El iPhone del futuro: Pantalla curva y control sin tocar la pantalla

Apple

Este año deberíamos conocer hasta 4 nuevos terminales de Apple. Un nuevo iPhone de 4 pulgadas que sería el sucesor del iPhone SE, así como 3 variantes del iPhone X entre las que encontraríamos un iPhone X Plus. Sin embargo, el iPhone del futuro ya va tomando forma y podemos tener un primer contacto con algunas de sus características.

No es la primera vez que hablamos de un iPhone con pantalla plegable como forma de distanciarse de la competencia. No obstante hay que recordar que a estas alturas son varios los analistas que pronostican la llegada del primer smartphone plegable de Samsung para este mismo año. Se habla de que el primer iPhone flexible llegaría para 2010, pues aún la marca tiene que trabajar en esta tecnología y aún deberán pasar, al menos, en dos generaciones más de iPhone.

Ahora se ha publicado en Bloomberg un nuevo informe esta mañana donde se habla sin reparos del iPhone del futuro y las novedades que integrarán los smartphones de Apple en los próximos años. En 2017 se ha dado el salto al formato de pantalla completa, y de nuevo el display será la gran renovación de los modelos de los próximos años.

Según los últimos datos, Apple estaría trabajando en una pantalla que se curva hacia adentro “gradualmente de arriba hacia abajo”. Esta sería la principal diferencia con los topes de gama de Samsung, los cuales se curvan hacia abajo y hacia los bordes de la pantalla.

iphone x

Controlar el iPhone sin tocarlo

La segunda gran novedad del iPhone del futuro la encontramos en la forma de utilizarlo. El informe habla de una característica de control sin contacto, algo que podríamos definir como la posibilidad de ejecutar gestos frente a la pantalla que permitirían a futuros propietarios de los iPhone de los próximos años navegar por iOS. No es que se trate de una tecnología muy novedosa, pues marcas ya han trabajado con estos sistemas en el pasado con resultados bastantes decepcionantes.

No obstante parece que esta tecnología avanzará lo suficiente en los próximos años como para que Apple la tenga en cuenta para sus futuros dispositivos de gama alta. Además esta función de control sin contacto se conseguiría gracias al propio hardware de la pantalla, y no por medio de sensores ubicados en el terminal.

El informe también tiene tiempo para recordar que este año veremos un iPhone X Plus de 6,5 pulgadas con panel OLED, al mismo tiempo que anuncia el lanzamiento de un iPhone X con panel LCD más barato.

Escrito por Miguel Martínez

Fuente > Bloomberg