El último trimestre de 2020 ha cambiado por completo el mercado de los teléfonos móviles. Aún siguiendo inmersos en una pandemia que está afectando a las ventas, hay un fabricante que ha logrado alcanzar unas cifras de envíos de teléfonos de récord.

Durante el último trimestre de 2020, las ventas de Apple subieron un 22, convirtiéndose así en el mayor vendedor del mundo. No es algo que extrañe demasiado pues los últimos meses del año siempre son clave para los de Cupertino, pues es cuando lanza sus nuevos teléfonos. En el caso de 2020, una mayor cantidad de modelos y una nueva apariencia para la línea iPhone 12, los primeros dispositivos compatibles con redes 5G de Apple, han ayudado a incrementar las ventas d ella compañía, sobre todo en China.

Según los datos de IDC, se han enviado un total de 90,1 millones de teléfonos, el récord de los de Cupertino para cualquier trimestre, lo que le deja una participación de mercado global del 23,4 por ciento. Si se compara con el mismo trimestre de 2019, hablamos de casi 20 millones más de unidades.

datos IDC 2

¿Qué pasa con el resto de marcas?

Samsung suele ocupar el primer lugar de ventas de teléfonos durante todo el año excepto el cuarto trimestre y en esta ocasión se repite la situación con el Galaxy S21 como principal rival del iPhone 12. La firma surcoreana experimentó un aumento interanual del 6,2 por ciento al colocar 73,9 millones de dispositivos, lo que le otorga una participación de mercado del 19,1 por ciento.

Xiaomi, el tercer vendedor de China, vio cómo sus envíos se dispararon un 32 por ciento, colocando 43,3 millones de dispositivos en el mercado al mismo tiempo que OPPO escala hasta la cuarta posición con una subida interanual de 10,7 por ciento, según IDC.

En el otro lado de la balanza, Huawei.

Pésimas noticias para Huawei

chica con la regla y logo de Huawei

Huawei, como era de esperar, sufrió el mayor descenso en ventas de todos los fabricantes. Si Appse ha obtenido un récord en unidades vendidas, Huawei alcanza el negativo récord de caída de envíos. En un año la marca ha perdido un 42,4 por ciento, logrando colocar 32,3 millones de unidades, una cifra bastante diferente a la de 56 millones de teléfonos vendidos en el mismo trimestre de 2019.

Era inevitable que las sanciones de EE.UU implicaran un fuerte descenso en las ventas de una marca que incluso se rumorea que podría vender sus líneas de gama alta para salvarlas «de la quema». Según IDC, ahora Huawei ocupa el quinto lugar en comparación con el segundo lugar que tenía solo dos trimestres antes.

Tiempos duros para la marca.