Batería del Samsung Galaxy S21 FE, ¿se llega a todo con 4.500 mAh?

Una de las grandes dudas que se suelen tener con los terminales de gama alta de Samsung es si ofrecen una buena autonomía, ya que su batería no es de una gran carga… todo lo contrario que su potencia. Te contamos los resultados que hemos obtenido en este apartado una vez que hemos probado el Samsung Galaxy S21 FE.

El amperaje que encontrarás en este terminal es de 4.500 mAh. Esta marca no es la mayor que puedes encontrar en el mercado, por lo que es posible que se pueda tener alguna duda respecto al comportamiento que tiene el dispositivo del que hablamos en lo que tiene que ver con la autonomía. Por cierto, debido a la carga comentada de la batería, caben destacar dos buenos detalles: el primero es que el grosor del teléfono es de sólo 7,9 milímetros, lo que se agradece para conseguir un agarre cómodo. Además, el peso es de únicamente 177 gramos, lo que también ayuda.

Trasera del teléfono Samsung Galaxy S21 FE

Algo que creemos que es importante comentar es que este Samsung Galaxy S21 FE mantiene la línea de actuación de la compañía coreana respecto al cargador en su gama alta: no se incluye. Esto para muchos puede no ser un problema, pero no deja de ser sorprendente que en un dispositivo que tiene un precio por encima de los 700 euros no se incluya este accesorio que es muy relevante en el uso del terminal. Eso sí, la compatibilidad con todos los que hemos probado adicionales es simple y llanamente perfecta.

Sin grandes decepciones… ni sorpresas

Lo cierto es que al revisar el dispositivo al que sustituye este en el mercado, lo primero que llama la atención es que no hay cambio alguno en el amperaje de la batería… ni para mejor ni para peor. Por lo tanto, se mantiene la forma de proceder y, esto, es algo que ha influido en las pruebas que hemos realizado: ¿mejora los resultados en el tiempo de uso teniendo en cuenta el aumento de potencia que existe?

Y, lo cierto, es que el trabajo ejecutado es bueno, pero hay un ligero descenso generalizado en el tiempo en el que se puede utilizar el Samsung Galaxy S21 FE sin tener que cargarlo. Eso sí, si lo comparas con el Galaxy S21 «normal», vas a tener una experiencia de uso prácticamente idéntica. ¿Esto quiere decir que no puedes completar un día de uso con su batería llena? Pues realmente no es así, ya que prácticamente siempre lo conseguimos… pero hay una excepción. Esta es el abuso del brillo de la pantalla donde hay una bajada esperada pero evidente de los resultados.

Si el uso es balanceado, donde hay bastante navegación web, consumo multimedia y momento de descanso hay que decir que este teléfono responde bastante bien y no vas a tener decepción alguna en el apartado de la autonomía. Pero, eso sí, hay algo que es normal: el exigir mucho a este Fan Edition hace que su bajo amperaje se haga notar… Y eso que el consumo energético del hardware no es descabellado.

Software que te convencerá

No son pocos los fabricantes que suelen esforzarse poco a la hora de ofrecer opciones avanzadas que existen para la batería en los Ajustes. Pero esto es algo que no pasa con el Samsung Galaxy S21 FE. Todas las opciones que existen en Android están presentes, pero en One UI 4 -que es la personalización que tiene el dispositivo- hay posibilidades tan interesantes como por ejemplo el poder deshabilitar la carga rápida o lo que se llama Batería Adaptable que consigue una gestión del consumo de las apps en segundo plano que es simplemente perfecta. Así de sencillo.

Otra de las buenas opciones que encontrarás en este smartphone es el uso de la Inteligencia Artificial para mejorar la autonomía que se consigue con él. Esto se debe a que se establecen unos patrones de uso con el paso del tiempo que adaptan el dispositivo para que se ahorre energía cuando es posible sin que esto afecte a la usabilidad. Al probar esto hemos obtenido resultados interesantes que pueden llegar a una mejora de hasta el 7%. No es algo muy loco, pero sí que es una ayuda que merece la pena. Genial que se cumpla eso que muchas veces se vende por parte de los fabricantes -y que no siempre es cierto-: cuanto más se utiliza el teléfono, mejores resultados se obtienen.

Una carga que no es tan rápida

Este es uno de los apartados donde la firma coreana tiene que avanzar de forma decidida en siguientes generaciones, ya que el Samsung Galaxy S21 FE se mantiene como un modelo que no es un desastre, pero que no llega a niveles de excelencia… Ni mucho menos. La potencia máxima que se puede usar con este dispositivo es de 25W, muy lejos de lo que hemos visto con otros fabricantes. Bien es cierto que esto le permite un control de la temperatura excelente, pero lo cierto es que es la mayor fisura en la autonomía del equipo que hemos visto en nuestras pruebas.

Empleando un cargador propio que ofrece esta potencia exactamente, hay que decir que en 30 minutos se consigue rellenar siempre al menos la mitad de la carga de la batería. Cumple, claro (como ocurre con la hora y veinte minutos que necesita para llegar al 100%), pero claramente no es de los smartphones que destacan aquí de todos los que hay en el mercado actual… y especialmente teniendo en cuenta su precio.

Puerto USB del Samsung Galaxy S21 FE

Por suerte, este es un modelo que incluye carga inalámbrica de hasta 15W, lo que sí nos ha convencido bastante, ya que también el control del calor es magnífico. Aparte, puedes utilizar tecnología inversa para la carga de accesorios como por ejemplo auriculares (siendo esto algo que tienes que activar en los Ajustes de la Batería, lo que se debe a que por defecto está deshabilitado).

¿Es bueno o malo?

Evidentemente, no podemos decir que el Samsung Galaxy S21 FE sea un desastre, ni mucho menos. Cumple perfectamente a la hora de utilizarlo y tiene buenas prestaciones en lo referente a la autonomía, en especial en lo que tiene que ver con el software y a una carga inalámbrica excelente. Pero, lo cierto, es que la firma tiene margen de mejora… sin duda alguna.

Android 12 en el Samsung Galaxy S21 FE

Un ejemplo es el amperaje de su batería y, en especial, una carga rápida manifiestamente mejorable. Pero, con todo y con eso, lo cierto es que creemos que el teléfono no suspende en líneas generales y no hará que te tires mucho rato buscando un enchufe cuando lo utilizas de forma intensiva.

¡Sé el primero en comentar!