Devuelve tus vídeos a cámara lenta a velocidad normal

Entre las muchas capacidades que nos presentan los smartphones a la hora de crear contenidos, los vídeos a cámara lenta son una de las funciones más espectaculares de las cámaras, tanto de Android como de iPhone. Poder detener el tiempo, aunque sea únicamente por unos segundos, otorga resultados que, bien captados, pueden resultar muy profesionales.

Sin embargo, cuando creamos un video a cámara lenta podemos pensar que estamos perdiendo la capacidad de generar un vídeo a velocidad normal, pero no es así. Lo cierto es que existen maneras de ajustar la velocidad a lo que necesitamos, ya sea para compartirlo con amigos, conseguir el resultado deseado o por cualquier otro motivo. Para conseguir cambiar la velocidad de un vídeo en slow-motion solo hay que saber lo que debemos realizar y te lo vamos a mostrar.

Configura su velocidad en iPhone

iOs cuenta con una herramienta escondida en su carrete de fotos que nos permite alterar la velocidad de grabación de nuestros vídeos, incluso a posteriori. Una vez que tenemos nuestro vídeo creado con su proceso a cámara lenta, tenemos que tocar dentro de la galería nativa del teléfono de Apple el vídeo deseado.

No importa la velocidad de grabación que utilizásemos para el proceso a cámara lenta, pues en cualquier caso con los siguientes pasos recuperaremos la velocidad normal a la que ocurre ante nuestros ojos:

iPhone editar camara lenta

  1. Tocamos en el editor nativo de iOS.
  2. En la línea del tiempo tenemos dos líneas, la inferior es la que selecciona el vídeo a cámara lenta.
  3. Para deshacerlo por completo tendremos que unir los dos deslizadores.
  4. Para completar el proceso solo tenemos que guardar el archivo y quedará recuperado.

Cambia la velocidad en Android

En el caso de que contemos con un móvil Android el proceso no será muy diferente, pero si hay que tener en cuenta la app con la que contamos para hacer uso de la galería y la marca de nuestro móvil. La diversidad de opciones en el panorama Android nos ofrece tantas opciones como imaginemos y no nos sirve una única solución pues cada fabricante utiliza una galería de forma nativa.

Para aquellos terminales que cuentan con Android Stock o bien que se apoyan en Google Fotos para la galería, la opción que se basa en los datos del vídeo para corregir la velocidad es muy fácil de usar. Incluso el resto de marcas que mencionamos se pueden apoyar en esta opción con solamente descargar la app en su teléfono móvil y seguir el proceso que os vamos a mostrar:

Google Fotos
Google Fotos

editar camara lenta android

  1. Elegimos el vídeo a modificar de velocidad.
  2. Pulsamos sobre editar.
  3. Ahora movemos las líneas inferiores hasta juntarlas.
  4. Comprobamos y guardamos el vídeo.

OPPO, Realme y OnePlus

La galería que utilizan estos tres fabricantes tiene muchos puntos en común y el editor es uno de ellos. Desde el propio video tan solo vamos a tener que tocar en el lápiz que da acceso al editor y a continuación llegaremos al mismo reproductor de vídeo que hemos visto en Google Fotos.

Justo debajo tenemos los controles de velocidad, que la reduciremos o juntaremos al máximo para que la velocidad de los fotogramas vuelva a restablecerse y ofrecemos el resultado deseado.

Dependiendo de la versión de sistema operativo que tengas, esto puede cambiar un poco. De hecho, en las últimas versiones lo que encontramos es un nuevo control denominado Velocidad que solo nos va a aparecer al editar un clip de vídeo. Como ves en estas imágenes, si quieres devolver a su velocidad normal un vídeo a cámara lenta, deberás situar el deslizar hacia la derecha, guardando cuando el ajuste sea el perfecto.

cámara lenta

Eso sí, solo puedes aumentar la velocidad al 50% o al doble, no más allá.

Samsung

En el caso del fabricante coreano tendremos que ir a la Galería y seleccionar el vídeo grabado a cámara lenta. Al igual que ocurre con iPhone, al grabar a cámara lenta, el terminal guarda los metadatos y toda la información necesaria para poder recuperar la grabación a velocidad normal.

edicion camara lenta samsung

Después tendremos que pulsar también sobre Editar el vídeo. Veremos cómo se muestra un interruptor naranja, que sirve para desactivar el efecto a cámara lenta del vídeo. Pero como hemos visto anteriormente, también contamos con los clásicos corchetes que pueden ser arrastrados para seleccionar el final y comienzo de la cámara lenta. Una vez más podremos arrastrarlos hasta unirlos para desactivar el efecto. En ambos casos, al finalizar, solo tendremos que guardar el vídeo.

