Después de las estafas en WhatsApp: suplantación de identidad en Google Maps

software

Cuantas más medidas de seguridad aplicamos en nuestros teléfono, más se agudiza el ingenio de los delincuentes para tratar de hacerse con nuestros datos, por no hablar del riesgo en que logran poner incluso nuestro dinero. El ejemplo perfecto lo tenemos en la nueva actividad descubierta en la India, donde se está comenzando a suplantar la identidad de los bancos por medio de Google Maps.

No hace falta ser un hacker con grandes conocimientos para suplantar identidades en Google Maps, ya que la propia aplicación de navegación de Google cuenta con una laguna que posibilita la edición de datos de contacto de un negocio de forma más que sencilla. Aprovechando que en Google Maps, los datos de contacto de un establecimiento pueden ser editados por cualquier persona, un grupo de usuarios con sede en Thane han estado poniendo sus propios números de contacto y conseguir que los clientes que les llamen para revelar detalles de su cuenta privados.

Nueva estafa circula por WhatsApp utilizando a Spotify

Suplantando identidades en Google Maps

La policía del país ha señalado que si uno busca el contacto de un banco en Google, los resultados incluyen la página de Google Maps. Sin embargo, la información de contacto en la página, tal como la dirección y número de teléfono, puede ser editado por cualquier persona como parte de la política de contenido generado por los usuarios de Google.

banco google maps

Hemos recibido al menos tres quejas del Banco de la India (BOI) durante el último mes. En los tres casos, inmediatamente notificó a las autoridades en Google.

Un peligro real

Aunque en España aún n ose han dado casos, se trata de un peligro potencial, pues muchos usuarios y clientes de bancos usan el móvil para buscar datos de sus bancos y, desde Google Maps, pueden estar obteniendo un número falso. Al llamar a este teléfono para realizar sus consultas, en realidad pueden estar hablando con un ciberdelincuente que, bajo cualquier pretexto, puede manipular al usuario para que éste revele detalles privados como sus números de identificación personal o el número CVV de sus tarjetas de crédito, algo que pueden usar para realizar compras online.

La estafa funciona en aquellos casos en que las empresas suplantadas no hayan suministrado sus datos a Google, por lo que es improbable que en España pueda suceder lo mismo en el caso de los bancos, pero existen multitud de comercios y servicios que pueden verse afectados por esta suplantación de identidad y, consecuentemente, todos sus clientes.

Escrito por Miguel Martínez