¿Vas a cambiar de Android a iPhone? Esto es lo que pierdes y ganas

Android

La batalla entre todos los fabricantes y Apple, es la batalla de Android y iOS. Durante los últimos años, los sistemas operativos móviles que intentaron hacer frente a estos dos gigantes, se fueron quedando por el camino. Un móvil Android y un iPhone tienen el mismo objetivo de cara al usuario, pero son muy diferentes en su concepción y forma de operar. ¿Qué pasa por tanto cuando un usuario de Android, decide comprarse un iPhone?

Los usuarios de iPhone defienden a capa y espada iOS y las funciones de los iPhone. Aquellos que tienen un terminal Android no son menos, y tienen sus argumentos preparados cuando alguien saca a relucir su nuevo iPhone. Sin embargo, hay varias ventajas e inconvenientes “claros” cuando llevamos tiempo con un móvil Android y queremos pasarnos a iPhone, sobre todo si nunca hemos tenido ninguno.

Inconvenientes al pasar de Android a iPhone

Perderás en diseño

Este aspecto puede resultar algo subjetivo, pero es cierto que la competencia que hay en Android hace que los fabricantes se pongan las pilas. En el apartado del diseño, vemos opciones de diseños con todo-pantalla, notch desterrados, cámaras emergentes, agujeros en la pantalla. Los marcos están más apurados que nunca en los móviles Android y a nivel de diseño, o de sensación de avance, van un paso por delante de iPhone.

camara emergente del xiaomi mi 9t pro

Menos personalizable

Android está basado en el kernel de Linux, y tiene un ADN de código abierto que lo hace enormemente personalizable. Si te gusta modificar tu móvil hasta las entrañas, encontrarás más problemas en iPhone. iOS es un sistema operativo más cerrado y al que cuesta mucho más “hincarle el diente”. La red está inundada de Roms, apps de terceros y demás software creado para modificar los parámetros originales. En iPhone es más complicado llegar a este nivel.

Tecnologías punteras

Apple camina con mucho más tiento que Android. Una vez más, la competencia en el sistema operativo de Google hace que los fabricantes se lancen a la piscina con tecnologías que en ocasiones pueden no llegar a nada. No obstante, muchas de ellas llegan para quedarse. Los móviles Android ofrecen móviles con más cámaras, más megapixels, más batería, tecnología flexible… Muchas de estas tecnologías aún deben llegar a iPhone.

galaxy fold 2

Menos variedad

Si vas a comprar un iPhone comprarás los iPhone de Apple y punto. Con esto queremos decir, que la variedad de modelos y precios está supeditado a lo que vendan los de Cupertino. El ecosistema Android es tan amplio que la variedad de precios y modelos es casi ilimitado. Podrás comprar móviles desde los 50 euros hasta los más de 1.000 euros.

Ventajas al pasar de Android a iPhone

Sencillez

Los usuarios de iPhone presumen de la increíble sencillez de moverse por un sistema operativo creado a la carta y que es igual en todos sus móviles. Pasar de un Android a otro puede suponer cambios debido a las capas de los diferentes fabricantes, pero cambiar de iPhone significa seguir moviéndote como pez en el agua. Muchos usuarios que pasan de Android a iPhone tienen esa sensación de que todo es más sencillo en iOS.

eliminar apps iphone ios 13

Adiós a la segmentación

Podrás tener un iPhone con 3, 4 o más años de antigüedad, que es muy probable que se actualice a la última versión del sistema operativo. Esta es una de las enormes ventajas respecto a Android, donde es raro el fabricante que actualice la versión de Android más allá de los dos años. Se trata de un valor añadido al que más importancia debe darse para estar siempre a la última.

Menos malware

Tanto Android como iOS tienen problemas de malware. No obstante, el sistema de Google es campo abonado para el software malicioso, que se cuela constantemente en Google Play. Android es el sistema operativo más usado en el mundo, por lo que los desarrolladores de software malicioso se centran más en esta plataforma. Si pasas a iPhone podrás estar más tranquilo en este sentido, pero siempre alerta.

malware

Ecosistema Apple

No es lo mismo tener un móvil Android de una marca, un wearable de otro fabricante y un PC, que en ocasiones pueden generar problemas de compatiblidad. Apple ha conseguido crear con los años y ecosistema donde el iPhone, el Mac y el Apple Watch son como hermanos que ofrecen una sincronización perfecta. La desventaja es que para experimentarlo tendremos, además de tener el iPhone, ir completando este kit de productos Apple.

Escrito por David Girao