Crosscall equipa a las fuerzas policiales francesas con sus dispositivos rugerizados

El uso de dispositivos móviles rugerizados se ha convertido en algo cada vez más habitual en los entornos más exigentes y hostiles, como los que por ejemplo suelen frecuentar los cuerpos y fuerzas de seguridad. Es a ellos precisamente a quienes ha equipado uno de los principales fabricantes de este tipo de dispositivos, Crosscall.

Sin duda se trata de un hito a nivel europeo que podría tener réplica en más países en el corto plazo. El uso de este tipo de dispositivo está plenamente justificado por los entornos en los que pueden llegar a moverse en sus distintas tareas, los dispositivos de Crosscall precisamente ofrecen toda la resistencia necesaria para esas situaciones.

Más de 200.000 dispositivos suministrados

Un total de 200.000 smartphones y tabletas de Crosscall han sido adquiridos para suministrar a las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado francés. Un movimiento que nos da una idea de los volúmenes con los que puede trabajar el fabricante y el nivel de exigencia que puede brindar con sus dispositivos a una tarea tan compleja como la de la seguridad. Este fabricante francés obtiene así su mayor contrato, en el que se van a ofrecer a las fuerzas francesas sus teléfonos CORE-X4 NEO y sus tabletas CORE-T4 NEO.

Crosscall

Estos dispositivos acompañarán a las fuerzas francesas durante un periodo de cuatro años, que es la duración del contrato asumido por el fabricante con las autoridades de aquel país. Para ello el fabricante ha tenido que cumplir unos exigentes requisitos, como la compatibilidad con PMR (Private Mobile Radio) o superar estándares de seguridad pública o de resistencia de los terminales. Una oferta que ha llegado a las autoridades galas a través de Orange Business Services. De esta manera Crosscall alcanza un hito en su trayectoria consiguiendo su mayor contrato.

Dispositivos robustos y seguros

Eso es lo que ofrecerán a las fuerzas del país vecino los dispositivos de Crosscall. Comenzando por su resistencia, ya que estos dispositivos pueden superar los entornos más hostiles, tanto si hablamos de situaciones en las que los móviles pueden llevarse fuertes golpes, afrontar importantes caídas, o la necesidad de sumergirlos en el agua. A todas esas situaciones y otras más extremas se pueden enfrentar estos dispositivos. Además son seguros, como no puede ser de otra forma al hablar de fuerzas de seguridad, ya que se entregan con Android de stock, sin capa de personalización alguna. El estado ideal para que las autoridades del Ministerio de Interior francés añadan sus propias capas de seguridad para hacer de ellos dispositivos seguros.

Crosscall

Con estos dispositivos las fuerzas de seguridad francesas podrán acceder a herramientas de comunicación grupales como «Push to X» con la que se pueden enviar al instante mensajes de voz, texto, con fotos o vídeos. Desde estos dispositivos también se podrá tener acceso a más de sesenta app exclusivas de los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado. Pudiendo crear con ellas informes oficiales, acceder a bases de datos tanto administrativas como judiciales, así como verificar la identidad de las personas a través de sus permisos de conducir o identidad, siempre en tiempo real. Unos dispositivos que en cooperación con Orange Business Services pueden utilizarse con la solución PC STORM (comunicaciones críticas).

Crosscall

Como ha afirmado Cyril VIDAL, presidente y fundador de Crosscall «La firma de este contrato marca un verdadero reconocimiento a la innovación tecnológica que Crosscall aporta, así como a la relevante posición que nuestra marca ocupa ahora en el mercado profesional. Estamos orgullosos de apoyar a la Gendarmería y a la Policía Nacional con productos únicos que corresponden a usos que ningún smartphone convencional puede cumplir, y que apuestan por la durabilidad”

¡Sé el primero en comentar!