En estos tiempos de pandemia que estamos viviendo, primero en China y ahora a nivel global, estamos viendo caídas en la venta de smartphones sin precedentes. Algo que demuestran las ventas de móviles Sony, que si ya de por sí estaban muy tocadas, parece que la crisis del COVID-19 va a suponer todo un golpe de gracia para la firma nipona.

Lo del negocio de móviles de Sony es algo cuando menos contradictorio. Las ventas de la división de smartphones no han parado de decrecer en los últimos ejercicios, mientras que la división que fabrica componentes para otros móviles sigue siendo una de las más existosas de mercado.

Un primer trimestre lastrado por el coronavirus

Como era de esperar, y como ha ocurrido con otros muchos fabricantes, las ventas de móviles Sony han caído de manera importante durante los primeros meses del año, tal y como hemos conocido gracias a Mobileworldlive. En estos resultados se pueden apreciar unas ventas de unos 605 millones de euros, un descenso notable si lo comparamos con el mismo periodo del pasado año 2019, en el que la división de móviles Xperia cosechó unas ventas de 920 millones de euros a nivel mundial.

xperia 1 II

Por lo que el descenso de la facturación ha sido prácticamente de un tercio. Sony Electronics, la división dentro de la que se engloba el negocio de móviles Xperia, también ha sufrido un importante descenso de las ventas, de los 4.100 millones de euros del mismo periodo de 2019 hasta los algo más de 3.000 millones de euros vendidos en este primer trimestre.

El negocio de componentes de cámaras móviles mantiene el tipo

Sin duda es una de las grandes incógnitas del mercado móvil, la incapacidad de Sony para que sus móviles, y especialmente las cámaras de estos, tengan el mismo éxito que tienen sus sensores de cámara en modelos de otros fabricantes.

Xperia 1 II

Una vez más esta área de negocio no solo no ha retrocedido, sino que además ha aumentado sus ventas respecto del mismo trimestre de 2019. Porque si el pasado año consiguió vender casi 1.500 millones de euros en el mismo periodo, este año las ventas han superado los 1.800 millones de euros.

Una reestructuración de negocio que Sony espera que dé sus frutos

Este año Sony ha lanzado el Xperia II como su buque insignia, un teléfono que ha vuelto a mejorar el rendimiento de su cámara, pero que todavía se queda un peldaño por debajo de la de sus oponentes. Precisamente hace unos meses Sony abordaba una reestructuración de su negocio, agrupando varias divisiones que hasta ahora trabajaban de manera independiente en una sola. Altos responsables de la compañía han achacado a una falta de coordinación y colaboración entre áreas de negocio clave.

Sony Xperia 1 II

Como la división de cámaras fotográficas Alpha de la compañía y la división de móviles Xperia, como el problema de fondo para que las cámaras de sus móviles sean competitivas. Ahora teóricamente estos equipos trabajan juntos, algo que se debería notar en la calidad de las cámaras de estos móviles en el futuro, veremos si finalmente esta nueva estrategia es capaz de dar un golpe de timón a la trayectoria decadente en las ventas de móviles Sony Xperia en los últimos años.