El procesador del Samsung Galaxy S9 podría llegar a más móviles (y no de Samsung)

Samsung

Samsung por fin parece haberse dado cuenta del ingente mercado que puede encontrar en la competencia. Actualmente la marca ya vende componentes para teléfonos móviles como pueden ser módulos de cámara o paneles OLED para dispositivos (incluso de Apple), pero los procesadores para smartphones aún son un producto -casi- exclusivo de su catálogo de teléfonos.

Parece que pronto la marca coreana pasará a competir directamente con Qualcomm y MediaTek para impulsar los teléfonos móviles de otros OEMs, entre los que destaca, curiosamente ZTE, quien recientemente dejaba de vender sus móviles como consecuencia de sus problemas legales en Estados Unidos. Pero no es el único fabricante que pronto podría comenzar a usar los famosos chips Exynos de Samsung.

Ha sido la agencia Reuters quien ha informado que Samsung está en conversaciones con varios fabricantes de teléfonos inteligentes para comenzar a suministrar procesadores de su marca Exynos. De esta forma podríamos llegar a ver incluso el Exynos 9810, procesador del Samsung Galaxy S9, impulsando móviles de marcas que serían competencia directa de Samsung. Pero los números son los números y está claro que el negocio de la telefonía móvil no es el único que da beneficios al fabricante.

Ya se han dado los primeros pasos en este camino en el pasado, pues algunos móviles chinos esconden en su interior procesadores de Samsung. Ejemplos de ello son el Meizu M6S, móvil que aloja un chip Exynos Serie 5, así como algunos modelos de Lenovo.

Samsung y otros OEMs

Inyup Kang, jefe de la división System LSI de Samsung, acaba de afirmar que la compañía está “hablando con todos los OEM” sobre el suministro de chips. Aunque todavía no se ha llegado a un acuerdo con ZTE, una de las marcas que podría aprovecharse de esta nueva estrategia, u otros fabricantes, se espera anunciar un nuevo cliente para los chipsets Exynos en la primera mitad de 2019.

Parece que Samsung podría aprovechar la incertidumbre en torno a ZTE como una oportunidad para llevar sus chips Exynos a más dispositivos, tomando la situación con el fabricante chino como un campo de pruebas para este nuevo camino que la compañía puede iniciar. Probablemente el primer chip Exynos en impulsar smartphones de la competencia no sea el procesador del Samsung Galaxy S9, pero desde luego la puerta está abierta “de par en par” para que esto suceda en un futuro muy cercano, la igual que sucedería con otras CPUS de Samsung de gama alta.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Reuters