Se confirman los peores presagios para el Google Pixel 5

Móviles

Google confirmó que el Pixel 5 estará en las tiendas (o mejor dicho, en la tienda de Google) antes de acabar el año durante el lanzamiento del Pixel 4a a principios de este mes. El dispositivo se presentará a lo largo del mes de octubre pero con una gran diferencia respecto a sus predecesores. No será un tope de gama.

Y es aquí donde nos asaltan grandes dudas. Google ha querido que su nuevo teléfono no entre en la guerra de los teléfonos más tops del mercado sino que ha decidido mantenerlo un peldaño por debajo. El Google Pixel 5 visitó el sitio web de AI Benchmark junto con Pixel 4 y Pixel 4 XL confirmando que funcionará con un procesador Qualcomm Snapdragon 765G de ocho núcleos. Esto indica que el próximo modelo contará con el soporte para la red 5G pero se quedará lejos de los buques insignia de otras marcas que montan el Snapdragon 865.

pixel 5 ai benchmark

Además la filtración también sugiere que el teléfono móvil de Google se comercializará con una configuración de RAM de 8GB. Si bien la capacidad de almacenamiento no figura en la lista, podemos esperar que la compañía ofrezca al menos un modelo de almacenamiento de 128 GB. A ello tendríamos que sumarle Android 11 como sistema operativo.

¿En qué liga juega el Pixel 5?

El sitio web de AI Benchmark no revela con qué otro hardware estará equipado el Pixel 5 por lo que no sabemos si la compañía volverá a apostar por un sistema fotográfico compuesto por una única lente en la parte trasera o si podemos ver múltiples configuraciones de cámara trasera. Además, se dice que el dispositivo llegará con una tecnología de carga inalámbrica inversa.

Pixel 5

El año pasado la marca lanzaba el Pixel 4 con el procesador más potente de 2019, el Snapdragon 855. No entendemos muy bien la decisión de Google de lanzar su sucesor con un procesador, aún con módem 5G, bastante más pobre a nivel de rendimiento. Sin perder de vista que el Google Pixel 4a ya cuesta 389 euros, más incluso que otros móviles que montan el mismo procesador que el hipotético Pixel 5, no está claro en qué terreno quiere jugar Google.

Evidentemente el smartphone costaría más de 400 euros pero teniendo en cuenta que hay móviles 5G con el procesador 865 que se quedan rondando los 600 euros, está claro que la horquilla de precios en la que puede moverse el teléfono es muy pequeña. ¿Comprarías un Google Pixel 5 con procesador Snapdragon 765G por 500 euros solo por las capacidades de su cámara?

La pelota está en el tejado de Google.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Equal Leas