¿Tu móvil Android es auténtico o es un clon? ¡Qué no te estafen!

Las falsificaciones están a la orden del día, no solo dentro del mundo de los smartphones, ya que sucede en otros muchos sectores de la industria. Sobre todo en ropa y, por supuesto, en tecnología. Si hablamos de esta última, los teléfonos se llevan la palma. Y dentro de estos, los de alta gama y recién salidos al mercado, a veces incluso nos intentan colar móviles previos a su lanzamiento, ya que estos modelos son el objetivo principal de los timadores. Por suerte, existen diferentes maneras de saber si el Android que tenemos entre nuestras manos es auténtico o se trata de un simple clon.

Generalmente, aunque no siempre, podemos encontrar clones de modelos bastante conocidos en tiendas chinas, con un aspecto prácticamente idéntico, y por supuesto, gozando de unas características técnicas que no tienen nada que envidar al modelo original. Si a eso le sumamos que el precio es realmente atractivo, pues ya tenemos todos los ingredientes para que nos cuelen este tipo de timo.

Pantalla de un clon del Samsung Galaxy Note 9

Si llevas mucho tiempo usando móviles y en general aparatos tecnológicos, lo normal es que te des cuenta de si se trata de una copia muy rápido. Pantallas AMOLED que son sustituidas por simples paneles LCD que muestran imágenes más amarillentas, con menos resolución y unos acabados que distan mucho de la gama premium de cualquier fabricante de smartphones actual. El problema viene cuando nos encontramos con que hay falsificadores que hacen realmente bien su trabajo y son capaces de colarnos un terminal que, a simple vista e incluso manejándolo, nos cuesta saber si se trata de uno auténtico o de una réplica que no tiene nada de original.

¿Se puede saber?

Hay diferentes pistas que ya nos dejarán ver si estamos o no ante una falsificación. Pero, también habrá que tener en cuenta lo que os decíamos antes, la calidad del falsificador. Porque por mucho que tengamos una idea, si no somos auténticos expertos, será difícil que los distingamos de primeras al mirarlo o al controlarlo. Por eso, para que puedas averiguarlo, deberás comprobar los siguientes aspectos de tu teléfono Android. Aunque, en estos casos deberemos tener el dispositivo en nuestras manos.

Revisa su IMEI

Uno de los primeros puntos que deberemos mirar con lupa será el IMEI, este código es, por decirlo en pocas palabras, el carnet de identificación de los terminales. Cada smartphone tiene asignado un número único con el que se revelan diferentes datos del terminal. De esta manera podremos saber si es falso o no.

Además, en el caso de los móviles clon la realidad es que, o no tienen esta clave, o simplemente han copiado otro falso. Más que nada porque al ser copias no pasan las pruebas que se deben realizar a los smartphones para salir a la venta al público. Además de que se estaría haciendo pasar por otra marca.

IMEI números móvil

Por lo tanto, si tenemos el terminal en nuestras manos podremos conocer este número si accedemos a la app de llamadas y tecleamos el código *#06#. No hará falta que pulsemos ningún botón más, ya que será el propio smartphone en el que nos dirá el IMEI. Si no sale nada, ya lo tienes hecho, es decir, tenemos un móvil falsificado. Pero, si en tu caso sí sale, entra en esta web para ver más datos sobre el teléfono como si es el modelo correcto.

Comprueba sus componentes

Al tener el teléfono en nuestras manos también podremos revisar, gracias a las diferentes apps que existen, de comprobar los distintos componentes que vienen integrados en el dispositivo. Por lo tanto, si queremos saber si el smartphone es real o es un móvil clon deberemos pasar a instalar, por ejemplo, la aplicación CPU-Z.

CPU-Z
CPU-Z
Developer: CPUID

Dentro de este software podremos comprobar cuál es el fabricante, qué procesador lleva, la resolución de la pantalla, la cantidad de memoria RAM o el almacenamiento interno. Sin embargo, ha llegado un momento en el que los falsificadores han podido hasta manipular esa información, ya que la app saca esos datos de un archivo del sistema. Por lo que también os recomendamos mirar su potencia real.

Haz un test de su potencia

Existen apps benchmark que nos ayudarán a saber la potencia del terminal. En nuestro caso hemos probado Geekbench 5. Y es que con esta app que podemos encontrar en Google Play conoceremos en un instante si nuestro teléfono es auténtico o un simple clon. Con una serie de parámetros que mide esta aplicación, por fin podremos dormir tranquilos sabiendo que nuestro teléfono es auténtico y que nadie nos la ha colado. El proceso es bastante sencillo. Por último, solo nos quedará revisar estas características con las del supuesto dispositivo original.

Análisis de potencia de móvil Android

Por su sistema operativo

Este método lo dejamos en último lugar porque no será el más adecuado de todos. Si después de comprobar todo lo anterior seguimos teniendo dudas, no está de más revisar el sistema operativo del smartphone, así como la versión que trae de serie el teléfono. Aunque, como en otros casos, también se puede falsear mediante una ROM.

Además, no deberemos descargarnos ningún tipo de aplicación para averiguar este dato, ya que desde los propios ajustes del dispositivo nos podremos encontrar esta información. En los smartphones Android nos encontraremos su versión y sistema operativo en Ajustes > Acerca del teléfono / Sobre el teléfono > Versión de Android. Además, aquí también podremos revisar otros datos como el modelo, IMEI y la capa de personalización del terminal (si es que tiene). De esta manera, conseguiremos verificar si el móvil es falso u original.

No caigas en la trampa

Si no quieres caer en la estafa de un falsificador, será mejor que desconfiemos de páginas que ofrecen smartphones de gama alta premium a un precio de risa. Y no solo esto, sino también pueden intentar colarnos un móvil clon en webs reconocidas. Por lo que habrá que prestar atención a las reseñas y comentarios que hayan podido ir dejando los usuarios que han decidido comprar esos terminales.

También habrá que tener cuidado con las compras de teléfonos de segunda mano sin que podamos ver el dispositivo en persona. Ya que, al verlos, podríamos ver comprobar si se trata de una réplica o no. Por lo tanto, nos tiene que quedar claro que deberemos desconfiar de páginas con una credibilidad que deja muchas dudas, así como las ofertas que nos ofrecen terminales ‘top’ a precios de gama baja. Así habrá menos posibilidades de que caigamos en un timo.

¡Sé el primero en comentar!