad que tiene el panel integrado en este teléfono. Un ejemplo de lo que decimos es que es posible desde establecer el giro automático de la interfaz del sistema operativo hasta modificar la temperatura del color de la pantalla de forma rápida y sencilla.

Además, no le falta el poder establecer un Modo de color de pantalla donde en nuestra opinión la mejor opción es la que viene activada por defecto (Intenso). Las otras dos no están mal, pero nos parece que en un caso se abusa de saturación (Brillante) y en otro de un pasteleo del color (Suave). Por cierto, para acceder a la opción de gestión de la Frecuencia de actualización de pantalla debes acceder al apartado Más de los Ajustes y, allí, dar uso a la opción que más te convenga.

Una frecuencia que es diferencial

El funcionamiento en este apartado del panel integrado en el realme GT Master Edition, se parece bastante al obtenido en otros dispositivos del mismo fabricante. Es decir, que puedes trabajar con la pantalla a 60 o 120 Hz de forma permanente si así lo decides mediante la configuración o, en su defecto, existe la posibilidad de utilizar una opción automática que al detectar el software que utilizas realiza el ajuste pertinente para que obtengas siempre una buena experiencia a la vez que reduces el consumo energético.

Esquina de la pantalla del realme GT Master Edition

Y es con esta última posibilidad donde hemos encontrado algunos detalles que debes tener en cuenta. Prácticamente con cualquiera que tenga un menú de desplazamiento, e incluso con el navegador Chrome, el dispositivo permite llegar a los 120 Hz y esto se deja notar porque se tiene una sensación muy buena al utilizar el dispositivo. Cuando ejecutas algún contenido multimedia o un juego el equipo por defecto baja a los sesenta, por lo que vas a tener la sensación de dar uso a un terminal “normal”. El caso, es que el funcionamiento es bastante bueno y cuando se utiliza la opción superior hemos de decir que la satisfacción es la nota predominante.

Opinión de la pantalla del realme GT Master Edition

La verdad es que hemos quedado bastante satisfechos al comprobar la calidad que ofrece la pantalla del teléfono que hemos analizado en las diferentes situaciones que se suelen dar en el día a día. El funcionamiento con los juegos es bastante bueno, así como con el resto de los contenidos multimedia, nos parece bastante destacable el buen equilibrio que ofrece la pantalla a la hora de gestionar los colores (incluso en YouTube se activa de forma automática el HDR).

Flotante del realme GT Master Edition

Con una pantalla de 120 Hz que le hace destacar frente a muchas de su competencia teniendo en cuenta el precio que tiene el realme GT Master Edition. La verdad es que la pantalla sin llegar a ser un motivo de compra tremendamente claro, sí que no hace que se descarte el hacerse con este terminal que te permite disfrutar de una calidad de imagen lo suficientemente buena para estar contento.

¡Sé el primero en comentar!