Todas las formas de hacer deporte con la pulsera de Xiaomi

Contar con una Mi Band en nuestra muñeca no solo nos sirve para saber la hora, el tiempo o controlar su paso que damos a lo largo del día, tenemos un completo entrenador en su interior. Es por eso que desde las primeras pulseras deportivas de Xiaomi, se han integrado varios modos deportivos para conseguir ponernos en forma sin dificultades.

A veces no cumplimos nuestros propósitos porque no sabemos realmente si mejoramos o nos mantenemos igual y es que los resultados nos dan un extra de motivación. Es por eso que la smartband de Xiaomi trata de ayudarnos a conseguir de una manera precisa los resultados de nuestra actividad física sin que nos preocupemos por ello.

Deportes según el modelo

Con cada nueva generación de la Mi Band de Xiaomi se han ido añadiendo nuevos modos de deporte. Una serie de extras que multiplican nuestras posibilidades para que más allá de medir distancias con la pulsera de actividad, también seamos capaces de controlar los entrenamientos en varias disciplinas, las que no siempre son tan habituales. Dado que cada uno de los modelos integra unas opciones, te pasamos a indicar todo lo que puede hacer cada una de ellas y que así escojas la que realmente cumple con todo lo que buscas.

mi band 5 comba

  • Mi Band: el primer modelo de la pulsera deportiva más popular únicamente podía ofrecernos el control a la hora de montar en bici o correr en interiores y exteriores.
  • Mi Band 1s: en esta generación el cambio fue menor y al no integrar pantalla, tampoco se mejoraron los deportes, manteniendo solo el running y la bicicleta.
  • Mi Band 2: aunque la pantalla se integró y mejoró el control de las actividades, los deportes seguían siendo limitados y solamente podíamos correr o practicar ciclismo.
  • Mi Band 3: con esta generación se integraron de una forma sencilla y a través de un menú hasta 4 actividades como son: Correr al aire libre, cinta de correr, ciclismo al aire libre y caminar.
  • Mi Band 4: un nuevo paso adelante llegó en esta ocasión para ofrecernos 6 modos de entrenamiento liderados por dar el salto al agua: cinta para correr, ejercicio libre, correr al aire libre, montar en bicicleta, caminar y nadar en la piscina.
  • Mi Band 5: con una mayor capacidad de controlar los entrenamientos y programar entrenamientos a nuestra medida, en este caso contamos con 11 modos de entrenamiento: correr al aire libre, caminata deportiva, ciclismo, carrera, natación en piscina, estilo libre, ciclismo indoor, elíptica, saltar a la comba, yoga y remo.
  • Mi Band 6: ya no hay prácticamente deporte que no podamos practicar y controlar la pulsera, pues en esta generación tenemos 30 modos deportivos: cinta de correr, estilo libre, running al aire libre, ciclismo, caminar, natación en piscina, máquina de remo, elíptica, ciclismo interior, yoga, saltar a la comba, baile, gimnasio interior, gimnasia al aire libre, entrenamiento por intervalos de alta intensidad, entrenamiento para el tronco, estiramientos, bolos, bádminton, boxeo, máquina de step, pilates, baloncesto, voleibol, tenis de mesa, críquet, patinaje sobre hielo, kickboxing, street dance y zumba

Formas de iniciar los deportes

Para poner en marcha el sistema de entrenamiento de la Mi Band tenemos dos alternativas que nos resultará de lo más sencillas. En todo caso vamos a controlar la frecuencia cardíaca, los movimientos y otros detalles como la medición de oxígeno en sangre desde la pulsera, lo que se combina con la opción para guardar las rutas mediante el GPS del móvil.

Actívalo desde la pulsera

En caso de que queramos hacerlo cómodamente con nuestra muñeca, solo tenemos que saber que los entrenamientos que requieren de la ubicación como por ejemplo salir a correr o montar en bicicleta. Estos necesitan que la pulsera esté conectada a través del Bluetooth a la app del móvil o de lo contrario los datos estarán incompletos. Para todo lo demás, no necesitamos que el GPS entre en acción.

Para comenzar a controlar los entrenamientos tan solo tenemos que hacer lo siguiente en la smartband:

  1. Deslizamos hacia abajo el dedo por la pantalla.
  2. Lo repetimos hasta encontrar en la pantalla el menú de Entrenamiento.
  3. Seleccionamos el tipo de actividad deportiva deseada.
  4. Configuramos nuestro objetivo si es que lo tenemos.
  5. Iniciamos el entreno.

Desde la Mi Band 3 vamos a poder usar cualquiera de estos deportes directamente desde la pulsera, aunque en el caso particular de la Mi Band 6 tenemos que escogerlo. La pulsera sólo puede ofrecernos de forma directa sin ayuda de Mi Fit hasta 11 tipos de entrenamiento y por lo tanto tenemos que marcar aquellos que más solemos practicar.

Ayúdate del móvil

Por comodidad propia también podemos iniciar un entrenamiento con el móvil desde Mi Fit. Únicamente es necesario tener el Bluetooth en encendido y que nuestra pulsera inteligente de Xiaomi esté vinculada. Tras eso, nos dirigimos a la pestaña Entrenamiento en el smartphone y seleccionamos el que queremos comenzar.

Al instante comenzará a funcionar mostrando los datos en el smartphone y a su vez en la pulsera. De este modo podemos ver rápidamente muestra evolución deportiva en la Mi Band con un giro de muñeca.

Detección automática

En la Mi Band 4 se introdujo una novedad que evita que muchas veces salgamos a entrenar sin comenzar un entrenamiento en la pulsera de Xiaomi, se llama detección automática. Como el nombre indica trata de poner en marcha la actividad que estamos practicando sin que tengamos que hacer prácticamente nada. Un extra que también está presente en las nuevas generaciones que llegaron más tarde.

Xiaomi Mi Band 5 ejercicio

Si salimos a correr, caminar o montar en bici, así como otras actividades basadas en los movimientos, la pulsera vibrará y nos preguntará si estamos entrando y queremos controlar el entrenamiento. Junto a este mensaje se acompañará una actividad reconocida a los pocos minutos mediante los algoritmos y la inteligencia artificial, la cual podemos aceptar y que por lo tanto hacer que empiece a recoger los datos de forma precisa.

Finaliza el entrenamiento

Una vez que hemos acabado el entrenamiento tenemos que finalizarlo para que las métricas y estadísticas en entrenamiento generadas por la pulsera sean precisas. Esto lo vamos a poder realizar de nuevo desde la pulsera con solo mantener el dedo sobre la pantalla o botón central, así como en la app Mi Fit sobre la notificación que aparece de forma constante o en la propia app. Después en la pulsera y en el móvil podremos ver desde los kilómetros hasta la ruta completada y otra serie de parámetros que nos servirán para controlar la evolución y compararnos.

¡Sé el primero en comentar!