¿Y en el resto?

Para sorpresa de muchos usuarios del panorama Android, ni los smartphones Huawei ni tampoco los terminales Xiaomi nos permiten completar este proceso. Tampoco en los del resto de marcas que no sean las que ya hemos citado. Son muchos los usuarios con móviles de otros fabricantes que se ven limitados la hora de devolver un determinado clip de video a su estado normal.

En estos casos siempre podremos recurrir a Google Fotos como hemos visto anteriormente o bien optar por otras aplicaciones de Google Play que ofrecen buenos resultados. No hay muchas, pero os las dejamos a continuación.

Ayúdate de una app

Rara es la necesidad que tengamos que no encuentre respuesta en la tienda de aplicaciones de Android. En este caso, hay a nuestra disposición una serie de apps que permiten alterar la velocidad de nuestros clips, devolviendo a su estado original vídeos en ‘slow-motion’.

Un buen par de ejemplos lo tenemos en Efectum o el Cambiador de velocidad de vídeo, unas apps que nos ayudarán a ajustar la velocidad de los contenidos generados desde el móvil. En este caso la cosa no cambia demasiado pues son apps muy pero que muy similares. Todo lo que tenemos que hacer es conceder los pertinentes permisos al almacenamiento para poder abrir los clips con cada una de las apps y, acto seguido, tan solo habrá que modificar la velocidad del video en cada una de esas zonas donde la cámara lenta se ha puesto en marcha.

Después solo tienes que exportar el video a la galería y disfrutarlo a velocidad normal.

¿Perdemos calidad?

La gran pregunta que muchos usuarios se hacen una vez que se deciden a modificar la velocidad de los vídeos es si realmente el resultado será el mismo. Para beneficio nuestro, tenemos que confiar que nada cambiará y que podremos disfrutar de un video con la misma nitidez, brillo y contraste que se mostraba a la velocidad más lenta. La cámara del móvil lo que hace para conseguir transformar las imágenes a cámara lenta es subir el nivel de los fotogramas.

movil grabando foto video mano

Donde sí notaremos diferencia seria al tratar de hacer aún más lenta la grabación, donde el resultado será pésimo si tratamos de estirar por encima del número de fotogramas con el que cuenta el vídeo. El resultado será prácticamente idéntico completando el proceso desde la galería de fotos, como con Google Fotos o una de las apps, siempre y cuando no compartamos el video y este se comprima.

De todos modos, siempre que podamos y nuestro móvil cuente con la posibilidad de serie para modificar la velocidad un vídeo a cámara lenta se recomienda hacerlo con la opción nativa de la galería. Esto es así porque si en un futuro queremos volverlo a convertirlo en un contenido a cámara lenta podremos hacerlo sin dificultad alguna con el mismo editor. Mientras que si lo movemos a una app, lo que haremos será descargar una copia con las modificaciones y si perdemos el primer archivo no habrá nada que hacer para recuperarlo.

¿Ocupa más un vídeo en cámara lenta?

Todo depende de cómo lo ajustes. La realidad es que sí, un vídeo en cámara lenta va a ocupar mucho más que un clip a velocidad normal por una simple explicación: Cuando reducimos la velocidad de un vídeo, lo que realmente hacemos es aumentar los frames por segundo, es decir, las imágenes con las que se construye el clip.

Si una grabación normal se realiza a 60 fps, a cámara lenta podemos duplicar esta cantidad de fotogramas si grabamos a 120 fps, o cuadruplicarla si grabamos a 240 fps. Imagina la diferencia con un video grabado a 960 fps como permiten alguno de los teléfonos más modernos.

Esto quiere decir que, si tomamos como referencia un vídeo grabado a 1080p a 60 fps, que ocupa cerca de 200 MB de memoria, si lo gramamos a 120 fps la capacidad necesaria para almacenarlo sería de casi 400 MB. Es por ello que, para no llenar la memoria del teléfono rápidamente, muchos móviles optan por ofrecer solo la grabación a cámara lenta con calidades más reducidas.

Así, por ejemplo, en el iPhone, un vídeo grabado a resolución de 1080p a 120 fps ocupará aproximadamente 400 MB por minuto, mientras que si grabamos a menos calidad (720p) pero más lento (a 340 fps), se ocupará algo menos, en torno a los 325 MB.

¡Sé el primero en comentar!