Comparativa Samsung Galaxy A30 vs Galaxy A50: ¿en qué se diferencian?

Comparativa

La nueva serie Samsung Galaxy A abarca está compuesta de un buen puñado de terminales que abarcan varios rangos de precio y características técnicas. En ocasiones las diferencias son sutiles y en otras más acentuadas. En cualquier caso, el usuario lo tiene más difícil que nunca para decantarse por un modelo u otro. Hoy vamos a ver las principales diferencias entre el Samsung Galaxy A30 y el Samsung Galaxy A50 para arrojar algo de luz sobre sus principales diferencias.

Samsung lo ha dejado claro con la serie Galaxy A, a mayor número mejores prestaciones y por tanto mayor precio. De esta forma contamos con opciones desde el modesto Samsung Galaxy A10, hasta el sofisticado Samsung Galaxy A80 o el futuro Galaxy A90 con 5G. En el caso del Samsung Galaxy A30 y el Galaxy A50, encontramos muchas similitudes pero algunas diferencias que son clave.

Samsung Galaxy A30 Samsung Galaxy A50
Pantalla 6,4 pulgadas FullHD+ (2340 x 1080 px) SuperAMOLED, panel Infinity-U

6,4 pulgadas FullHD+ (2340 x 1080 px) SuperAMOLED, panel Infinity-U

Tamaño y peso 158,5 x 74,7  x 7,7 mm /165 gramos

158,5 x 74,7  x 7,7 mm /166 gramos

Procesador Exynos 7904 Octa-Core Exynos 9610 Octa-Core
RAM 3/4 GB 4/6 GB
Almacenamiento 32/64 GB 64 / 128 GB
Cámara Dual de 16 Mpx con f/1.7 + 5 Mpx con f/2.2 y flash LED dual
Frontal de 16 Mpx con f/2.0
Triple de 25 Mpx con f/1.7 + 5 Mpx con f/2.2 + 8 MP con f/2.2 y flash LED dual
Frontal de 25 Mpx con f/2.0
Conectividad 4G VoLTE, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n  y USB Type-C 4G VoLTE, Wi-Fi 802.11 a/b/g/n  y USB Type-C
OS Android 9 Pie

Android 9 Pie

Batería 4.000 mAh con carga rápida de 15W 4.000 mAh con carga rápida de 15W
Precio Desde 249 euros Desde 253 euros

Hermanos gemelos

En el apartado del diseño y viendo sus dimensiones, peso y tamaño de pantalla, podríamos considerarlos prácticamente hermanos gemelos. Los dos cuentan con un panel Super AMOLED FullHD+ de 6.4 pulgadas, con un notch en forma de gota que sirve para alojar la cámara frontal. Solo un gramo de diferencia separa el peso de ambos terminales, que disponen de un grosor de 7.7 milímetros.

Samsung-Galaxy A50 frontal y trasera

El procesador es clave

Cuando nos fijamos en los procesadores ya encontramos la primera gran diferencia. El Samsung Galaxy A30 monta un Exynos 7904 de 14 nm frente al Exynos 9610 del Galaxy A50 fabricado en un proceso de 10 nm. No solo podemos esperar un mejor rendimiento en el Galaxy A50, sino una mejor gestión de la energía por parte del procesador, pese a que los dos terminales integren la misma batería. Ambos terminales pueden coincidir en versiones con 4GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno, pero el Galaxy A50 se desmarca de su hermano al ofrecer una variante con 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento.

Cámaras

Al dar la vuelta a los equipos vemos cómo el Galaxy A50 se ha sumado a la moda de la triple cámara trasera, con tres sensores de 25+5+8 megapixels y un cuarto sensor frontal para selfies de 25 megapixels. El Galaxy A30 luce, como era de esperar, una configuración más modesta con una doble cámara trasera de 16 megapixels + 5 megapixels y un sensor frontal para selfies de 16 megapixels.

 

galaxy a30 y galaxy a50 camaras

Android y batería

Los dos terminales se mueven bajo la batuta de Android 9 Pie con la capa One UI y disponen de la misma batería de 4.000 mAh con carga rápida de 15W. Aunque la gestión de la energía es más eficiente en el chip del Samsung Galaxy A50, la autonomía final dependerá del uso de cada usuario ya al tener la misma resolución y tamaño de pantalla, su duración debería estar muy pareja.

Precio y conclusiones

En este caso no tenemos dudas, ya que en estos momentos podemos encontrar ambos terminales a un precio muy similar. El Galaxy A30 lo encontramos en estos momentos por 249 euros mientras que el Samsung Galaxy A50 está disponible por unos 253 euros. Si la diferencia es tan pequeña, no cabe duda que debemos lanzarnos a por el Galaxy A50. En caso de encontrados con un Galaxy A30 con 4 GB  de RAM y 64 GB de almacenamiento, y un Galaxy A50 con la misma configuración, y si existe una diferencia de precio sustancial a la baja a favor del Galaxy A30, puede merecer la pena llevarnos el más modesto de los dos.

Las diferencias entre ambos terminales se centran principalmente un mejor procesador y un sensor más en el caso el Samsung Galaxy A50. Si eres un usuario medio y poco exigente con juegos, el Galaxy A30 es tu candidato. No obstante y como decimos, siempre que se encuentren a un precio como el indicado en estos momentos, la decisión es más que sencilla.

Escrito por David Girao