Honor 8

Análisis a fondo del Honor 8

Valoración: 8 de 10

sello de Movilzona 8El teléfono Huawei Honor 8 ya es oficial en Europa, y hemos podido probarlo y conocer qué ofrece de nuevo respecto al modelo que sustituye en el mercado y si, como parece y es intención, este modelo es capaz de plantar cara por hardware y precio a los que ofrecen otros fabricantes asiáticos con dispositivos de gama alta a costes reducidos. Lo cierto, es que todo apunta en la buena dirección en este modelo.

Las buenas cifras que está ofreciendo la submarca en el mercado europeo hacen que la apuesta que se realiza con el Huawei Honor 8 demuestra que se desea potenciar, con la búsqueda de una identidad propia y sin perder de vista el dar solución a los que buscan un modelo que ofrezca potencia más que suficiente y opciones diferenciales. El caso, es que si hay un adjetivo que creemos que encaja con el terminal, este es completo. De esto, no existe duda alguna.

Foto frontal del Honor 8

Una vez que hemos probado el Huawei Honor 8, en la variante de 32 GB de almacenamiento (hay otra que ofrece 64 “gigas”) y que tiene un precio de 399 euros, estas son las sensaciones que nos ha dejado. Y, lo cierto, es que son bastante buenas y este modelo es una opción que creemos que se debe tener en consideración antes de comprarse cualquier otros modelo. Por cierto, que el sistema operativo con el que llega al mercado es Android Marshmallow, pero se ha asegurado por parte del propio fabricante que las actualizaciones serán lo más rápidas posible, siempre con la interfaz EMUI y con alguna sorpresa (como por ejemplo la inclusión de juegos o el navegador Opera, que siendo posible elegir si la instalación se realiza al configurar el dispositivo).

Diseño

Se ha dado un salto cualitativo importante en el Huawei Honor 8, ya que el aspecto que ofrece es mucho más llamativo y juvenil que el modelo al que sustituye. En acabados de diferentes colores,el terminal es tipo unibody y con acabados redondeados que hacen que el agarre sea de lo más cómodo. Quizá, se resbale un poco en la mano, pero esto es algo que se corrige rápido una vez que se utiliza el dispositivo durante un tiempo.

Con medidas bien dimensionadas, y menor grosor y más ligero que el Honor 7, es metal el material de fabricación elegido por el fabricante lo que le dota de un aspecto atractivo y a la vez Premium. La verdad es que tanto el frontal, con unos marcos muy reducidos, como la trasera acabada en cristal -con nada menos que quince capas que aseguran su  resistencia-llaman la atención.

Lineas del Honor 8

Los botones hardware están todos en la parte derecha, con un acabado diferente el propio de encendido y más alargado el de volumen. Extremadamente sólidos, ofrecen una resistencia a las pulsaciones que nos ha gustado mucho, ya que evita acciones no deseadas. En el lado izquierdo está la bandeja para las tarjetas SIM (una de ellas se utiliza para la microSD si así se desea) que encaja perfectamente con el acabado y que se manipula perfectamente.

Sin botones físicos en el frontal, lo que da una continuidad muy de agradecer. En la parte posterior la cámara principal ocupa el espacio superior izquierdo sin que sobresalga absolutamente nada de la carcasa, un diez aquí. Además, está el lector de huellas un poco más abajo de forma circular y con un acabado suave y que no desentona en el color. El funcionamiento de este es excelente y reconoce gestos y la velocidad de respuesta (con sus cuatro capas de seguridad) es realmente elevada. Además, es posible configurar acciones si se realizan diferentes acciones, como pulsarlo dos veces.

Acabado posterior del Honor 8

En la parte baja está el puerto USB tipo C y las ranuras para el altavoz, en este caso no hay perforaciones en los dos lados que pueden llevar a confusión como ocurría con el Honor 7. En definitiva, estamos ante un teléfono que ofrece un aspecto muy atractivo y que ha mejorado de forma evidente para que en este apartado resulte llamativo para el segmento juvenil especialmente, que es el objetivo prioritario del Huawei Honor 8. El caso, es que es cómodo, llamativo y con todo lo necesario para ser parte de la gama alta -quizá una curvatura algo más pronunciada en los laterales de la pantalla hubiera sido la guinda perfecta-.

