Probamos la batería del Xiaomi 11T Pro, no te decepcionará

Todos los teléfonos móviles que desean tener opciones reales de venta en el mercado deben ofrecer una buena autonomía, sí el dispositivo en cuestión tiene como objetivo la gama alta de producto esto se debe cumplir con nota. Te contamos lo que encontrarás en el completo teléfono Xiaomi 11T Pro.

Con el paso del tiempo el fabricante chino ha sabido evolucionar sus productos y se ha convertido en toda una referencia, nos referimos a lo que tiene que ver con integrar una batería de gran carga en sus teléfonos y aprovecharla al máximo. Además, sus terminales -especialmente los más destacables en cuanto a características y prestaciones- también ofrecen excelentes características en lo referente a la carga rápida (que se ha convertido en la forma que han encontrado las compañías de mejorar la experiencia que tienen los usuarios al utilizar de forma intensiva los teléfonos y no quedarse colgados en el peor momento posible).

Grosor del teléfono Xiaomi 11T Pro

En el caso del Xiaomi 11T Pro lo que vas a encontrar en su interior es una batería de 5.000 mAh de dos celdas separadas, lo que significa una evolución respecto a lo que se encontraba en el primer modelo de la gama 11T que se puso en el mercado (este dispone de 4.600 mAh). Esta es una marca habitual en la gama media de producto, pero no tanto la más potente del mercado, debido al hándicap que supone en lo referente al diseño. El caso es que la firma ha sabido encontrar un buen equilibrio, ya que el grosor que tiene este teléfono es de tan solo 8,8 milímetros y el peso se queda en únicamente 204 gramos. Nada mal, por lo tanto, en lo que tiene que ver con el diseño asociado a la autonomía.

Trasera del Xiaomi 11T Pro

Autonomía ‘top’

Algo que nos ha quedado meridianamente claro al probar el terminal, y al exprimirlo con diferentes tipos de uso, es que este no es el teléfono que ofrece una mejor autonomía de todos los que hemos probado hasta la fecha… sin embargo sí que se sitúa entre los diez mejores y eso habla muy bien del terminal. Así, con una utilización habitual donde se realizan llamadas de forma espaciada y un acceso a las aplicaciones bastante constante (como por ejemplo para recibir notificaciones o navegar por Internet), siempre hemos conseguido superar el día. Sin alardes, pero el “estándar” se cumple.

Algo que nos ha parecido bastante importante ha sido la pantalla integrada en el teléfono. Esta es de una muy buena calidad y tipo AMOLED ofreciendo opciones avanzadas como por ejemplo frecuencias de 120 Hz y un brillo bastante potente que supera sin muchos problemas los 800 nits. ¿Y esto qué tiene que ver con la autonomía? Pues más de lo que se puede pensar. De esta manera al ejecutar pruebas sin apagar este componente con el brillo a una potencia media obtuvimos unos resultados realmente positivos, ya que se alcanzan las 16 horas sin dificultad. En el caso de abusar de este parámetro, las cosas no van tan bien y se reduce el tiempo antes mencionado en casi un 20%. Hay margen de mejora sin que esto llegue a ser desastroso.

Algo que sí nos ha gustado bastante es la buena gestión que se realiza, pero referente al consumo cuando se utiliza la frecuencia máxima del panel. Las marcas no bajan mucho respecto a lo antes mencionado. La media es del 7% que no está nada mal teniendo en cuenta que hablamos de un componente que tiene unas dimensiones de 6,67 pulgadas. Esto, además, habla muy bien del trabajo ejecutado por el fabricante con el Xiaomi 11T Pro en este apartado.

Un software mejorado

Hay que decir que como es habitual en MIUI -que es la personalización que emplea Xiaomi en sus dispositivos- vas a encontrar varias opciones que son interesantes con el objetivo de poder personalizar todo lo que tiene que ver con el consumo del teléfono. Y, además, usar estas es bastante sencillo, ya que se ha mejorado mucho la interfaz de usuario reduciendo los pasos para llegar a los diferentes apartados que existen en los ajustes.

Además de poder gestionar el uso de la energía que realiza cada aplicación que se ejecuta en el Xiaomi 11T Pro, lo que resulta bastante positivo especialmente cuando estas se quedan en segundo plano, tampoco faltan posibilidades como por ejemplo el tener diferentes Modos de ahorro que son eficientes (en especial la opción denominada Extrema- y pueden ser todo un salvavidas cuando te queda poca carga en la batería). Aparte, la imagen que te permite conocer el tiempo que queda de uso del dispositivo es llamativa, aunque hemos comprobado que este es un parámetro que no se debe tomar como una referencia exacta, ya que hablamos de una estimación. El caso, es que sin ser nada del otro mundo, sí que vas a encontrar las opciones que consideramos que son necesarias para cumplir.

Carga ultra rápida

Como no puede ser de otra forma el puerto que vas a utilizar en el teléfono es USB tipo C, porque no tendrás dificultad alguna en encontrar un cable de repuesto si se te ha olvidado en casa el original -lo ideal es que te hagas con un accesorio compatible con 6A para evitar problemas-. Más allá de este dato, hay que decir que la tecnología que emplea en la carga rápida el terminal se denomina HyperCharge y permite llegar a una potencia máxima de 120 W (importante, el adaptador de corriente se incluye en la caja, un excelente detalle que evitará que tengas que realizar un desembolso adicional para aprovechar esta capacidad).

Puerto USB tipo C del Xiaomi 11T Pro

En lo referente a los tiempos que hemos tomado a la hora de ejecutar procesos con el Xiaomi 11T Pro, hay muy buenas noticias, ya que puedes cargar por completo los 5.000 mAh en unos 22 minutos… una marca fantástica. Lo cierto es que estamos ante uno de los mejores teléfonos del mercado en este apartado, ya que en tan solo cinco minutos puedes pasar de 0 al 40% siempre. La verdad, es que resulta tan sorprendente como positivo lo que hemos comprobado que ofrece este terminal. Está por ver la graduación a la que se somete a la batería, pero bien es cierto que la experiencia que se consigue es tan buena que esto pasa a un segundo plano.

Opinión de la batería del móvil

Hemos quedado bastante satisfechos con los resultados que hemos obtenido con este smartphone al revisar si ofrece una buena o mala autonomía. Los tiempos son bastante correctos en todas las pruebas, por lo que cumple a la perfección. Bien es cierto que se podría esperar un poquito más con el uso intensivo, pero lo cierto es que no vas a quedar para nada defraudado en este apartado si te decides por el Xiaomi 11T Pro.

Contenido de la caja del Xiaomi 11T Pro

Si queremos destacar todo lo que tiene que ver con la carga rápida. Es simplemente brutal y creemos que el futuro de esta tecnología pasa por ofrecer tiempos como los que hemos mencionado y obtenido en las pruebas. Sinceramente, para muchos esto ya es un motivo claro de compra, ya que la tecnología HyperCharge es todo un logro.

¡Sé el primero en comentar!