El procesador Exynos 9820 es oficial, así es el corazón del Samsung Galaxy S10

Samsung

La compañías Samsung ha anunciado de forma oficial lo más importante del procesador Exynos 9820, un modelo que es el que se utilizará en los terminales de gama alta que la firma coreana ponga en el mercado en 2019. Por lo tanto, hablamos de un componente que será parte del Samsung Galaxy S10 y, también, del Galaxy Note 10.

Este SoC será el que se integre en los modelos que se pongan en regiones como Asia o Europa, por lo que es interesante conocer lo que incluye en España ya que el Samsung Galaxy S10 utilizará el Exynos 9820. Uno de los detalles más interesantes que ofrece este componente es que tiene elementos que trabajan de forma específica en tareas e de Inteligencia Artificial, por lo que hablamos de la existencia de un chip NPU (Unidad de Procesamiento Neuronal) y según la compañía es siete veces más rápido que su predecesor en este tipo de tareas -y, evidentemente, le permite competir con los Kirin de Huawei-.

Diseño y características del Galaxy S10: así lo vaticinan las últimas filtraciones e imágenes conceptuales

Novedades en el interior del procesador del Samsung Galaxy S10

Esto se debe por la apuesta que se ha realizado por el uso de tres conjuntos de núcleos (que suman ocho en total) en el interior del Exynos 9820. La estructura es tipo Tri-Cluster que se compone de lo siguiente: dos elementos de gran potencia personalizados de Samsung; otros dos que utilizan arquitectura Cortex-A75; y, finalmente, un conjunto de cuatro Cortex-A55 que son los que se dan uso en trabajos menos exigentes. El objetivo de esto es conseguir un  mayor ahorro de energía al funcionar y, especialmente, que los trabajos de un único núcleo sean más eficientes (según la firma ha mejorado en un 15%, con picos de hasta un 40%).

Interior del procesador del Samsung Galaxy S10

Por cierto, que otro detalle a tener muy en cuenta es que la tecnología de fabricación que se ha utilizado en el procesador del Samsung Galaxy S10 es de ocho nanómetros (LPP FinFET). Esto no llega a las opciones que ofrece alguna de su competencia, pero es un avance significativo desde el Exynos 9810. Esto le permite al nuevo componente ahorrar energía al trabajar y, también, obtener un mayor control en la temperatura que se genera.

Imagen del Exynos 9820

En lo que tiene que ver con la GPU integradas, la elección es una Mali-G76 MP12. Este componente es muy potente y permite una ejecución de juegos avanzados con un nivel de talle y opciones de procesamiento muy superior a lo que ofrece la Mali-G72 MP18 que estaba presente en el smartphone al que sustituye el Samsung Galaxy S10.

Algunos detalles finales que son importantes en el Exynos 9820

Un ejemplo de esto es que este procesador es compatible con grabaciones de una calidad que asciende hasta los 8Ka 30 cuadros por segundo, lo que puede ser algo que permita el Samsung Galaxy S10. Aparte, en lo que tiene que ver con la fotografía se ofrece compatibilidad con trabajos a 4K a150 frames por segundo y se incluye un nuevo ISP avanzado que permite hasta el uso de cinco sensores para las cámaras.

Imagen Exynos 9820 del Samsung Galaxy S10

En las opciones de conectividad lo más interesante en nuestra opinión es que el módem LTE-A es Cat.20 (sin compatibilidad con 5G NR), que permite descargas con velocidades de hasta 2 Gbps. Es importante comentar que el procesador del Samsung Galaxy S10 ofrece soporte con RAM LPDDR4X y que el almacenamiento puede ser UFS 3.0, que ofrece un rendimiento de lo más interesante.

El Samsung Galaxy S10 no tendrá escáner de iris, se apuesta todo al lector de huellas

Escrito por Iván Martín

Fuente > Samsung