Samsung Galaxy S10 5G: todo sobre su autonomía, capacidad y velocidad de carga

Móviles

El Samsung Galaxy S10 5G se caracteriza por ser el primer terminal de la marca surcoreana en ser compatible con las nuevas redes 5G que se han empezado a implantar en las principales ciudades de España desde el pasado verano. Este terminal es algo más que un Galaxy S10 con 5G, pues incluye diversas mejora en el apartado fotográfico, en el tamaño de pantalla y en la batería, que alcanza la nada despreciable cifra de 4.500 mAh, y sobre la cuál os vamos a contar todos los detalles.

Este nuevo terminal de gama alta de Samsung llegó con Android 9 Pie como sistema operativo bajo la capa One UI, que sustituyó a Samsung Experience. Junto a esta nueva capa de personalización, han llegado cambios significativos a nivel de interfaz, rendimiento y funcionalidades, así como varias formas de ahorro de batería. Por ejemplo, podremos cambiar el modo de rendimiento del equipo, pudiendo elegir entre «Optimizado», «Ahorro de energía media» o «Ahorro de energía máximo». Incluso, dispondremos de un modo de «Ahorro de energía adaptable» que permite establecer automáticamente el modo del rendimiento en función de nuestros patrones.

Batería del Samsung Galaxy S10 5G

El Samsung Galaxy S10 5G llega con una batería que alcanza los 4500 mAh, superando en 400 mAh los 4100 mAh del Galaxy S10. Esta batería supone la más alta capacidad de un móvil Samsung de gama alta, y en todo su catálogo queda igualada con la del Galaxy A70 de gama media. Esta batería cuenta con compatibilidad con súper carga rápida de hasta 25W, así como con compatibilidad con carga inalámbrica y carga inalámbrica reversible, por lo que podremos cargar otros dispositivos que dispongan de carga inalámbrica.

Frontal y trasera del Galaxy S10 5G

Autonomía

Con esta batería de gran capacidad, podemos hablar de una autonomía más que suficiente para poder abarcar el día por completo. Su duración variará en función de nuestro uso y sobre en gran medida de la resolución de la pantalla. No olvidemos que estamos ante un terminal con pantalla QHD+, lo cual es una gran ventaja en el apartado multimedia, pero que drena de manera considerable la duración de la batería, siendo difícil las cinco horas de pantalla encendida. Por el contrario, si bajamos la resolución a FullHD+, los resultados son bastante mejores y se consigue superar con solvencia las siete horas de pantalla.

Carga rápida

El Galaxy S10 5G incorpora un sistema de carga rápida que alcanza los 25W, con el cuál podemos alcanzar el 55% de carga de la batería en apenas media hora según los resultados de nuestro análisis, llegando a alcanzar el 100% en poco más de una hora. También podremos optar por una carga inalámbrica Qi a 15W, una muy buena velocidad inalámbrica, que es la misma que otros terminales usan como carga rápida por cable. Mediante esta carga inalámbrica tardaremos en cargar al completo la batería en poco menos de dos horas y media, lo cual es un muy buen resultado.

Trasera del Galaxy S10 5G

¿Será suficiente para aguantar la conexión 5G?

Es algo pronto para poder responder a esta pregunta, ya que la tecnología 5G aún está muy verde y su disponibilidad es muy escasa, por lo que no sabemos qué tal podrá aguantar con un día de uso constante de 5G. Es de imaginar que con un uso intensivo el rendimiento de la batería disminuya en mayor medida que con el uso de 4G o el WiFi, si bien no podemos descartar qué con futuras actualizaciones, una vez dicha tecnología se vaya ampliando cada vez más, se consiga que la perdida se menos acusada.

Escrito por Fran Castañeda