Pantalla

La pantalla del Huawei Honor 8 es de 5,2 pulgadas, unas dimensiones que le hacen ser bastante grande y que no sea un problema manejar el terminal con sólo una mano. Este componente, con protección, ofrece una resolución Full HD , por lo tanto, no ha dado el salto a QHD que ofrecen otros modelos de la gama alta. Por un lado se pierde en definición, pero se gana en autonomía, ya que el panel integrado es menos exigente.

Pantalla del Honor 8

Los colores que muestra por defecto la pantalla del Huawei Honor 8 son algo fríos, pero como es posible cambiar la temperatura utilizando las opciones de la interfaz personalizada, esto se soluciona de forma rápida y sencilla. La definición es buena, ya que la densidad de píxeles se sitúa en los 423 ppp, por lo que tanto letras como imágenes se ven perfectamente.

Con unos buenos ángulos de visión, sin ser espectaculares, y un brillo potente -en ocasiones no se ajusta bien en automático, algo que se debe corregir con una actualización de software- que se agradece en exteriores donde la visualización es bastante buena, lo cierto es que este elemento es convincente y adecuado -en especial si se tiene en cuenta su precio-. Además, su integración es bastante buena y la respuesta táctil no tiene fallo alguno.

Luz directa en pantalla del Honor 8

Un detalle final a comenzar: al contrario que pasa con otros muchos terminales del mercado, el tener activada la pantalla no hace que la temperatura general del dispositivo ascienda de forma muy considerable, por lo que la manipulación del Huawei Honor 8 no se ve afectada. Esto, especialmente en verano, es algo que resulta muy positivo.

Rendimiento

El procesador que hay dentro del Huawei Honor 8 es el mismo que el que tiene el Mate 8, del mismo fabricante: un Kirin 950 (HiSilicon). Su comportamiento, gracias a los ocho núcleos que integra, es muy bueno y no se tiene en ningún momento la sensación de estar falto de potencia, ni mucho menos. ¿Compatir con la gama alta de producto como por ejemplo el Snapdragon 820? Un cara a cara no es posible, pero está muy cerca de ellos. Por lo tanto, hablamos de un terminal muy fluido que trabaja perfectamente en multitarea, lo que se consigue por sus 4 GB de RAM, que son una cantidad más que suficiente.

Resultado Basemark del Honor 8

El sistema operativo se maneja con gran soltura, incluso si se le exige a la interfaz EMUI, y lo cierto es que se “siente” siempre una buena sensación al utilizar el terminal. Además, el control de la temperatura es excelente, incluso cuando los juegos están ejecutándose. En definitiva, mucho más que solvente es el Huawei Honor 8.

Estos son los resultados que hemos conseguido en las pruebas habituales que utilizamos en MovilZona:

Comparativamente, multiplica casi por tres la capacidad del Honor 7 el nuevo terminal, y está muy por encima de dispositivos que tienen un precio similar en el mercado, como por ejemplo alguno de Motorola o de la propia Xiaomi. Por lo tanto, podemos decir que es todo un acierto la combinación elegida por el fabricante, ya que se muestra más que adecuada.

La cobertura WiFi es realmente buena, superior a la que se consigue con un Galaxy S6 Edge por poner un ejemplo. Además, el Huawei Honor 8 es compatible con LTE Cat.6 y no le falta NFC, por lo que todo está contemplado. Eso sí, el puerto USB tipo C no es compatible con el estándar 3.0, por lo que se resta un poco parte de su potencial.

Prueba autonomía del Honor 8

En lo que se refiere a la autonomía, los 3.000 mAh de la batería integrada son suficientes para que se pueda utilizar el terminal más de un día completo, algo en lo que favorece mucho el disponer de una pantalla de reducidas dimensiones y resolución Full HD. Incluso, con la pantalla encendida y sin abusar del brillo conseguimos más de 8 horas de uso continuado de forma constante. Por cierto, la recarga rápida es de la partida (en menos de hora y media se completa el proceso) y el cargador incluido es compatible.

