Los mejor y lo peor de la cámara del Xiaomi Mi 11

Xiaomi

Desde que se presentó de forma oficial el Xiaomi Mi 11, se ha hablado mucho de las mejoras que traía consigo, entre ellas dándoles mucho valor a las cámaras, pero sin embargo no es hasta el monto en verlas en acción cuando podemos comenzar a sacar conclusiones. En este caso las pruebas de cámara de DxOMark nos dejan ver esos puntos fuertes y más flojos de sus lentes.

La composición de cámaras del Xiaomi Mi 11 ya nos deja ver antes de ver sus pruebas que hay aspectos en los que cojearía y así ha sido. Aunque no hay duda de que los 108 Mpx de la cámara principal son un gran punto a su favor, cuando ponemos la mirada más allá, el no encontrarnos con un teleobjetivo lo pone en apuros antes otros competidores.

Una gran mejora para la gama alta de Xiaomi

Lo primero que observamos en las pruebas obtenidas con el Mi 11, es que por fin el fabricante ha dado un salto adelante para tratar de competir con los terminales top de Samsung, OPPO o Huawei. Ha conseguido alejarse de esas texturas para nada realistas que aprecian en sus modelos, algo que tiene mucha relación con las mejoras en el procesado de las fotos y por supuesto en los 108 Mpx de su lente principal. La distorsión también se consigue controlar con el gran angular, mantenido buenos resultados.

También se notan las mejores en cuanto al balance de blancos, donde anteriormente en China el dispositivo podía dar lo que allí se deseaba, pero sin embargo en España y otros países europeos los gustos son muy diferentes. Ahora la tonalidad de piel es más representativa de la realidad. El HDR también cumple con su trabajo, permitiendo mostrar un resultado digno en las situaciones más difíciles como puede ser el contraluz. A la hora de tomar retratos, también vemos un recorte de alto nivel. Y el vídeo junto al estabilizador óptico de imagen es  otro de los puntos a salvar que mejor se ha comportado.

Los puntos flojos de las cámaras del Mi 11

Sin duda alguna como ya veníamos avisando, la carencia está en el teleobjetivo, por lo que DxOMark ha dado una baja puntuación en las largas distancias. Perdemos ese punto añadido de mirar más allá y eso le hace situarse en la clasificación por detrás de terminales como el iPhone 12 o el propio Mi Note 10.

xiaomi mi 11 dxomark

Otros puntos negativos que ha dejado ver están en la exposición, donde el terminal sufre para encontrar la variación correcta de forma automática. Cuando carecemos de buena luz, el ruido también se hace notar en la imagen y al igual que antes se valoraba el color en la foto, es un punto negativo en el video donde aún no se han corregido todos los puntos de generaciones anteriores, tendiendo a sub exponer los resultados.

Escrito por Rubén De la Calle

Fuente > DxOMark