Análisis de la cámara del realme GT Master. ¿Aprueba o suspende?

Actualmente cualquier teléfono móvil que desee tener opciones reales de venta en el mercado debe incluir una cámara principal de buena calidad. Y esto es así incluso en los dispositivos que tiene por objetivo optimizar usos diferentes, como por ejemplo realme GT Master que está pensado para ser una muy buena opción a  la hora de jugar. Te contamos lo que puedes obtener a la hora de hacer fotos y grabar vídeos.

Una de las primeras cosas que debes tener presente a la hora de valorar el terminal en este apartado, es que por un precio muy ajustado este es un modelo que incluye una cámara trasera que dispone de tres sensores. Son los siguientes:

  • Cámara principal de 64 MP con apertura focal de F:1.8, 25 mm, 0,7 µm y PDAF
  • Cámara para el gran angular de 8 MP con apertura F/2.2, 1.12 µm y 119 grados
  • Cámara para macro de 2 MP con focal de F/2.4

Si te preguntas lo que encontrarás en el componente que hay en el agujero de la pantalla, este es un elemento de 32 MP con apertura focal de F/2.5, 26 mm y 0,8 µm.

Sensores del realme GT Master

Claramente lo que más llama la atención sobre el papel del realme GT Master es la solución que ofrece el sensor principal que encontrarás en la cámara trasera, que en principio le proporciona bastante juego a la hora de gestionar las tomas y, sin duda alguna conseguirás fotografías de grandes dimensiones.

Cámara selfie del realme GT Master

Calidad de las fotos

Al utilizar de forma automática el teléfono a la hora de hacer fotos, y teniendo en cuenta que al hacer esto se utiliza de forma predeterminada 16 MP (para llegar a los sesenta y cuatro debes elegir un Modo específico en la aplicación), conseguirás resultados bastante positivos. Bien es cierto que hemos detectado que se abusa del contraste en líneas generales y por lo tanto se pierde un ligero realismo entre lo que has visto y lo que vas a tener almacenado en el terminal. No es algo dramático, todo hay que decirlo, pero se debe tener esto en cuenta, ya que también se detecta algo de sobresaturación… Algo especialmente notable si se activa por defecto el uso de Inteligencia Artificial.

Algo que sí nos ha gustado bastante en líneas generales es todo lo que tiene que ver con los detalles para ampliar las fotos que se han realizado. Así, por ejemplo, apenas existen bordes afilados cuando haces una foto donde hay líneas rectas a cierta distancia como por ejemplo los cables propios de la luz. Tampoco nos parece nada malo que haya una ausencia de ruido bastante notable, aunque no abusar del zoom sí que detectamos un cambio en lo que hemos mencionado. Nada que no sea ahora bastante habitual en los teléfonos que se pueden considerar como de gama media -si se tiene en cuenta su precio-.

Zoom y HDR

No encontrarás un sensor en el realme GT Master especialmente dedicado para conseguir mejoras en el apartado del zoom. Por lo tanto, no se debe ser muy exigente a la hora de valorar los resultados que se obtienen… pero tampoco hay que ser especialmente permisivo. El caso es que al utilizar un 2X de máximo quedamos bastante satisfechos en la práctica totalidad de las situaciones en las que utilizamos el terminal, aunque bien es cierto que la ayuda de estabilización óptica hubiera resultado de lo más útil.

Si se supera esta marca, como por ejemplo al llegar a 5X como permite la propia aplicación, aquí sí que encontramos algunas deficiencias como puede ser la aparición de un mayor ruido y una bajada de la definición. Para ver los resultados en la pantalla del teléfono o reduciendo las dimensiones de la imagen es más que suficiente, pero no se puede llegar mucho más allá.

En lo que tiene que ver con el uso de HDR aquí sí que se comporta bastante bien el dispositivo, ya que permite balancear de forma adecuada tanto en la luminosidad como el color a mostrar en la foto resultante. Por lo tanto, es una buena herramienta a la hora de mejorar las fotografías en especial si se utiliza la máxima resolución que permite el teléfono que recordamos llega a los 64 MP.

La noche y el realme GT Master

Como no puede de otra forma en la actualidad, existe un modo Noche que tiene por objetivo mejorar las fotografías que se realizan cuando la luminosidad es baja. La detección de las escenas es bastante buena y en líneas generales se consiguen imágenes mucho mejores de lo que podríamos esperar, ya que por ejemplo la definición es alta y se evitan bastantes reflejos habituales cuando existen luces artificiales (eso sí, en algunos casos aparecen ligeras sombras que no desmerecen la calidad, pero que no son esperadas).

Por cierto, que la selección de este modo de trabajo se realiza con bastante facilidad en la aplicación Cámara incluida en el teléfono. Esta, por cierto, es bastante sencilla de utilizar y tiene una gran cantidad de opciones disponibles como por ejemplo un modo Pro que permite gestionar una gran cantidad de parámetros al hacer una foto e, incluso, podrás utilizar con este desarrollo el terminal como si fuera un escáner de texto.

Grabación de vídeo

Aquí encontramos unos resultados que mantienen la línea de la gama media Android. Es decir, mucho mejor al utilizar resolución Full HD que si se asciende hasta su máximo que llega a los 4K. En general el tratamiento del color es bastante bueno, y no tiene especiales problemas con las diferentes luces que encuentres… Pero bien es cierto que los detalles podrían ser un poco mejores tanto por el día como por la noche.

Además, la ausencia de estabilización óptica se deja notar en algunos casos, ya que la electrónica que utiliza no es especialmente precisa, aunque realice un trabajo adecuado. A destacar, que si nos han gustado bastante los resultados obtenidos por el gran angular especialmente si se da uso al modo Ultra Steady Max incluido.

Opinión de la cámara del móvil

Sin ser este un teléfono especialmente dotado a la hora de hacer fotografías, sí que vas a obtener unos resultados bastante correctos si no eres especialmente exigente y que te valdrán más que de sobra para poder publicar en redes sociales e incluso enmarcar algunas de las fotografías que logres (y aquí también hay que hablar de un buen comportamiento en situaciones bastante complejas).

Trasera del teléfono realme GT Master

Evidentemente esto no es lo que te hará comprar el realme GT Master, pero para nada el smartphone del que hablamos te decepcionará y hará que no quieras ni grabar vídeos o hacer fotos con él. Por lo tanto, este es un teléfono bastante cumplidor.

¡Sé el primero en comentar!