Cámara

Aquí hay muchas similitudes con el Huawei P9, ya que el modelo del que estamos hablando incluye una cámara principal compuesta por dos sensores de 12 megapíxeles que trabajan en paralelo (uno para el color y el otro para centrarse en el blanco y negro, este último también es el responsable de la luminosidad, por ejemplo). En ambos casos hablamos de unos elementos que tienen una apertura F:2.2 y que son capaces de grabar  1080p a 60 FPS, por lo que no se llega a 4K.

Cámara trasera del Honor 8

Los resultados que se consiguen con el Huawei Honor 8 son muy convincentes y poco tiene que envidiar a muchos de los que ofrecen los modelos de gama alta, superando a muchos como por ejemplo el OnePlus 3. El caso es que la exposición es buena y la representación del color es muy natural y realista. Por lo tanto, decir que dos son mejor que uno en este caso es acertado. Además, no se aprecia ruido alguno ni aberraciones cromáticas, siempre hablamos cuando la luz es buena.

La velocidad de enfoque -donde ayuda el láser integrado- y disparo es alta, por lo que la sensación al utilizar el terminal para este cometido es buena y se consiguen resultados adecuados. En condiciones de poca luz se baja el nivel, como es habitual, pero no mucho y comprobamos que tanto el flash como los propios sensores hacen un buen trabajo sin que aparezca mucho grano, por poner un ejemplo. Un detalle: el efecto bokeh se controla sin problema alguno y los resultados son muy interesantes.

Zoom comparado del Honor 8

Estos son ejemplos de lo que es posible conseguir con el Huawei Honor 8 a la hora de hacer fotos:

Un detalla a conocer: la iluminación de la pantalla cuando se hace un selfie es potente, por lo que se consiguen resultados realmente buenos aquí, algo que le diferencia de otros dispositivos. En cuanto al software, es completo ya que dispone de un modelo Pro, por lo que es posible modificar muchos apartados, como la sensibilidad ISO o la apertura.

Para acabar de comentar las opciones de la cámara, hay que decir que las grabaciones cumplen. Se nota que no se dispone de estabilizador óptico, aunque el trabajo en conjunto de los sensores hace que no sea esto especialmente evidente. Un ejemplo de lo que es posible hacer con el Huawei Honor 8, incluso dando uso al zoom, puedes verlo en el siguiente vídeo:

Conclusión

Un muy buen terminal el Huawei Honor 8, especialmente en lo que se refiere a la relación calidad precio. Ofrece un hardware potente y un diseño mejorado que es muy atractivo. Además, la cámara ofrece un comportamiento bastante bueno y no desentona ni con los juegos exigentes. Es decir, que se mire por donde se mire no decepciona y, además, incluye emisor infrarrojos.

La interfaz EMUI, eso sí, sigue haciendo de las suyas en lo que se refiere a los recursos que consume y  el sonido es mejorable aunque no decepciona por completo. Pero, lo cierto, es que este modelo con un lector de huellas muy preciso y pantalla solvente (sin más), es una buena opción en el mercado, donde busca posicionarse como un dispositivo que desea hacerse un hueco entre los más jóvenes.

Lo mejor

  • Muy buen diseño
  • Lector de huellas de excelente funcionamiento
  • Autonomía solvente

Lo peor

  • La pantalla es Full HD
  • Sonido mejorable

Puntuación del Honor 8


Opiniones



Los campos con * son obligatorios.

1 opinión
  1. José Carlos 0
    26 Nov, 16 1:51
    8/10 La batería no es extraíble

    Lo tengo desde hoy y lo compré pensando que la batería era extraíble. No se lo que suelen durar ahora las baterías, pero hubiera preferido que llegado el momento de agotamiento se pudiese cambiar. No lo hubiese comprado de saberlo.