Probamos la batería del Xiaomi 11T, ¿mejora al modelo Pro?

La gama media es un segmento bastante complicado del mercado… y las compañías que apuestan por ella lo tienen difícil para conseguir destacar frente a la competencia. Uno de los modelos que tiene la intención de ser diferencial es el Xiaomi 11T, del que te contamos cómo responde en el apartado de la autonomía.

La verdad es que los componentes que incluye este dispositivo y que afectan de forma específica en el comportamiento del teléfono en este apartado están muy bien elegidos. Así, aparte de un procesador que no es muy exigente energéticamente hablando (un MediaTek Dimensity 1200 5G que utiliza tecnología de fabricación de seis nanómetros), hay que destacar que la batería que hay en el interior del smartphone tiene una carga de 5.000 mAh -supera a la práctica totalidad de la competencia-. Y esto es muy destacable, ya que el equipo tiene un grosor de únicamente 8,8 milímetros.

Posterior del Xiaomi 11T

Otra de las cosas que nos ha parecido muy llamativa del Xiaomi 11T tiene que ver con la carga rápida que es posible usar con el móvil. Es de las mejores que existen actualmente en el mercado, ya que hablamos de una potencia que alcanza nada menos que los 67 W -se incluye un adaptador compatible en la caja del teléfono-. Esto hace que la carga de la batería antes mencionada no sea un hándicap a la hora de realizar procesos que no requieran mucho tiempo para completarse. Ideal, por lo tanto, para los que pasan mucho tiempo fuera de casa y no tienen siempre a mano un enchufe.

Para nada defrauda

Como es lógico pensar, superar un día de uso con el Xiaomi 11T es más que posible… y no puede ser de otra forma teniendo en cuenta el hardware que incluye y hemos comentado. Además, con un uso que no es menor -reproducción de vídeo habitual y acceso a Internet de manera bastante constante con datos 5G- siempre hemos conseguido pasar una noche completa y en algunos casos superar la mañana siguiente del momento en el que se realizó la última carga completa del terminal. Por lo tanto, convence, y mucho, el Xiaomi 11T.

En las pruebas en las que la pantalla está siempre encendida, tenemos que decir que el funcionamiento es bastante bueno, pero se nota que el panel AMOLED de 6,67 pulgadas integrado consume más energía de la que esperábamos. Esto no es crítico, todo hay que decirlo, y nunca se sitúa por debajo de las 10 horas sin tener que recurrir a un enchufe. Por lo tanto, si sales de viaje podrás disfrutar de juegos, series y películas sin excesivas preocupaciones. Un detalle importante es que la versión del brillo en este apartado es buena, ya que no existen grandes diferencias de situar este a la mitad de su potencia o a casi el máximo.

La frecuencia no da problemas

El Xiaomi 11T permite subir a una frecuencia de hasta 120 Hz, y es importante conocer si hacer esto supone un gran perjuicio en lo que tiene que ver con la autonomía. Al analizar el comportamiento del dispositivo con esta configuración y con la máxima capacidad siempre activa comprobamos que el perjuicio que existe frente al uso de 60 Hz no llega ni al 8%. Por lo tanto, no hay que darle muchas vueltas al uso de la mejor posibilidad.

Es importante mencionar que un uso automático es una buena elección, ya que el porcentaje baja al 6%, pero de nuevo no observamos una gran razón para no exprimir al máximo las posibilidades del Xiaomi 11T. Aparte, no encontramos variación alguna a la hora de utilizar las diferentes configuraciones de color que permite el dispositivo en su pantalla, por lo que no hay consumo excesivo en ninguna de ellas… y, esto, son buenas noticias.

Opciones del software

No hay grandes posibilidades en este modelo frente a la competencia… y tampoco falta algo que sea de usado a la hora de gestionar de forma adecuada el consumo energético del dispositivo con la configuración deseada. Un ejemplo de lo que decimos es que están presentes los habituales Modos de ahorro que permiten sacar de más de un apuro en caso de estar con poca batería y no tener cerca un enchufe.

MIUI del Xiaomi 11T

Adicionalmente, existen posibilidades que son interesantes, como por ejemplo el poder configurar el comportamiento del sistema operativo con las aplicaciones que se quedan en segundo plano. Así, por ejemplo, si hay alguna que abusa y no debería, puedes evitar que drene de forma no deseable la batería. Como es común, también existe un gráfico de consumo histórico y una lista en la que se pueden ver las apps que más han consumido energía. Por lo tanto, se cumple, pero sin grandes alardes.

Carga rápida

Como hemos indicado antes la potencia máxima que es posible utilizar con el Xiaomi 11T llega a los 67 W, lo que le sitúa entre lo mejor de la gama media que existe actualmente. La verdad es que los tiempos que se obtienen son realmente buenos, ya que pocos modelos existen ahora que son capaces de pasar de 0 a 100 en solo 42 minutos. Estos son tiempos espectaculares… como tener muy presente que con treinta minutos llegas al 86%. Simple y llanamente espectacular.

Puerto USB del Xiaomi 11T

Algo que nos ha gustado bastante es que el control de la temperatura existente es muy bueno. En todos los casos, incluso si se exprimen al máximo las posibilidades del terminal, no hemos detectado problemas en este apartado que impidan seguir utilizando el teléfono de forma normal. Esto es algo muy positivo, ya que no todos los equipos que son más rápidos consiguen esto, y hay que valorar muy positivamente el trabajo realizado por Xiaomi con su tecnología de carga rápida.

Opinión

La verdad es que el apartado de la autonomía es completamente diferencial en el Xiaomi 11T, especialmente comparado con otros modelos que hay en el mercado con un rango de precio similar. Incluso, los resultados que hemos obtenido en las diferentes pruebas realizadas con este equipo están por delante de la versión Pro de esta gama de producto. Por lo tanto, hay que decir que queda muy bien este móvil.

Panel del Xiaomi 11T

Es todo un acierto que se incluya un cargador compatible con potencia de 67 W con el teléfono, ya que no se siguen los pasos que otros fabricantes que ya no lo suministran. Además, debido a su excelente control de la temperatura y a que la frecuencia de la pantalla no es un gran hándicap, tenemos que decir que nos ha gustado -y mucho- todo lo que tiene que ver con la batería de este dispositivo que acierta completamente con el hardware que se ha integrado.

¡Sé el primero en comentar!